Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

El presidente Nicolás Maduro ofreció una conferencia de prensa a medios internacionales sobre la situación política en Venezuela tras el intento de golpe de Estado perpetrado por el diputado opositor Juan Guaidó.

El miércoles pasado, como se recordará, Guaidó –diputado opositor de la Asamblea Nacional (AN)– se autoproclamó como “presidente encargado” de Venezuela.

Este viernes, Maduro, en rueda de prensa, y al comenzar su intervención, expresó: “Estamos viviendo un momento estelar por la lucha de la soberanía, independencia y la existencia de Venezuela como República”.

El mandatario, al ratificar su denuncia de un “golpe de Estado en marcha”, agregó: “O son ellos y el neoliberalismo, o somos nosotros con nuestra existencia republicana”.

“Golpe mediático”

Maduro señaló que también se trata de un «golpe mediático». El presidente bolivariano sostuvo que “hay que ver la cantidad de información que está rodando en el mundo. Una campaña de desinformación, manipulación”.

El Presidente dijo que los medios internacionales solo transmiten las imágenes y videos “que ellos quieren que vean” y “las fuerzas chavistas y bolivarianas son invisibles”.

Maduro, además, indicó que “es desesperada toda la suerte de amenazas, declaraciones, presiones que desde Washington se han hecho para empujar a la derecha venezolana a una aventura, a lo que es un paso en falso que han dado”.

Sin embargo, el jefe de Estado señaló, en referencia a la autoproclamación de Guaidó, que “se está levantando en el mundo y en los EEUU una ola de rechazo e indignación al golpe de Estado que se pretende en Venezuela”.

El presidente venezolano también apuntó contra EEUU y España, a quienes acusa de haber intercedido a favor del golpe de Estado de 2002 y hoy repiten un guión “con retoques decadentes”.

Defensa de Venezuela

El mandatario, al señalar que su país cuenta con una Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) “del más alto nivel profesional del mundo para defender la soberanía, la independencia y la Constitución”, afirmó: “Debemos prepararnos cada vez más para la defensa de Venezuela en cualquier escenario”.

En este sentido, añadió que a Venezuela están “dispuestos a defenderla hasta más allá de esta vida”, e informó que del 10 al 15 de febrero –como homenaje a los 200 años del discurso de Angostura– habrá ejercicios militares en el país donde podrán “probar que está todo a punto”.

Venezuela en el Consejo de Seguridad

Mientras tanto, según el Presidente, Venezuela se defenderá ante el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en la reunión que se celebrará este sábado en la sede del organismo en Nueva York.

Al respecto, señaló que en la cita estará presente el canciller venezolano, Jorge Arreaza, a quien “le querían negar la visa” para viajar.

Maduro le ordenó a su ministro: “Que te metan preso en Nueva York, pero tú llegas a la ONU a defender a Venezuela”. Finalmente le otorgaron el visado.

Esta reunión fue solicitada por el secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo, a quien Maduro le agradeció, catalogando el gesto como “un regalo”, porque le permite a Venezuela llevar su “verdad y la verdad sobre los golpes de Estado”.

El mandatario indicó que Caracas se defenderá en ese organismo todas las veces que sea necesario: “Cuidado si me aparezco yo en Nueva York a llevar la verdad de Venezuela”.

Consejo de Seguridad de la ONU. Foto: Carlo Allegri | Reuters

Relaciones con EEUU y otros países

Siempre en el marco de la rueda de prensa, Maduro sostuvo: “Se ha querido vender de nosotros una imagen de antiestadounidense. Yo no soy antiestadounidense, yo soy antiimperialista, que es distinto (…) el tema de los imperios tiene que acabarse».

El Presidente bolivariano ponderó que «el pueblo de EEUU es un pueblo afable, amable”, y además indicó que Venezuela no ha roto relaciones con EEUU, sino “con el gobierno de Donald Trump”, así que –aclaró– su país seguirá vendiendo “el petróleo que nos demanden de allá”, y creciendo en inversión petrolera con capitales estadounidenses.

Sobre las relaciones de Venezuela con los países que, al igual que Trump, reconocieron a Guaidó como “presidente encargado”, dijo que Caracas se ha centrado “en el dueño del circo”, es decir en EEUU como promotor del “golpe de Estado”.

Sin embargo, Maduro manifestó que se “está revisando en la Cancillería” la relación con todos esos otros países, a los que denominó “gobiernos satélites”, y “en su momento se dará la respuesta diplomática debida”.

Respuesta a España

El mandatario venezolano calificó de “insolente” la declaración del canciller español Josep Borrell, quien exigió que Venezuela convoque a elecciones en un “plazo temporal”.

“No tienen moral para imponerle lecciones a Venezuela, parecen repetir el guión de José María Aznar en 2002”, cuando apoyó el golpe de Estado contra el entonces presidente venezolano, Hugo Chávez.

El dignatario enfatizó: “Nos plantamos frente a España, como siempre nos hemos plantado, ante su racismo, ante su discriminación”. A la vez, invitó al Gobierno español a abandonar Caracas si así lo desean: “A nosotros nadie nos amenaza, si quieren irse de Venezuela que se vayan, no nos calamos chantajes de nadie ¡Venezuela se respeta!”.

Gobierno legítimo versus autoproclamación de Guaidó

Durante la rueda de prensa el mandatario, una vez más, relató cómo llegó a ser reelecto para un nuevo mandato presidencial. Indicó que se presentó a los comicios del año pasado y ganó con gran ventaja a su más cercano competidor, Henry Falcón.

Luego, señaló que se juramentó ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y no ante la Asamblea Nacional (AN) “porque están en desacato”. Y agregó: “Todos esos pasos se cumplieron y luego el Gobierno de EEUU, jugando adelantado, declaró que no reconocía ninguna elección en Venezuela”.

Maduro sostuvo, sobre la autoproclamación de Guaidó, que este la hizo invocando el artículo 233 de la Constitución venezolana, sobre las causales de ausencia de la Presidencia de Venezuela, algo que ha sido repetido en la prensa extranjera, y al respecto, reiteró que “no existe ninguna de las causales” para declarar vacante la Presidencia, que son: la muerte, renuncia, la destitución decretada por sentencia del TSJ o la incapacidad física o mental.

Canales de comunicación abiertos con la oposición

Maduro se mostró abierto al diálogo. En este sentido, señaló que “con la oposición siempre ha habido y hay canales de comunicación, promovidos por nosotros (…) en todas las circunstancias”.

Sobre Guaidó, dijo que sostuvo encuentros con el funcionario venezolano Freddy Bernal, coordinador Nacional de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), a principios de enero; y luego, el pasado martes, con el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello.

«Él le juró a Diosdado que no se iba a juramentar», informó el mandatario venezolano.

Pese a no haber cumplido con esa promesa, Maduro manifestó que, de su parte, sigue “comprometido con el diálogo nacional”. Y añadió: “Si tengo que ir a encontrarme con este muchacho, voy…, creo en la paz, en la democracia, en la palabra, en la verdad”.

Maduro sentenció: “No es la violencia, no es el intervencionismo, no es la guerra el camino para dirimir los conflictos”.

Actos vandálicos en Venezuela

El mandatario denunció que la noche del 23 de enero “hubo actos vandálicos”, cometidos por personas “pagadas con dólares” por los mismos actores que han puesto en marcha el golpe de Estado.

Así, confirmó que “un motorizado fue quemado vivo”, en el estado andino de Mérida, al suroccidente del país. “Hay detenidos por todos estos casos. Hay presos y van a ser juzgados”, añadió.

“El camino de Venezuela no puede ser la guarimba, a Venezuela no lo va a gobernar delincuentes ni malandros, con los cuerpos de seguridad vamos a garantizar la paz del país”, culminó.

Fuente: RT

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Incidentes en el ingreso a Casa Rosada para despedir a Diego Maradona

Una reja del ingreso a la sede de Gobierno se venció por la fuerza que ejercieron los faná