El Canaya buscará ante Gimnasia La Plata, en el estadio Islas Malvinas de Mendoza –desde las 21.10, bajo el arbitraje de Patricio Loustau– echar por tierra la malicia que lo persigue en la instancia final del certamen federal. Televisa TyC Sports.

Rosario Central es el club del fútbol argentino que más partidos disputó en Copa Argentina, debido a que alcanzó la instancia máxima en cuatro oportunidades de las últimas cinco que se jugaron. Pero de nada servirá ese dato positivo, si de una vez por toda no puede coronar el semestre con el tan ansiado título.

Además de la gloria, la conquista del trofeo tendrá como premio extra la clasificación a la próxima edición de la Copa Libertadores de América. El auriazul intentará volver a gritar campeón luego de 23 años, siendo la última vez la Copa Conmebol de 1995, mientras que el Lobo tuvo su última alegría en 1994, luego de la obtención de la única edición de la Copa Centenario.

El entrenador Edgardo Bauza avisó que tiene todos sus jugadores a disposición, aunque aclaró que Leonardo Gil no llega al ciento por ciento. “Va a arrancar como titular seguro, veremos si puede completar el partido”, advirtió en conferencia de prensa desde Mendoza. Germán Herrera, goleador Canaya en este campeonato, esperará su oportunidad en el banco de suplentes.

De esta manera, la formación que dispondrá el Patón será con: Jeremías Ledesma; Gonzalo Bettini, Matías Caruzzo, Óscar Cabezas y Alfonso Parot; Washington Camacho, Néstor Ortigoza, Gil y Federico Carrizo; Marco Ruben y Fernando Zampedri.

Se hizo camino

De flojo andar en la Superliga, Rosario Central encontró su fuerte en la Copa Argentina, en la que debió superar cinco instancias para llegar a la final. En ese recorrido ganó dos partidos en los 90’, ante Juventud Antoniana de Salta y Newell’s, nada menos; mientras que los otros tres triunfos fueron en definiciones por penales, frente a Talleres, Almagro y Temperley. Convirtió 10 goles, de los cuales 4 fueron del Chaqueño Herrera, el máximo anotador del equipo.

Una Copa de lo mejor para Bauza

“Sería el mejor título de mi carrera porque soy hincha del club”, sostuvo Edgardo Bauza en declaraciones a la prensa durante su arribo a Mendoza. El Patón se consagró campeón del Torneo de Primera como futbolista y, ya en el rol de director técnico, ganó en dos oportunidades la Libertadores (con San Lorenzo y Liga de Quito) y logró la Recopa Sudamericana.

Sin embargo, el valor que tendría la conquista de la Copa Argentina con Rosario Central es mayor porque “sería el primero en lograr un campeonato como jugador y como entrenador en la institución”, destacó el DT.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Info

Dejá un comentario

Sugerencia

Central brinda con la Copa en alto

Ya se acerca noche buena, ya se acerca navidad, para todos los Canayas, un regalo espectac