Desde la Asociación Gremial de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Rosario adelantaron que peligra el inicio del ciclo lectivo “si no se atienden los reclamos del gremio” que exigirá “salarios ajustados a la escalada inflacionaria”.

La secretaria general de COAD, Laura Ferrer Varela, anticipó que “puede verse comprometido el inicio de clases” en la casa de altos estudios en caso de que el sector no tenga unas paritarias acorde a las necesidades.

Por lo pronto, el ciclo lectivo universitario tiene como calendario el mes de febrero para mesas de exámenes, y comienzo de marzo para inicio de clases. Pero “si no se atienden los reclamos del gremio de una paritaria nacional docente y de salarios ajustados a la escalada inflacionaria, puede haber dificultades”, planteó la dirigente sindical.

“La realidad docente se encuentra peor que en 2018, que en 2017 y que en 2016”, aseguró Ferrer Varela, y añadió: “Este año nos encontramos con aumentos salariales sumamente bajos, con una cláusula de revisión de alrededor del 20 por ciento, que fue lo que perdimos por la inflación, que se tiene que dar ahora en enero, pero que todavía no sabemos qué va a pasar. Y otra que va a ser en marzo, es decir que aún hay pendientes dos ajustes”.

La titular del gremio de docentes universitarios remarcó que “no tener paritaria nacional es tremendo porque nos deja a merced de un salario mínimo vital y móvil que fija el gobierno nacional, que es totalmente ficticio”. Y por último, remató: “Estimamos que marzo va a empezar igual que años anteriores, con paro y movilización de todos los sectores educativos”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Rodenas se ríe de Cambiemos

La vicegobernadora electa y compañera de fórmula del triunfador en Santa Fe, Omar Perotti,