Como en los 90, por las políticas de ajuste están en riesgo de cerrarse los institutos de profesorados y tecnicaturas. Sólo en el instituto de Tostado estudian más de 600 jóvenes de esa región.

Lunes 7 de enero, a las 9 de la mañana. Son la fecha y hora programadas para que docentes y estudiantes del norte y centro santafesinos se reúnan en la sede de Amsafé Tostado (Belgrano 1140). La idea es analizar cómo afecta el ajuste que impulsan las políticas nacionales en el nivel superior de la educación. “Estamos preocupados porque solamente aquí en el instituto de Tostado estudian más de 600 jóvenes de la zona”, alerta a Redacción Rosario, el secretario seccional de Amsafé, Sergio Toloza.

Este Primer Encuentro del Norte se presenta como una “Jornada en defensa de la educación pública superior de la provincia”, donde se reunirán estudiantes y docentes de los departamentos 9 de Julio, Vera, General Obligado, San Cristóbal y Castellanos. La organización está a cargo de la delegación sindical de Tostado, Amsafé Provincial y la Ctera. Participan activamente los centros de estudiantes.

Es pleno enero, la sensación térmica en varias zonas de la provincia ronda o supera los 45°, también en Tostado, la localidad cabecera del Departamento 9 de Julio, ubicada a casi 500 km de Rosario y muy cerca del límite con la provincia Santiago del Estero ¿Por qué reunirse en este momento del año, en pleno receso de verano? “Es una preocupación que viene desde fines de 2018, de lo que vemos pasa con el ajuste que impulsa Nación para los institutos, más a partir del acuerdo con el FMI”, dice el profesor Toloza, delegado seccional de Amsafé Tostado.

“En el norte estamos lejos de todos lados: de Reconquista, Rafaela o Santa Fe. Nuestra matrícula es muy importante: son más de 600 estudiantes de la zona quienes siguen una carrera aquí”, señala sobre lo que los distancia de otros centros urbanos y posibilidades de estudio, y respecto de quienes se forman en alguno de los profesorados o de las tecnicaturas del Instituto de Educación Superior N° 9 “Profesor José María Scalenghe”, de Tostado.

Hasta ese centro de formación, que incluye un anexo en Villa Minetti, llegan jóvenes de varias localidades del norte santafesino. “Ya es un sacrificio para muchas familias enviar a estudiar a sus hijos hasta aquí, imaginate si se cierra y tienen que moverse hasta otro lugar más lejos. Significaría restringirles la posibilidad de tener una carrera de nivel superior”, considera Toloza.

El encuentro de este lunes 7 de enero tiene el objetivo de analizar cuál es la situación en especial de los institutos de formación docente, y qué pasa en la provincia de Santa Fe. “Vamos a discutir los riesgos que plantea el ajuste, qué pasa con las acreditaciones de las que se vienen hablando, y de qué manera podemos defendernos de lo que pueda pasar”, anticipa el dirigente de Amsafé.

Los temores que plantea no son infundados. Hay antecedentes cercanos en la creación de la UniCaba en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que dejó en peligro de cierre a 29 institutos, también en las declaraciones de varios funcionarios de alto rango a nivel nacional que han expresado en más de una oportunidad que “sobran profesorados”. Y, además, en la reciente creación de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación de Institutos de Formación Docente (Coneafod), ya denunciada por la Ctera por la irregularidad de su constitución. Un organismo de neto corte evaluador, que al mejor estilo de la reforma educativa de los 90, se propone achicar en el nivel.

“Que no ocurra como pasó en los 90”, advierte Sergio Toloza para recordar cómo la reforma menemista terminó con el cierre de cientos de institutos en todo el país, con los mismos métodos que ahora usa Cambiemos. Repasa entonces cómo en esa década lograron frenar este avance en la provincia con “La marcha de los 100 pueblos” que se organizó en defensa de la educación pública, o también –entre otros ejemplos– con los recursos de amparo presentados por estudiantes de los profesorados, que en el caso puntual de Tostado salvar el instituto.

Para analizar la compleja situación, el programa del encuentro de este lunes 7 de enero comenzará con un informe detallado sobre la política de ajuste a nivel nacional, conocer qué está pasando en las distintas provincias y particularmente en Santa Fe. “Desde la provincia sostienen que no van a adherir a la política de ajuste, pero nunca sabemos. Tenemos que estar en estado de alerta para que no se cierre ninguna carrera”, manifiesta Toloza.

En el encuentro están invitadas a participar Gabriela Qüesta, integrante de la junta directiva de Ctera, y María José Risso, secretaria de nivel superior de Amsafé provincial, entre otras educadoras.

Por estos días en que se proyecta ese encuentro pedagógico y sindical, las altas temperaturas que se registran no dejan afuera al norte santafesino. A lo que se suma la preocupación permanente que el agua que baja de Santiago del Estero inunde la zona. El gran desmonte que afecta a la región también incide para que la sensación térmica ronde los 45°.

“La idea de este encuentro era hacerlo en diciembre, pero no pudimos concretarlo. La verdad es que puede llamar la atención que nos juntemos un 7 de enero, pero la mayoría no se fue de vacaciones, ha llegado muy ajustada con el salario. Y ni el mes ni el calor son un impedimento. La preocupación de docentes y estudiantes es muy grande”, concluye el delegado seccional.

Nota relacionada:

Alesso: “Están en riesgo de ser cerrados los institutos de todo el país”

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Trabajadores de Télam reclaman a un año de los despidos

La agencia de noticias estatal brinda este miércoles un servicio limitado por la medida de