La diputada provincial Silvia Augsburger reclamó la adhesión de la provincia a la iniciativa que se aprobó en el Congreso nacional para que funcionarios de los tres poderes del Estado reciban formación en materia de género.

Tras las innumerables denuncias por abusos sexuales y distintas agresiones contra las mujeres, los legisladores nacionales aprobaron la Ley Micaela que apunta a crear el Programa Nacional Permanente de Capacitación Institucional en Género y Violencia contra las Mujeres, con el objetivo de capacitar y sensibilizar en la temática a todos los funcionarios públicos.

En ese marco, el espacio Igualdad y Participación presentó un proyecto para que Santa Fe adhiera a esta ley que lleva el nombre de Micaela García, víctima de un femicidio ocurrido en la ciudad entrerriana de Gualeguay. «La capacitación en género es una demanda del movimiento de mujeres que lleva años”, remarcó Augsburger, autora de la iniciativa junto a su par Rubén Giustiniani.

“Es necesario que las personas que toman decisiones y aplican políticas públicas puedan comprender que el modo en que varones y mujeres somos socializados determina roles diferenciados jerárquicamente, en el cual el rol femenino se construye subordinado al rol masculino. Y así, entender los estereotipos que obstaculizan la aplicación correcta de las leyes y en definitiva impiden la construcción de una nueva sociedad en donde el sexo no sea un criterio determinante para el acceso a los derechos y a las oportunidades en la vida», manifestó la legisladora.

El proyecto plantea que las personas que ocupen cargos jerárquicos o de dirección –cualquiera sea la forma de designación– en el Poder Ejecutivo; cargos de representación en el Poder Legislativo o desempeñen tareas de asesoramiento técnico en ese ámbito; cargos a partir del rango de secretario en el Poder Judicial; cargos a partir de Defensor Adjunto en el Servicio Público de la Defensa Penal; o cargos a partir de Fiscal Adjunto en el Ministerio Público de la Acusación, deberán acreditar formación en perspectiva de género. Se establece, además, que el Estado deberá garantizar esta capacitación dictándola por sí mismo o a través de convenios con instituciones.

En ese sentido, la iniciativa plantea que la formación en perspectiva de género incluye como contenido mínimo la legislación provincial, nacional y las convenciones internacionales en las que Argentina sea parte, que guarden relación con la temática y también la comprensión del fenómeno de los estereotipos y discriminaciones de género, por orientación sexual o identidad de género y la particular forma en que se expresan o impactan en cada área específica.

«Es necesario dar respuesta ya al reclamo social expresado en el Ni Una Menos, en el Vivas Nos Queremos, y en el más reciente Mirá Cómo Nos Ponemos. Nuestra iniciativa busca producir un impacto a corto plazo hacia el interior de las estructuras burocráticas, una toma de conciencia masiva de las y los agentes del Estado acerca de la gravedad que significa una mujer muerta cada treinta horas en Argentina y la urgencia de cambio para empezar a revertir esta realidad que ya no se tolera más», agregó la diputada.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

El bautismo de fuego de Alberto

El rol del mandatario electo en la salida de Evo sano y salvo de Bolivia fue determinante