La vicepresidenta Gabriela Michetti mostró que no tiene techo a la hora de hacer papelones. Primero llegó tarde a recibir al presidente francés Emmanuel Macron. Luego quiso alardear con un francés que nadie le entendió.

Michetti creyó que les hablaba en un francés de excelencia, pero ni Macron ni su esposa Brigitte llegaron a entender una palabra de las que pronunció, y sólo alguien alcanzó a interpretar que la vice de Mauricio Macri alguna vez visitó París.

La segunda autoridad máxima de la Argentina arrancó mal con la recepción al mandatario galo, que arribó al país para participar de la cumbre del G20, puesto que llegó al aeropuerto cuando Macron y su esposa ya estaban subiendo al auto oficial, luego de haber sido recibidos y saludados por autoridades aeroportuarias de nulo rango político o diplomático.

Las versiones indican que Michetti se equivocó y se fue a otro lado a recibirlos y, advertido de ello, un colaborador debió retener al presidente de Francia y a la Primera Dama para que demoren su ingreso al automóvil asignado.

Pero en la web del canal de cable TN, que siempre acude a salvar los estropicios oficiales de Macri, su vice o cualquier otro funcionario, le dio lugar a Michetti a que explicara el motivo de la demora: “Pasó algo raro ahí. Nosotros estábamos con una persona de protocolo de cancillería y con el embajador de Francia y el vicecanciller. Nosotros teníamos que esperar que nos dijeran «ahora», estaba todo cronometrado, en teoría. Y cuando nos dijeron «ahora», vamos, y cuando llegamos el presidente ya se estaba metiendo en el auto”.

Michetti remató la explicación con un comentario, en diálogo con TN Central, que le habrá parecido jocoso: “Me imagino que se deben haber sentido muy raros cuando bajaron y no había nadie”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

Antorchas contra el tarifazo y el ajuste de Macri

La Marcha de las Antorchas contra el Tarifazo en Rosario fue tan masiva como se esperaba –