Legisladores del Frente Justicialista para la Victoria impulsan en la Cámara baja provincial una de ley sobre producción vegetal y uso de agroquímicos. “Se trata de un cambio de paradigma productivo, el cuidado de la salud y el ambiente y la progresividad en el abandono del uso de los tóxicos”, explicaron.

La iniciativa fue presentada por la diputada provincial Silvia Simoncini (FJPV-PJ) y acompañada por sus colegas Patricia Chialvo y Héctor Caballero. Durante los últimos años proyectos similares han perdido estado parlamentario.

“El modelo productivo dominante en Argentina sustentado en el uso de transgénicos y agroquímicos provoca daños sobre la salud humana y el ambiente. Nuestra provincia, junto a Entre Ríos, Buenos Aires y Córdoba se encuentra entre las áreas más afectadas. Argentina se ha convertido en el país con mayor consumo por habitante de glifosato del mundo”, manifestó la diputada.

“Mientras que en los Estados Unidos su uso es de 0,42 litros por habitante y en Francia el herbicida está completamente prohibido, en nuestro país se utilizan 4,3 litros de este agrotóxico por habitante. En nuestros campos se cultiva maíz, soja y algodón transgénicos que requieren ineludiblemente agroquímicos para su crecimiento y se siguen exigiendo estudios acerca del efecto nocivo de los mismos sobre la salud humana y ambiental, desconociendo las innumerables experiencias científicas que lo prueban en todo el mundo”, apuntó.

Según indicó la legisladora, la propuesta plantea como “objetivo fundamental la transformación del paradigma productivo actual; otorga el carácter de garante en tal sentido al Estado; establece los recursos que posibiliten el progresivo cambio en el modelo de producciones vegetales; y regula la utilización de agroquímicos, definiendo plazos y zonas de exclusión, hasta tanto se logre el objetivo planteado”.

“Creemos que el Estado debe asumir su responsabilidad de cuidar la salud de la población y del ambiente y tomar decisiones urgentes para detener este espiral destructivo”, fundamentó la legisladora.

Para enfrentar este grave problema, la diputada considera necesario “mirar hacia alternativas productivas, a técnicas tradicionales que conforman un modelo productivo natural, denominado agroecología, que progresivamente reemplace el modelo actual por uno que no ponga en riesgo la salud del hombre ni la naturaleza, que proteja el patrimonio semilla y asegure la soberanía alimentaria”.

En ese sentido, opinó que “el Estado debe asumir su responsabilidad política, social, destinar recursos y acompañar con acciones concretas los procesos de transformación del modelo productivo actual, lo cual planteamos en la ley, por eso proponemos la asignación de fondos por no menos del 2 por ciento del presupuesto general de la provincia y otorgar exenciones impositivas sobre las áreas de exclusión”.

Simoncini detalló por último que el texto “también plantea pautas respecto de distancias, modalidades y prohibiciones sobre el uso de agroquímicos y un criterio de progresividad en su desuso para minimizar el impacto sobre la rentabilidad de los productores, quienes están hoy cautivos de este sistema que solo les permite sembrar las semillas transgénicas, las que obligadamente deben comprar a las compañías trasnacionales, únicas beneficiadas con ganancias incalculables por este sistema productivo”. “Esperamos que el hecho de que estemos en un año electoral no impida tratar este tema tan importante en la Legislatura”, finalizó la exministra de Salud.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Nominan a Trump al Premio Nobel de la Paz

Aunque el primer ministro japonés Shinzo Abe no quiere confirmar si Donald Trump ha sido n