El Eslabón compartió una charla con este oriundo de Las Delicias que participa de festivales de producciones audiovisuales, da clases en la Escuela de Animadores y realiza labores de catalogación en la Cinemateca Municipal .

En el Centro Audiovisual Rosario (CAR), Luciano Redigonda cumple tareas de programador en el Festival Latinoamericano de Cine de Rosario (FLCR) y en el festival de cine nacional Una mirada mayor que tiene una impronta de temáticas de la tercera edad.

También dicta la materia de Guión en la Escuela Para Animadores (EPA), que depende del CAR, participa de producciones audiovisuales del propio Centro, asesora a instituciones estatales en la organización de ciclos de cine y realiza labores de catalogación en la Cinemateca Municipal que guarda el acervo patrimonial audiovisual de la ciudad.

Como si esto fuera poco, también aborda al cine como realizador independiente.

 

El Festival

En su momento, el Festival Latinoamericano de Video fue una forma de legitimar la producción cinematográfica producida a través de videos. Aunque siempre estuvo dedicado al cine, a partir del apagón analógico, y superada la discusión acerca de si podía llamarse cine a las producciones en video, cambió su nombre a Festival Latinoamericano de Cine de Rosario (FLCR).

Aquel apagón consistió en que las salas de cine del mundo dejaron de proyectar películas en 35mm para utilizar exclusivamente formatos digitales.

Redigonda señala que “las nuevas tecnologías y las nuevas formas de acceso y de envío del material posibilitó que se incremente el volumen de trabajos recibidos”. Tal acceso permite mayores producciones, pero además permite enviar los trabajos sin necesidad de recurrir al correo tradicional que demanda otro dinero y tiempo.

Hoy en día, el FLCR trabaja con Festhome, una plataforma que permite subir los trabajos y datos vía internet e inscribirse a numerosos festivales.

 

La Cinemateca

A la hora de nombrar el archivo, se definió ponerle cinemateca, más allá de los formatos de registro, porque se hace referencia al lenguaje utilizado, más que al soporte. En la cinemateca se cataloga material audiovisual latinoamericano y de Rosario, tanto en formatos VHS, U-Matic y DVD, como en digital.

Luciano Redigonda aborda la historia de ese espacio, cuando él era un espectador : “La cinemateca arranca casi a la par del festival de video, cuando todos los videos –según cuenta la leyenda– se acumulaban en el departamento de Mario Piazza”.

A los pocos años de iniciarse el FLCR, se conforma la Videoteca Municipal, que fue cambiando de sede. Si bien nace con los trabajos que año a año se volcaron en las ediciones del FLCR, se enriqueció con donaciones de material y archivos municipales –principalmente de la década del 90 y principios del 2000–, que en muchos casos son registros inéditos de los que no hay otra copia. También hay un amplio registro de las noticias locales aparecidas en TV, y en los últimos tres años se ingresaron más de 1000 cortometrajes por año a partir de los festivales FLCR y Ojo al piojo.

En paralelo al trabajo de catalogación del material digital, se desarrolla un programa de digitalización de los materiales que se encuentran en otro formato. Esto demanda un trabajo tecnológico a la par que interpretativo, para generar las palabras clave que destaquen aspectos de lo que refleja el material.

En estos tiempos se encuentran participando de una red de catalogación y puesta en red junto a bibliotecas, lo que permitirá que los materiales sean más fáciles de hallar tanto para instituciones como para usuarios individuales.

Hoy, cualquier persona puede retirar material audiovisual y utilizarlo libremente con fines no comerciales.

 

Producciones audiovisuales

Mapamundi, un documental sobre la Fiesta de la Colectividades 2017, se desarrolló porque les pareció importante retratar la fiesta más popular de la ciudad –según narra Redigonda– como un campo de batalla en el que durante 10 días ocurre todo al mismo tiempo, mucho ruido, mucha gente. Ese documental se transmitió por Canal 5 y en diciembre se estrenó en las redes.

Gracias, entre otros factores, al aporte de Juan Carlos Moreno, se pudo realizar el cortometraje documental de archivo llamado Rosario, sinfonía urbana para la apertura del FLCR que fue hecho con material de y sobre la ciudad. Luciano cuenta que forma parte de “un género que está a medio camino entre el experimental y el documental, y se llama sinfonía urbana”, en el que “se retrata la ciudad de una manera poética, conjugando lo visual y lo rítmico”.

Juan Carlos Moreno fue uno de los primeros en tener una especie de videoclub de Super 8 y es uno de los pocos en la ciudad que digitaliza material fílmico. Además, cuenta con un gran patrimonio audiovisual y por su labor se pudo recuperar cerca de cuatro o cinco horas de filmaciones de la ciudad.

El documental, que se proyectó en la apertura del FLCR mientras el maestro Fernando Ciraolo dirigía la orquesta que acompañaba en vivo las imágenes, busca despertar conciencia sobre el valor del patrimonio audiovisual de la ciudad.

 

Escuela para animadores

Este año hubo más de 30 egresados de la escuela, que consta de dos años de cursado: el primer año se hacen síntesis narrativas y en el segundo ya se produce un cortometraje.

Luciano Redigonda da clases de Guión en ambos, y el coordinador de la escuela es Pablo Rodríguez Jáuregui. Tiene una carga horaria importante, con cursado diario e intenso de lunes a viernes y es una de las mejores escuelas de animación, además de ser una de las pocas llevadas adelante desde lo público.

Es meritorio según el entrevistado que en un año puedan sacar un corto animado, más aún poniendo en perspectiva que se trata de estudiantes en plena formación.

Actualmente se encuentra abierta la inscripción para el año próximo.

 

Cineasta vocacional

Luciano ha trabajado en numerosos cortos y largos. El área que más lo atrae es el guión. Esto lleva mucho tiempo de pensar y repensar lo que se va a trabajar y “es lo único gratis en el cine”, bromea entre dientes. Para él, es notable cómo en Hollywood gastan cientos de millones de dólares en una producción que quizás sea “una porquería” porque “alguien no se tomó el suficiente tiempo de trabajarlo en papel”. Lo último en lo que está trabajando es Clandestina, un proyecto de largometraje que está en marcha desde hace un par de años. Se trata de una ficción de género policial-dramático que codirige con Martín Parodi.

En el 2017, ganó la categoría Desarrollo de Largometraje en Espacio Santafesino y con eso filmaron un teaser y trabajaron el aspecto estético de la película. Este año fue preseleccionada para Producción de Largometraje pero finalmente no fue seleccionada, por lo que continúa en búsqueda de financiación.

La película contará la historia de una almacenera que levanta quiniela clandestina y responde a un policía del barrio que le cobra un pequeño cánon y con quien tiene una relación amistosa. Un hecho delictivo concreto desata una trama áspera.

 

Todo gremio es político

Luciano refiere las múltiples agremiaciones que se están dando en relación con festivales y con la escuela de animación. Para el año próximo un grupo de animadores perfila un primer festival de animación experimental que llevaría por nombre Animal.

Se han conformado varios espacios: AREA (Asociación de Realizadores Experimentales Audiovisuales), Mujeres Audiovisuales Rosario, Red de Animadores de Rosario y CEPIAR (Cámara de Empresas Productoras de la Industria Audiovisual de Rosario).

Cada uno con sus tamaños y búsquedas diferentes, conforman un panorama que actualmente exige espacios donde proyectarse, tanto sus producciones audiovisuales como su trabajo. Fue gracias a la CEPIAR que se logró dar impulso a la exención de Ingresos Brutos para la industria audiovisual. Pero una de las luchas más fuertes que se están dando en el ámbito corresponde a una ley provincial de cine que aborde diferentes problemáticas del sector audiovisual, tanto en lo referido a la producción, como a la financiación y distribución, y en definitiva a lo laboral.

Más notas relacionadas
  • El cómic desde el borde

    Bruno Chiroleu es dibujante freelancer, autor integral y editor de historietas. En una ext
  • Contame

  • Mirra

Más por Diego Roth
Más en Cine

Dejá un comentario

Sugerencia

Cine de ciencia ficción

En el marco de la sexta edición del ciclo de películas en el Centro de Expresiones Contemp