Los clubes de barrio también padecen los ajustes criminales del gobierno nacional. Muchos pelean por subsistir y algunos ya no pueden afrontar las boletas. Bajo la bandera de la Red que los nuclea, se movilizaron para reclamar respuestas.

Las facturas –las de servicios, no las que acompañan tan bien los mates– pegaron fuerte en las instituciones barriales de Rosario. La del gas directamente se tornó un arma letal y está destruyendo a muchas de ellas, sobre todo a las que cuentan con piletas climatizadas. De los 2 mil pesos que pagaban en 2015, calculan que en 2019 llegarán a superar los 100 mil. “Ahora hay un cambio de paradigma, porque antes la pileta para nosotros era un pulmón desde lo económico, y ahora nos sirve sólo para subsistir”, afirma el presidente del Club Atlético Libertad, Pablo Laporte. “Es un golpe durísimo para todos y no damos a basto para reponernos”, se suma su par de Atlantic Sportsmen, Analía Gil. “La situación es preocupante, y a la larga hace que la gente a la larga se vaya de los clubes”, lamenta el titular de Edison, Duan De Santis. En diálogo con el eslabón, coinciden en reclamarle a Nación los reintegros del 40 por ciento de la boleta del gas, tal lo prometido, pero que no se cumple desde ¡enero de 2017!

Arden las calderas

Los tremendos tarifazos con los que el gobierno nacional castigó al pueblo, también pegaron duro en los clubes de barrio. A pesar de la importante función social que cumplen –además de la cuestión recreativa y deportiva– poco le importó a Macri y compañía, que no perdonaron a la hora de hacerlos boleta. “Desde 2015 para acá las tarifas nos aumentaron alrededor de 2300 por ciento, hasta 2018. Pasamos a pagar en 2015 unos 2 mil, 2.500 pesos, a 65 mil pesos el año pasado. Y como está planteado el cuadro tarifario para este año, creemos que vamos a pagar más de 100 mil pesos”, se queja la máxima autoridad del Libertad. “En invierno esto se complica porque tenemos la pileta climatizada, que es nuestra y no está concesionada, así que el panorama es negro”, continúa el titular de la entidad ubicada en Felipe Moré 1150, y agrega: “Por suerte tenemos muchos nadadores. El año pasado tuvimos picos de 950, pero si tuviéramos por debajo de los 500 sería difícil mantenerla abierta. Y no es un número menor el que tenemos. No creo que haya muchas piletas en Rosario que tengan tantos nadadores. Tenemos que tener prendida la caldera para mantener climatizada la pileta, desde que abrís hasta que cerrás”.

Por su parte, Analía afirma que esta cruda realidad “no sólo la padece Atlantic, sino que está agobiando a todos los clubes” de los barrios de la ciudad. “No es tanto el consumo sino los impuestos en sí. Es un golpe durísimo para todos y no damos a basto para reponernos porque estamos pagando una tras otra”. La presidenta del club de Lavalle 936, desea con pocas esperanzas que “el gobierno nacional pueda recapacitar porque está matando a los clubes. Es fundamental que escuchen este reclamo porque los chicos tienen que estar en los clubes, y no en la calle”. Pero es consciente de que “es un panorama bastante tétrico el que se viene, ojalá me equivoque pero lo veo muy oscuro”.

A su turno, el titular del Edison comparte la preocupación de sus pares porque “la situación del club es preocupante” debido a los tarifazos. ”Tenemos entre 360 y 400 socios que pagan su cuota mensual, y hay gran cantidad de grupos familiares. Es decir que si la cuota sale 200 pesos, el grupo paga 350 pesos, que alcanza hasta cuatro personas. Y recaudamos mensualmente unos 35 mil pesos. Con eso pagamos la factura de luz, que un mes nos llegó 36, otro 43. Con los socios apenas cubrimos la luz”, explica con detalles el referente de la institución emplazada en Iguazú 350 Bis, y sigue contando sobre la boleta del terror: “De gas pagamos en marzo de 2017 unos 5.200 pesos y en abril ya pagamos 10 mil. En noviembre de 2018, con el consumo de la pileta climatizada, llegaron 54 mil pesos. Y en meses anteriores veníamos pagando 25 mil. Intentamos bajar el consumo, lo logramos, pero aumentó tanto la tarifa que igual terminamos pagando mucho más. Y ese ahorro consistió en bajar la temperatura del agua, lo que molestó a los socios. Y eso a la larga hace que la gente se vaya” de estos espacios. “La subsistencia es a través de eventos, que los hacemos todos los meses: venta de empanadas, pollos, un baile. También tenemos el bufet, que está concesionado”, añade Duan.

Donde hubo fuego, reclamos quedan

Encolumnados detrás de la bandera de la Red de Clubes, los dirigentes y socios de las entidades deportivas de los distintos barrios de la ciudad salieron con los tapones de punta contra Nación, que en este enero cumple dos años sin devolverle el reintegro del 40 por ciento del gas, tal como se había comprometido a través del programa Clubes Argentinos. Pero la incompatibilidad entre Cambiemos y sus promesas no tiene límites. “Al principio nos dijeron que cada 60 días nos harían el reintegro, pero eso nunca pasó. Sí lo pagaban cada 4 meses, hasta que a partir de enero de 2017 no nos reintegraron más un peso, y cargamos todo en tiempo y forma. Y como pasó más de un año, cuando cargamos la factura de septiembre de 2018, la del mismo mes del año anterior se cayó. Y nos figuraba como rechazada porque se había vencido el plazo, que fue culpa de ellos porque nunca nos dieron respuestas”, repasa Laporte, y asegura que “la deuda por todo lo que no pagaron supera los 330 mil pesos” en el Libertad.

Gil cuenta su propia (mala) experiencia con Atlantic, donde “calculamos que la próxima factura del gas vendrá de alrededor de 150 mil pesos. Y desde que empezamos con los tarifazos también sufrimos con el tema de la luz. Pero la del gas es impagable y hay clubes que ya no lo están pudiendo hacer”. Es que del 50 por ciento del consumo de luz y agua se encarga el gobierno provincial. “Eso nos salva un poco y nos dio un respiro. Además, nos dieron la posibilidad de hacer infraestructura que necesitábamos en el club, nosotros particularmente teníamos que techar un espacio y lo pudimos hacer gracias a esas políticas. Pero hoy hacer infraestructura es imposible. Es muy difícil todo porque el que termina sufriendo es el socio, porque es a quien hay que aumentarle la cuota. No se buscan alternativas, siempre se castiga al ciudadano y en este caso al socio”, repudia la mujer.

Ante las serias dificultades de las tesorerías de estos espacios populares, De Santis remarca la importancia de caminar, con antorcha en mano y con la voz en alto, para exigir lo que les corresponde: “Lamentablemente hay una parte de la sociedad que parece dormida. Por suerte, la numerosa movilización demostró que no sólo los clubes y sus socios la estamos pasando mal, sino que es general”.

En la misma sintonía, Analía aporta: “La gente no se debe quedar con la queja y no hacer nada. Estaría bueno que se expresen sumándose a estas movidas. La idea nuestra es juntarnos y ver entre todos si por medio de estas iniciativas (no es la primera de la Red) podemos mejorar la vida de nuestras instituciones”.

Silencio Stampa

Ante estos reclamos de los clubes, los legisladores santafesinos de Cambiemos acudieron a la reconocida frase del entrenador Alfio Basile. Después de una dura derrota ante Arsenal en Sarandí, cuando Coco dirigía a Boca, utilizó esa expresión en italiano para evitar hacer declaraciones sobre el mal desempeño de su equipo. Los referentes macristas en Santa Fe tampoco parecen tener explicación para el daño que les hace la gestión nacional a las entidades locales. “Los políticos vienen y se sacan fotos pero eso a nosotros no nos sirve. Lo que queremos es que nos den una respuesta”, reprocha la presidenta de Atlantic Sportsmen.

Laporte revela que cuando llamaron a Buenos Aires desde la Red por este reclamo “ni sabían de qué programa le hablábamos”. Después, como para zafar de la ignorancia, “nos dijeron que había una demora” en el pago. “Hablamos con legisladores nacionales, entre los que se encontraban algunos de Cambiemos, como Gonzalo Del Cerro y José Núñez. Se llevaron el compromiso, pero nunca más respondieron”, agrega.

Más notas relacionadas
Más por Santiago Garat y Facundo Paredes
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Piden a la UAR un reconocimiento para los rugbiers desaparecidos

Familiares y organismos de derechos humanos solicitan a la Unión Argentina de Rugby (UAR)