Newell’s igualó todo lo que jugó en 2019. Ante San Lorenzo parecía que lo perdía, pero en el final los primos Rodríguez armaron una jugada que terminó con el gol de Alexis, para el 1 a 1 en el Nuevo Gasómetro, por la fecha 19 de la Superliga. Nicolás Blandi marcó el primero.

El conjunto del Parque Independencia no puede cortar la racha de empates que acumala desde que retomó la competencia oficial. Frente al Cuervo obtuvo un punto, tal como le ocurrió ante Boca, Unión y Central.

A Newell’s le costó tener la pelota como le pide su entrenador. Es que enfrente estuvo el equipo dirigido por Jorge Almirón, que también pregona lo mismo, haciendo un culto de la tenencia. Por eso al local le resultó más sencillo llegar al arco con peligro, a diferencia de la visita, que le duraba poco la pelota en su poder.

Como cada vez que el rojinegro sufre en el fondo, la figura de Alan Aguerre se hace enorme bajo los tres palos. Primero le desvió un tiro libre a Fernando Belluschi, en la jugada siguiente se lució tapándole una volea a Marcos Senesi, y después le ahogó el grito a Ruben Botta, que había rematado fuerte abajo desde el borde del área. La fortuna sí lo ayudó cuando Facundo Nadalín rechazó mal en el fondo, y le sirvió la pelota a Nicolás Blandi, que la tiró afuera.

La única de la Lepra en esa primera parte tuvo como protagonista, cuando no, a Maxi Rodríguez, que con un hermoso gesto de su cuerpo metió una volea que pasó apenas encima del palo, agarrando a contrapierna a Fernando Monetti, que ya nada hubiese podido hacer.

En la última jugada antes de meterse a los vestuarios llegó el gol del Cuervo, con mucha polémica. Es que cuando cayó la pelota al área desde el córner, primero pega en la mano de Senesi, y luego Blandi –antes de convertir su tanto a los 45’– golpea (y lesiona) a Mariano Bíttolo.

El lateral no salió a jugar el complemento, y en su lugar estuvo Juan Pablo Freytes. Esa etapa final, el conjunto comandado por Héctor Bidoglio sumó argumentos para merecer la igualdad, pero nuevamente la falta de efectividad se encaminaba a arruinarle el encuentro. Cristian Insaurralde tuvo una clarísima de cabeza en el inicio, y más tarde falló un mano a mano. Víctor Figueroa, que había ingresado hace poco, quiso sorprender desde la mitad de la cancha a un adelantado Monetti, pero le faltó puntería.

La Lepra no le daba respiro al dueño de casa, que cada vez más se le dificultaba salir de su campo. El premio mayor, y bien merecido, lo consiguió en el final, cuando entre Maxi (apenas adelantado) y Alexis construyeron una pared en el área rival, y el más joven de los primos empujó la pelota de cabeza en la línea, a los 46’.

Newell’s rescató una igualdad que parecía que se le perdía. Para la próxima fecha, la 20, el entrenador recuperaría en el ataque a Francisco Fydriszewski, su nueve titular. Espera con eso recuperar goles, porque empieza a padecer cada vez más la sequía que trajo el 2019.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

“Hoy, Rosario es la capital del desempleo”

Con 113.084 votos obtenidos en las primarias del 28 de abril, Roberto Sukerman, del Frente