Felipe Solá definió el servicio de energía como un derecho humano, y Juan José Aranguren expresó su oposición. Ahora, el diputado nacional le lanza el guante al defensor de los tarifazos para discutir sobre el tema. “Poné día, hora y canal”, lo retó.

El precandidato a presidente y jefe del bloque de diputados nacionales de Red por Argentina, Felipe Solá, invitó al ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, a debatir acerca de las tarifas eléctricas.

Tras las polémicas declaraciones del ex funcionario macrista, que afirmó que no se puede considerar a la energía como un derecho humano, el legislador justicialista mantuvo su posición en torno a que el servicio debe ser garantizado con tarifas justas a todos los ciudadanos.

Y lo desafió: «Aranguren, como el presidente (Mauricio Macri) se hace el distraído con estos temas, te invito a que debatamos nosotros acerca de si la energía es una mercancía o un derecho humano. Poné día, hora y canal. O por Twitter. Como vos quieras. Podés traerlo a Iguacel también».

En declaraciones a la prensa, el referente del peronismo recordó que su propuesta presentada el pasado lunes se fundamenta en la inclusión por tratarse de un derecho humano, de tal modo que además de la tarifa plana no se prevé el cobro a los electrodependientes. Así, la tarifa social busca atender el consumo de cooperativas, clubes de barrios y sectores sociales con ingresos familiares bajos.

El legislador comentó que en octubre de 2015, Aranguren expuso que las familias necesitadas serían favorecidas con la gratuidad del servicio (con demanda de 150 kilovatios por hora al mes), por lo que cuestionó su reciente declaración.

Solá insistió en que el acceso a la energía eléctrica, el gas y el agua son derechos humanos fundamentales para el desarrollo de las comunidades. «No son una mercancía, un producto. Un modelo energético es el correcto si es capaz de suministrar energía en cantidad y calidad a un precio justo, atendiendo a su vez el crecimiento de la demanda», afirmó.

«El gobierno inventó la emergencia energética, partió de la base de que el problema estaba en la oferta y el despilfarro», cuestionó el ex gobernador bonaerense, quien añadió que no han ejercido control sobre las empresas eléctricas, por lo que apuesta por un nuevo Enre, con la participación de los organismos de la sociedad, incluidos usuarios, universidades y sindicatos.

Además, refirió sobre los tarifazos que «no es justo lo que se le cobra a millones de usuarios”, y lamentó que “se castiga más a los consumos bajos, pero sigue creciendo el ingreso de los distribuidores».

«La energía eléctrica de los argentinos está en manos de desconocidos, amigos del presidente. El gobierno es el socio principal de la estafa, de esquilmar a la gente», indicó Solá, para quien la presidencia del Enre debe ser rotativa y renovarse cada seis meses.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Rosario tuvo su pequeña pausa al aislamiento

Se cumplió este domingo la primera jornada de caminatas recreativas permitidas y no se inf