La Trova Rosarina, mítica agrupación de músicos locales, vuelve a reunirse para representar a Santa Fe en el Festival de Cosquín 2019.

“Tenemos que seguir haciendo lo que mejor sabemos hacer: cantar”, dijo este miércoles Adrián Abonizio, integrantes de la Trova Rosarina, durante la presentación de la delegación que representará a Santa Fe en el tradicional Festival de Cosquín, edición 2019.

Como anticipo del regreso de la Trova, el 26 de este mes en el escenario Atahualpa Yupanqui, sus miembros se reunieron este miércoles en la Sala Lavardén para la presentación oficial.

La ministra de Innovación y Cultura, María de los Ángeles González, dijo que “Cosquín será una fiesta para la sensibilidad y los sentidos, y una celebración por 35 años en democracia”.

La Trova Rosarina que participará del evento está compuesta por Adrián Abonizio; Juan Carlos Baglietto; Jorge Fandermole; Fabián Gallardo; Silvina Garré y Rubén Goldín.

Abrirán el festival el sábado 26 junto a los músicos Adrián Charras (teclados y acordeón); Juancho Perone (percusión); Leonardo Introini (bajo/contrabajo); Julián Baglietto (batería) y Claudio Cardone (teclados y dirección musical).

Baglietto agradeció la decisión del Ministerio de Innovación y Cultura de convocarlos para integrar la delegación oficial y destacó que “el festival tiene una enorme importancia en todo el país” y dijo que espera, junto a los demás integrantes de la trova, “ofrecer un show que llegue a toda la gente que se acercará a la plaza desde distintos lugares del país”.

A su turno, Fandermole recalcó el “compromiso de todos para ofrecer un concierto de la mejor manera posible. El Festival de Cosquín tiene una importancia por la historia, por el modo en que fue creciendo y es un ícono dentro de la música popular. Estar en el escenario Atahualpa Yupanqui, representando a Santa Fe es algo que nos llena de orgullo”.

Silvina Garré remarcó que “será una experiencia única e inolvidable” y que cantar con sus compañeros “siempre es un placer. Estoy muy orgullosa de ser parte de la Trova Rosarina y al tener diferentes estilos se creó una música nueva y una poesía original”, finalizó.

Abonizio dijo que el trabajo realizado a lo largo de tantos años se ve reflejado en el día a día. Si bien la construcción de La Trova tuvo su costado azaroso, el trabajo realizado por cada uno de ellos se refleja en el reconocimiento que, con el paso de los años, siguen teniendo.

“Hemos hecho y tenemos que seguir haciendo buena letra. Y seguir haciendo lo que mejor sabemos hacer: cantar”, recalcó.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

24M: Una marcha masiva y con duras críticas a Macri

A 43 años del inicio de la última dictadura cívico militar, los entidades de derechos huma