“EEUU mantiene entre sus prioridades el colapso de los gobiernos no deseados en América Latina”, aseguró el canciller ruso. Mientras tanto, Moscú y Caracas firmaron acuerdos para la reestructuración de la deuda venezolana.

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, insistió este miércoles en su gran rueda de prensa anual en que Moscú mantiene una posición contraria a la intervención extranjera en los asuntos de Venezuela y en general en los de cualquier Estado, y que el diálogo entre el Gobierno venezolano y la oposición se disolvió por la influencia extranjera, según informó la agencia de noticias RT.

Precisamente, ante una pregunta de la cadena rusa, el funcionario respondió: “Hemos apoyado los esfuerzos de diálogo entre el Gobierno (venezolano) y la oposición…, que al final se disolvió porque en una parte de la oposición –la denominada oposición «intransigente»– hubo una influencia desde el exterior, principalmente desde EEUU”.

Lavrov indicó que fue precisamente esa injerencia externa la que “muy desafortunadamente” provocó la intransigencia de ciertas facciones de la oposición venezolana, al punto de que en torno suyo se comienzan a escuchar peligrosas especulaciones.

En ese sentido, el diplomático aseveró: “Hemos escuchado declaraciones de una posible intervención militar en Venezuela, declaraciones de que ahora EEUU va a reconocer, o puede reconocer como presidente de Venezuela no a Nicolás Maduro, sino al jefe del Parlamento (Asamblea Nacional). Todo esto es muy alarmante”.

Hablando en Moscú ante unos 550 reporteros, en su mayoría extranjeros, Lavrov exteriorizó sus conclusiones al respecto: “Todo esto apunta a que EEUU mantiene entre sus líneas y acciones prioritarias el colapso de los gobiernos no deseados en América Latina, por supuesto, pero también en otras regiones”.

“Venezuela no está aislada del mundo”

RT mencionó la opinión del analista internacional José Manzaneda, quien señaló que el apoyo de potencias como Rusia y China evidencian que no hay “nada más lejos de la realidad” que el presunto aislamiento de Venezuela.

En cuanto a la Presidencia de Maduro, el experto indicó que su legitimidad democrática “estaría fuera de toda duda”, de acuerdo a lo demostrado en las urnas, “salvo desde el punto de vista de los intereses geoestratégicos de EEUU y sus satélites en América Latina”.

En tanto, el vicepresidente de EEUU Mike Pence llamó este martes por teléfono al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN) Juan Guaidó para reconocer al Parlamento como “el único cuerpo democrático legítimo” en el país suramericano, reseñó un despacho de Reuters.

La AN, que se encuentra en desacato y cuyas decisiones son nulas, aprobó este martes un acuerdo sobre la “usurpación de la Presidencia” por parte de Nicolás Maduro, quien fue juramentado recientemente por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para el periodo 2019-2025 y ratificado por la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Este martes, Maduro dijo que el TSJ aplicará los correctivos legales a aquellos “que se quieran burlar de la Constitución”, mientras que el presidente de la ANC, Diosdado Cabello, informó que ya fueron designados jueces y fiscales para investigar las acciones del Parlamento que “violan” la Carta Magna. Caracas reiteró que el desconocimiento al Gobierno democráticamente electo forma parte de “un golpe de Estado” alentado desde EEUU

Acuerdos para la reestructuración de la deuda venezolana

En otro orden, Moscú y Caracas firmaron acuerdos para la reestructuración de la deuda venezolana, según lo confirmó el viceministro ruso de Finanzas, Serguéi Storchak, quien indicó a la cadena rusa RIA Novosti que la nación sudamericana no solicitó un nuevo crédito a Rusia.

“Ya se han alcanzado acuerdos. Ellos pagarán de acuerdo a un nuevo calendario”, aseveró el funcionario en el marco del foro económico Gaidar, que se lleva a cabo en la capital rusa.

Deuda venezolana

En 2011 Rusia otorgó a Venezuela un préstamo de 4.000 millones de dólares para financiar suministros de productos industriales rusos, y en 2014 Caracas solicitó la prolongación del plazo del crédito.

En noviembre de 2017, Moscú y Caracas firmaron un acuerdo de reestructuración financiera. Entonces se fijó la deuda consolidada en los 3.150 millones de dólares con un plazo de vencimiento a diez años que comprende pagos mínimos durante seis años.

Ahora, el embajador venezolano en Rusia, Carlos Rafael Faría Tortosa, indicó a la agencia rusa Tass que la reestructuración en cuestión involucra unos 1.000 millones de dólares de deuda cuyos detalles han sido acordados, según Storchak.

Foto: Jaime Saldarriaga | Reuters

Estrategia económica

Storchak añadió que Rusia ha sugerido al país sudamericano una estrategia para revitalizar su economía: “Hemos hecho una propuesta (a Venezuela), de momento de manera informal”.

Storchak visitó Venezuela en octubre para abordar estrategias ante la situación económica venezolana en medio del bloqueo financiero internacional y las sanciones estadounidenses.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario | Edición: Horacio Çaró
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

“Sin paritaria nacional docente lo único que aumenta es la desigualdad educativa”

La secretaria general de Ctera y Amsafé, Sonia Alesso, advierte que la Nación tiene la res