Los reclamos urgentes de las maestras y los maestros de todo el país –incluida la provincia de Santa Fe– van desde que se respete un piso de igualdad en materia salarial hasta condiciones dignas para enseñar y aprender. Y desde ya más becas, comedores y copa de leche para hacerle frente a la pobreza. En ese panorama, la secretaria general de la Ctera y Amsafé, Sonia Alesso, demanda una vez más que el gobierno de Cambiemos llame a la mesa de negociaciones. “No puede ser que todos los años lleguemos a febrero con el mismo pedido, es responsabilidad del gobierno evitar el conflicto”, alerta la dirigente de la docencia en charla con El Eslabón. También anticipa que, ante las próximas elecciones, preparan un documento pidiendo a los candidatos que se pronuncien en defensa de la educación pública.

¿Y qué pasa en Santa Fe? El Gobierno provincial convocó a la mesa paritaria al magisterio apenas comenzado febrero: el martes 5 pasado. Tal como repasa Sonia Alesso se acordó en ese primer encuentro conformar dos comisiones técnicas, una salarial y otra de condiciones laborales, que aún no comenzaron a funcionar (las debe convocar el gobierno). Y hasta el cierre de esta edición –viernes 15– no había nuevo llamado a continuar las discusiones.

Mientras esperan otra fecha de encuentro, la docencia santafesina avanza en prioridades. En una reunión realizada el miércoles pasado, entre la comisión directiva de Amsafé y las delegadas y los delegados de las 19 seccionales del sindicato docente, se enfatizó –así lo volcaron luego en un comunicado– “que tras el año 2018 que cerró con una inflación del 49,3 por ciento con tarifazos y desmesurados incrementos del transporte público, es fundamental la lucha por salarios dignos en defensa del poder adquisitivo”.

―El Gobierno Provincial hace hincapié todo el tiempo en la cláusula gatillo como el tema clave en las negociaciones ¿Alcanza para cerrar la paritaria?
―No. La cláusula gatillo es importante, permite actualizar el salario, pero no es la única condición o por lo menos no es el único elemento a tener en cuenta en el momento de la discusión. Queremos discutir cómo arranca el año y el tema salarial más allá de la cláusula gatillo. Además hay otras cuestiones a debatir también, como por ejemplo, distorsiones salariales en cargos directivos o catedráticos.

Foto: Manuel Costa

Panorama alarmante

Antes de esta reunión de Amsafé –el martes 12– se encontraron en la Ctera las representaciones del magisterio de todo el país. Cada una habló de lo que pasa en sus provincias. La conclusión general es la de un “panorama alarmante”, producto de la pérdida salarial del 2018 y el aumento de las tarifas. Y la necesidad de que se respete la mesa nacional de negociaciones –desconocida por Nación desde hace dos años–, para garantizar un piso de igualdad entre las jurisdicciones. Un pedido ni abstracto ni caprichoso.

―¿Cómo impacta la negación de la paritaria nacional docente en las provincias?
―El resultado concreto es el aumento de la conflictividad. Pero el problema más grave es cómo se abisman las diferencias salariales entre las provincias. Si en 2015 entre una provincia del Centro y otra del NEA o del NOA la diferencia salarial era de mil o mil quinientos pesos en 2015, ahora luego de estos dos años (2017-2018) sin paritarias, es de seis mil o siete mil pesos. La ausencia de la paritaria nacional docente lo único que hace es aumentar la desigualdad, volver al esquema de los noventa, con dos franjas de provincias: donde estaban las que podían pagar los salarios y discutir aumentos, y otras en una situación de gran precariedad. Se abisma la diferencia entre las provincias que pueden y las que no pueden pagar salarios. No se cumple con la inversión nacional, que por ley de financiamiento educativo tiene que llegar a las provincias. No se cumple con el piso que fija la paritaria nacional, con el envío de recursos que deben llegar vía el fondo compensador, el Fonid (incentivo docente), pero tampoco con los fondos para la construcción de escuelas, de programas nacionales, de materiales didácticos… Eso va configurando una situación de mucha desigualdad, parecida a los noventa.

―En lo que va de este año, ¿el gobierno nacional convocó a la Ctera?
―No, no nos han convocado. Esta semana hemos enviado una nota tanto al Ministerio de Educación nacional como a la Secretaría de Trabajo, exigiendo el cumplimiento de la paritaria nacional docente. El 28 de febrero tenemos un Congreso de Ctera para discutir, en caso de que no nos convoquen, un plan de acción.

―¿Contemplan medidas de fuerza?
―No descartamos nada. Lo que estamos pidiendo es que el gobierno cumpla con la ley y convoque a paritarias. La situación de las provincias está siendo cada vez más grave.

―En este año electoral, ¿qué les piden a los candidatos para la educación?
―Preparamos un documento tanto provincial como nacional, desde Amsafé y Ctera, para entregar a los distintos candidatos. Es muy importante que fijen su posición respecto de lo que van hacer, entre otros temas, con el financiamiento educativo, la construcción de escuelas, la paritaria nacional, la jubilación, la reforma laboral, la formación docente, el fortalecimiento de las escuelas secundarias y los institutos terciarios. Pero el eje principal es el de la defensa de la educación pública, de tomarla como un derecho social y no como una mercancía.

Salarios, comedores y solidaridad con Venezuela

Tanto en las reuniones de Ctera como de Amsafé, las y los docentes fijaron prioridades en los reclamos. En el encuentro de la Ctera, entre otros temas, se resolvió pedir por la Paritaria Nacional Docente; paritarias libres y sin techo; aumento del financiamiento educativo; condiciones dignas para enseñar y aprender, esto es escuelas seguras, infraestructura, becas y el aumento de la cuota para comedores y copa de leche.

También por la defensa del sistema previsional, contra la reforma laboral, y el congelamiento y ajuste de las Becas Progresar. Y en defensa de los Institutos de Formación Docente. Además de que se termine con la persecución a las organizaciones sindicales docentes.

La Ctera también se expresó “sobre la no intervención en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela y el respeto a la autodeterminación de los Pueblos a solucionar sus conflictos sobre la base del diálogo y la paz”.

A nivel provincial, Amsafé puso en primer lugar “la exigencia al gobierno santafesino del pago inmediato de la complementaria anunciada con haberes adeudados”. También discutir temas relacionados con las condiciones de trabajo, ruralidad, transporte, obra social, jubilaciones y protocolo para escuelas fumigadas, entre otros. En esa reunión –destacan en un comunicado– “hubo expresiones unánimes de solidaridad y apoyo a compañeras y compañeros despedidos producto del impacto de las decisiones en materia de política económica del gobierno nacional”.

La gobernadora Vidal y un “spot que indigna”

En estos días, un spot radial y televisivo muestra a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, enumerando “logros” de su gestión y convocando a la “vocación docente”, “más allá de sus sindicatos”.

“Si no tuvieran vocación los docentes no hubieran dado clases en las puertas de las escuelas del Conurbano Bonaerense, donde hubo más de 500 establecimientos sin gas y hasta murieron dos compañeros, una directora y un auxiliar docente, producto de la ineficacia del Estado”, recalca Sonia Alesso y detalla las lamentables condiciones en que las maestras, con el apoyo de las familias, dieron y dan clases igual.

“La verdad es que la gobernadora –continúa Alesso– que se mueve en helicóptero para ir a su trabajo tendría que ver el tiempo que los docentes recorren para llegar a sus escuelas, de islas, rurales… El spot indigna. Nosotros vemos la vocación todos los días, pero también somos trabajadoras intelectuales que reclamamos salarios y condiciones dignas para enseñar y aprender”.

Fuente: El Eslabón

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Piden tratar “urgente” la emergencia pyme

“Cuatro de cada diez empresas están en zona de cierre”, alertaron desde la Asociación de E