El senador Miguel Ángel Pichetto volvió a pronunciarse en contra de un desafuero de la ex presidenta, y consideró “un exceso” la prisión preventiva dictada por Bonadio. Por su parte, Cristina le apuntó a Macri y a Clarín.

El jefe del interbloque Argentina Federal en el Senado, reiteró su posición en contra de un posible desafuero de Cristina Fernández de Kirchner tras el pedido de prisión preventiva, fundado en un posible riesgo de fuga, dictado por el polémico juez federal Claudio Bonadio.

“La ex presidenta es senadora, tiene su domicilio, ha comparecido todas las veces que ha sido requerida”, sostuvo el legislador que rompió relaciones con el kirchnerismo tras la asunción de Mauricio Macri.

Al respecto, Pichetto aseguró que el procesamiento de la ex mandataria en la llamada causa de las fotocopias –en la que además se redujo la caracterización del delito de asociación ilícita para empresarios ligados al gobierno macrista– “me parece un verdadero absurdo, un disparate, un exceso”.

Por último, el senador rionegrino insistió en que “la prisión preventiva es un mecanismo de pena anticipada, como ya lo dijo el presidente de la Corte Suprema de Justicia”.

Una vez conocido el fallo de la Cámara Federal que confirmó su procesamiento, Cristina advirtió en su cuenta oficial de Twitter que toda esta movida fue “a pedido de (Mauricio) Macri, Cambiemos y Clarín”.

La senadora nacional por Buenos Aires comparó la resolución del tribunal con una nota de la semana pasada del diario Clarín y dijo que la Cámara “hizo exactamente lo que publicó” el matutino.

“Digo yo: ¿Dónde se escribirán las sentencias? Todo a pedido y a medida de Macri, Cambiemos, Clarín y sobre todo: el desastre de la economía. Partido Judicial a la carta”, subrayó la ex mandataria en redes sociales.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

24M: Una marcha masiva y con duras críticas a Macri

A 43 años del inicio de la última dictadura cívico militar, los entidades de derechos huma