Lula cumplió 300 días preso y no lo dejaron asistir al funeral de su hermano. Pérez Esquivel teme por la salud del líder. El hijo de Bolsonaro sigue en medio de un escándalo. En tanto, ya superó el centenar de muertos el desastre de la minera Vale en Belo Horizonte.

El Premio Nobel de la Paz 1980, Adolfo Pérez Esquivel, quien nominó para el mismo premio versión 2019 a Luiz Inácio Lula da Silva, sostuvo este viernes que teme por la vida del ex presidente de Brasil que cumplió, este jueves pasado, 300 días preso.

A la vez la Justicia impidió dos días antes que el líder asista al funeral de su hermano. En tanto, el hijo del presidente Jair Bolsonaro sigue bajo la lupa por una denuncia de corrupción y el país no puede recuperarse de la nueva tragedia minera en Belo Horizonte que ya suma más de un centenar de muertos y 200 desaparecidos.

“Temo por la vida de Lula y la situación en la que se encuentra”, dijo Pérez Esquivel y apuntó a “sectores reaccionarios que no miden su crueldad”. “Es gravísimo que no lo hayan dejado ir al entierro de su hermano. Es un ataque en el cual existe mucho odio”, agregó.. Las crónicas recordaban que cuando Lula estuvo detenido durante la dictadura militar los carceleros mostraron más humanidad al permitirle ir al entierro de su padre. En el caso del martes pasado, cuando pidió esa prerrogativa por su hermano Genival Inácio da Silva (79), quien murió tras padecer un cáncer, se agrega el cinismo de que oficialmente lo autorizaron al mismo tiempo que lo estaban sepultando.

A la salida del cementerio, el propio Pérez Esquivel señaló  “la agravación del odio que existe en estos sectores, aún por encima de la complicidad de los jueces, vea que el juez que condena a Lula (Sérgio Moro) hoy es el ministro de Justicia de (Jair) Bolsonaro, pone en evidencia que la situación no tiene nada que ver con verdad, justicia, pero sí con intereses políticos”.

Lula se encuentra recluido desde el 7 de abril de 2018 en la sede de la Policía Federal de Curitiba, capital del sureño estado de Paraná, donde cumple una condena de 12 años y un mes de prisión por supuesta corrupción y lavado de dinero, cargos que no han sido comprobados. Esa condena dictada por Sérgio Moro fue la que impidió que Lula se presentará a las elecciones presidenciales en las que era el favorito y así despejó el camino para el ex militar Jair Bolsonaro, quien al ganar devolvió el favor y nombró al propio juez Moro nada menos que ¡ministro de Justicia!

En medio de esas paradojas y obscenidades, Flavio Bolsonaro, senador e hijo del presidente, quedó envuelto en un escándalo por movimientos financieros ligados al lavado de dinero. Un juez de la corte suprema de Brasil denegó este viernes los pedidos de su defensa de suspender las investigaciones y de tratar el caso bajo secreto de sumario.

Flávio Bolsonaro (37) está acusado junto a su ex asesor Fabrício Queiroz. Pero el caso salpica hasta su padre: además el fisco brasileño examinará un cheque de 24.000 reales depositado en 2016 por Queiroz en la cuenta de Michelle Bolsonaro, la actual primera dama. Como si fuera poco la prensa brasileña también apuntó sospechas sobre la vinculación de funcionarios del despacho de Flávio Bolsonaro en la Alerj con una figura de las milicias parapoliciales de Río.

Vale muerte

La recuperación de cadáveres bajo metros de lodo dejados por la ruptura de un dique minero en el sudeste de Brasil prosiguió este viernes por octavo día, elevando el balance de la tragedia a 110 muertos, con 238 desaparecidos. De los 110 cuerpos recuperados, 71 fueron identificados, precisó el teniente coronel Flávio Godinho, coordinador adjunto del departamento de Defensa Civil de Minas Gerais, según publicó la AFP.

La principal productora de hierro del mundo, la Vale do Río Doce, protagonizó una de las peores tragedias ambientales en Brasil. El precio de sus acciones se desplomó y ahora enfrenta demandas internacionales por no transparentar sus procesos de seguridad industrial.

Conocida en Brasil como “la Vale” (Valle), la minera vio el viernes 25 de enero pasado cómo uno de los diques en los que se acumulan agua y lodo fue desbordado y arrasó con campamentos, viviendas y con todo lo que encontró a su paso.

La tragedia es la segunda que ocurre después de Mariana, el 5 de noviembre de 2015, cuando se rompieron dos represas construidas para depositar los desechos provenientes de la extracción de mineral de hierro, con un saldo de 19 muertos y una incalculable contaminación ambiental.

Las búsquedas en la región de Brumadinho, una localidad de 39.000 habitantes a 60 km de Belo Horizonte (la capital de Minas), movilizan a centenares de bomberos y policías.

El dique de residuos  estaba ubicado en la mina Córrego do Feijao. La inmensa marea de lodo arrasó parte del municipio de Brumadinho y sepultó instalaciones de la empresa, durante el horario del almuerzo.

En Argentina, la empresa minera Vale  aún es propietaria de los derechos de Potasio Río Colorado, la principal mina de Mendoza. Era un mega proyecto para extraer sales de potasio de un yacimiento ubicado en Malargüe, originalmente gestado por la empresa inglesa Río Tinto. Vale comenzó la construcción de la mina, pero abandonó el proyecto en 2013 y hoy está prácticamente parada.

Nobel a Lula: 30 millones de razones

Adolfo Pérez Esquivel en la carta dirigida a Berit Reiss-Andersen y Henrik Syse, presidenta y vicepresidente del Comité Nobel, sostiene que “la Paz no es sólo la ausencia de la guerra, ni evitar la muerte de una o muchas personas, sino también dotar de esperanza de futuro a los pueblos, a los sectores más vulnerables (…) Incluir y proteger a quienes este sistema económico condena a la muerte y a múltiples violencias”. Pérez Esquivel cita los 815 millones de víctimas del hambre en el mundo, según el informe de 2017 de la agencia de la ONU FAO y los “30 millones de personas que sacó de la pobreza extrema la Bolsa de familia de los gobiernos de Lula. Si un gobierno se convierte en ejemplo mundial de lucha contra la pobreza y la desigualdad, contra la violencia estructural que nos aqueja como humanidad, merece un reconocimiento por su aporte a la Paz”.

Más notas relacionadas
  • Para la Fisfe, estamos como en la previa del 2001

    Industriales santafesinos hicieron público un dramático informe de la situación con caída
  • Se cae de Maduro

    Vientos tempestuosos corren en Venezuela. Estados Unidos empujó a la cornisa al gobierno d
  • La Matrix venezolana

    Como en un holograma político, un tal Juan Guaidó fue autoproclamado presidente por los op
Más por Ernesto Ávila
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Fuerza Cristina, el saludo que se multiplicó en las redes sociales

Miles de personas anónimas, al igual que dirigentes de todo el arco político, enviaron su