De acuerdo a datos aportados por la cámara del sector, todos los segmentos presentaron retrocesos debido a la recesión que está atravesando la economía argentina. Las ventas navideñas minoristas también se derrumbaron.

La fuerte caída que viene registrando el consumo a lo largo del año por efecto de la devaluación y la inflación repercutió también en las compras de Navidad y, en ese contexto, las ventas de juguetes registraron una caída de casi 20 por ciento con relación a 2017.

En términos generales, todos los segmentos han presentado retrocesos debido a la recesión que está atravesando la economía nacional, según advierte el informe elaborado por la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ).

La comercialización de artículos del segmento denominado Primera Infancia registró una baja del 16,8 por ciento, mientras que los didácticos y material educativo cayeron 15,3, siendo los dos rubros que acumulan más del 40 por ciento de participación en el mercado.

La venta de juegos de mesa experimentó en la medición interanual una baja del 16,8 por ciento, en tanto que las de autos y camiones, observaron un retroceso del 17,5.

Los que registraron mayores caídas –aunque tienen poca relevancia en el mercado– fueron los instrumentos musicales de juguete, con un derrumbe del 33,8 por ciento, y juguetes con radio control y motor incorporado, con el 31,8.

Fiestas poco felices para minoristas

Las ventas navideñas en los comercios pymes cayeron 9 por ciento frente a la misma fecha del año pasado, medidas en cantidades. El ticket promedio se ubicó en 870 pesos, un 31,2 por ciento por encima del mismo período de 2017, según un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came).

En los locales al público, las ventas bajaron 10,6 por ciento, mientras que en la modalidad online subieron 4,3. De todos modos, como la participación aún es baja, no alcanzó a compensar la fuerte caída en los comercios físicos, explicaron desde la entidad.

“Fue una Navidad muy tranquila. Hubo descuentos muy agresivos de las grandes cadenas comerciales y en los shoppings que le quitaron público a los negocios de barrios, avenidas o centros a cielo abierto, y a aquellos con menos margen para hacer política de precios”, lamentaron desde Came en referencia a los resultados de la medición realizada entre el 22 y 24 de diciembre en 2.380 comercios pequeños y medianos del país.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Santa Fe: Cavallero insiste en denunciar la inseguridad y el lavado de dinero

El diputado provincial Héctor Cavallero ratificó a través de un mensaje contundente las de