Aunque con mucha disparidad entre provincias, el haber promedio que percibe un maestro argentino está en el puesto 34 de 37 países analizados por la Ocde, según un informe universitario. El último año perdió feo contra la inflación.

Mientras varias provincias negocian una actualización salarial en paritarias para el año en curso, como Santa Fe y Buenos Aires, se conoció un informe que da cuenta que los salarios de docentes argentinos están entre los más bajos del mundo. A diciembre de 2017, el salario anual de un docente de grado con diez años de antigüedad se ubicó en el puesto 34 entre 37 países analizados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde).

“De los 33 países que se encuentran mejor posicionados que la Argentina, los primeros cinco triplican los valores salariales anuales de nuestros docentes, en tanto que los siguientes quince países duplican los valores argentinos”, se señaló en un informe del Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano, donde también se recordó que “los salarios de los docentes argentinos aumentaron, en promedio, la mitad que la inflación entre 2017 y 2018”.

“Los incrementos del salario docente en todas las provincias (promedio ponderado de 20,2 por ciento) se ubicaron muy por debajo del índice inflacionario publicado para el período septiembre 2017- septiembre 2018, que fue de 40,5 por ciento”, se comparó en el reporte.

“El último informe educativo del salario docente publicado por el Ministerio de Educación indica una desmejora para los salarios docentes argentinos medidos de esta manera, ya que, en términos nominales, el salario mensual docente promedio aumentó un 19,8 por ciento, pasando de 17.383 a 20.833 pesos. Pero si lo comparamos con la medida utilizada por la publicación de la Ocde, el salario de un docente anualizado en dólares de igual poder de compra disminuyó un 7,5 por ciento”, escribió Gisela Lima, subdirectora del CEA.

“Los docentes no consiguieron sostener su poder adquisitivo. Esta situación afecta aún más a los maestros de provincias, en las cuales el salario no alcanza siquiera la media nacional, por debajo de los 20 mil pesos mensuales. Tal es el caso de Formosa, Mendoza, Corrientes, Misiones, Chaco, Santiago del Estero y La Rioja”, se repasó en el artículo que acompaña el reporte de la Universidad de Belgrano. Cabe recordar que en Santa Fe el año pasado se disparó la denominada cláusula gatillo que permitió a los docentes acompañar la aceleración inflacionaria.

“Si comparamos el salario de los docentes de las 24 jurisdicciones que componen nuestro país, se observa una amplia la disparidad entre las distintas provincias del territorio argentino. En las provincias de Tierra del Fuego, Santa Cruz y Córdoba, el salario docente superaba los 27.000 pesos mensuales en septiembre de 2018, en tanto que en jurisdicciones como Corrientes, Formosa y Santiago del Estero no alcanzaba los 16.000 pesos”, se observó en el informe, donde, además de marcar una baja en el poder adquisitivo del salario de los maestros, también se analizó que en los últimos años disminuyó la matrícula estudiantil, mientras que aumentaron los cargos docentes.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Preocupan las condiciones laborales en empresas de seguridad

El Concejo aprobó un pedido de los concejales Andrés Giménez y Marina Magnani para que el