El último día de febrero, será el primero de la actividad legislativa 2019. En esa jornada los ediles volverán a ocupar sus bancas, en una sesión extraordinaria. O al menos, así está previsto. Días más tarde, la intendenta Mónica Fein, como cada año, será la encargada de dejar abierto el ciclo ordinario, a través de su habitual repaso de lo realizado y proyectado para la ciudad.

Claro que en esta ocasión, no se trata de un año cualquiera. Con una contienda electoral a la vista, se prevén debates de ideas que excederán en mucho a la habitual agenda de los intereses vecinales. Algo similar ocurrió en los últimos meses de 2018, cuando a través del formato de Declaraciones, los ediles no dejaron pasar la oportunidad de explicitar el lugar desde dónde sienten, piensan y accionan, es decir, su ideología.

Pero si algo no tuvo y tiene este verano, es calma, de modo que no fueron pocos los concejales que a pesar del receso formal, hicieron oír su voz sobre hechos de la ciudad y la vida cotidiana, que en algunos casos tuvieron la misma tórrida temperatura del termómetro. Así, hubo manifestaciones sobre despidos, caída de ventas, transporte urbano, tarifas y sin pasar por alto, temas como la nocturnidad en Pichincha.

A pocas semanas de recobrar el ritmo de las sesiones semanales: ¿qué expectativas tienen los ediles sobre 2019? ¿identifican algún tema como número puesto en la próxima agenda legislativa? ¿cómo presienten que se articulará el meneo eleccionario con las demandas puntuales de los vecinos?

Expectativas y desafíos

Como presidente de la Comisión de Ecología, uno de los primeros pasos que dará Osvaldo Miatello (Compromiso con Rosario), será ponerla en marcha, tendrá la misma composición que tenía el año pasado y la espera un tema álgido, el emprendimiento inmobiliario de la mega torre que pretenden construir en la manzana 125, Córdoba, Corrientes. Rioja y Paraguay y levantó gran resistencia.

Pero eso sólo una muestra. “El Concejo se tendrá que abocar a temas pendientes como, una vez más, al servicio público de transporte, porque las quejas por la calidad de sus frecuencias son cada vez mayores y a su vez no se termina de poner en marcha el nuevo sistema planteado”, explicó el edil. Que también citó entre la agenda pendiente, la discusión de la llamada ordenanza sobre la nocturnidad porque sigue habiendo problemas. “En lo particular estoy trabajando con el tema concesiones, en su momento pedimos que se deje de lado la concesión del complejo Parque España, el Ejecutivo cumplió, pero ahora hay un llamado a una licitación y tendremos que hacer un seguimiento sobre la misma”, detalló. Además, anticipó que hará foco en “otros emprendimientos sin resolución sobre la costa” por ejemplo la guardería centro (al lado la Fluvial) y la náutica sobre el Ludueña, además del complejo gastronómico de Entre Ríos y Wheelewright.

Creo que habrá que prestar mucha atención a la concesión de espacios públicos”, enfatizó Miatello antes de añadir una reflexión sobre el año político. “Todas las discusiones que demos van a estar atravesadas por la situación donde vamos a tener cuatro o cinco elecciones, uno de los mayores desafíos será lograr un funcionamiento razonable del Concejo, en ese marco”, puntualizó.

El socialista Horacio Ghirardi, piensa sumar un proyecto personal “la instalación de medidores de agua en los edificios que se construyan en la ciudad, algo muy razonable, no como ahora que se paga de acuerdo a los metros cuadrados, aunque viva una persona sola o una familia de seis integrantes”, anticipó.

En lo que hace a proyectos estratégicos, impulsar la transformación de los Bajos del Saladillo, estamos esperando que el Concejo le dé un tratamiento a la propuesta del Ejecutivo”, dijo Ghiardi. Además de “estar atento a todo lo que tiene que ver con el Plan de Movilidad de la ciudad” y no pasó por el alto el almanaque eleccionario. “Va a estar todo muy politizado, habrá mucha crítica hacia la gestión municipal porque es de alguna manera el lugar donde se quieren parar todos, pero nos sentimos sólidos, con alternativas, proyectos y buenos candidatos para dar pelea en el proceso que se viene”, comentó.

Nosotros estuvimos trabajando todo el mes de enero”, aseguró desde Cambiemos, Carlos “Charly” Cardozo. Y dijo que se abocaron al mantenimiento de los espacios públicos, incluyendo un relevamiento de cementerios. “Lo que estamos haciendo es justamente a pedido de la gente, porque consideramos que esos espacios están muy abandonado y muy mal mantenidos”, argumentó. Sobre los temas ineludibles de la agenda anotó nocturnidad con el ejemplo de los problemas de convivencia entre los negocios y los vecinos de Pichincha, y abogó por un equilibrio entre ambos términos de la relación.

Con respecto a la incidencia del año electoral, Cardozo citó la experiencia de los cinco años legislativos que lleva. “Cada vez que tenemos campaña el Concejo sigue andando normalmente, pienso que este año no será la excepción, aunque por estar en año electoral, también puede suceder que no se quiera avanzar en temas polémicos y complicados, la gente nos elige para que legislemos todo el tiempo”.

En opinión del portavoz de Ciudad Futura, Juan Monteverde, la discusión en el Concejo estará muy mediada por el año electoral. “Una expectativa que tengo, y que vincula una cosa con la otra, es que podamos lograr el trabajo que venimos haciendo desde hace un año, nuclear a todos los sectores de izquierda, progresistas, nacional y popular, en una gran alternativa para la ciudad”, aseguró.

Además, dijo que espera que esa expectativa relacional se exprese tanto en las urnas para ganar las elecciones, como en los proyectos que el Concejo tiene pendientes y “poder cambiar la agenda de co-gobierno del Socialismo y el Pro, eso me parece que es el gran desafío, esa unidad por la cual estamos trabajando, esa diversidad por la cual venimos apostando”.

Monteverde ubicó como tema ineludible de la agenda a un “abordaje a la crisis de violencia que vive la ciudad, balearon la puerta del Concejo y en esa misma manzana hace una semana balearon una casa, me parece que la realidad ya está golpeando la puerta de un modo literal”, sostuvo el edil. Y dijo que una reacción del Concejo puede ser investigar la “ruta del dinero narco que se va en los grandes proyectos urbanísticos, ese es el desafío, como planteamos en Agencia de Justicia Urbanística, aunque puede haber otros, la gran deuda del Concejo es dar una respuesta a la gente sobre la crisis de violencia que vivimos”, enfatizó.

Más notas relacionadas
Más por Silvia Carafa
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Preocupan las condiciones laborales en empresas de seguridad

El Concejo aprobó un pedido de los concejales Andrés Giménez y Marina Magnani para que el