“El Gobierno siguió, frenó y secuestró una de las camionetas que utilizan las Madres para movilizarse. Se apropiaron parte del archivo histórico”, denunció este lunes la Asociación Madres de Plaza de Mayo.

El procedimiento fue ordenado desde el juzgado comercial N°13, que encabeza el juez Javier Perillo, y según publicó el diario cooperativo Tiempo Argentino, “el operativo fue sobre la General Paz, donde la Policía de la Ciudad siguió, interceptó y secuestró un utilitario que usan las Madres para trasladarse. Fue en el marco de la causa por la quiebra de la Fundación”, que sigue el mencionado magistrado.

La denuncia de las Madres de Plaza de Mayo es clara: la justicia secuestró documentación de su archivo histórico sin valor comercial ni económico y completamente ajena a la causa por la quiebra de la Fundación de Madres de Plaza de Mayo, y aseguraron que se trata de “otro paso más en la persecución judicial” al organismo de DDHH.

Tanto los materiales secuestrados –que eran trasladados en cinco cajas y dos cajones plásticos- como el utilitario, fueron trasladados a la comisaría vecinal 12-B (ex 39), ubicada en la calle Olazabal al 5400 de la Caba.

A través de su cuenta de la red social Twitter, las Madres denunciaron: “La Justicia continúa reteniendo la documentación del archivo histórico de las #Madres pese a que la sindicatura constató e informó al juzgado que no corresponde su secuestro.

En ese sentido, la titular de las Madres, Hebe de Bonafini, convocó a militantes y organizaciones a concentrarse frente al galpón donde quedaron secuestrados la camioneta y los papeles, en la estación Estación Villa Pueyrredón: “Les pido que nos ayuden, a los que puedan ir a cuidar para que nadie nos robe la camioneta y los papeles a las calles Condarco y Franco, que es un depósito de la Policía. Ahí vamos a ir también las Madres a cuidar que nadie se lleve la camioneta y los papeles”.

En sus redes sociales, el organismo de Derechos Humanos denunció que se trató de un “atropello” y responsabilizaron al Juzgado Comercial. Detallaron que el juez Perillo “conociendo que existía documentación ajena a la quiebra y sin valor económico ni comercial, decidió avanzar con el secuestro de parte del archivo histórico”.

El decomiso se llevó adelante en el marco de la quiebra de la Fundación que ese juez decretó en junio de 2017, cuando determinó la “insuficiencia de fondos” en el marco de un juicio laboral iniciado por un ex empleado que reclama una indemnización de 120 mil pesos.

El utilitario que secuestraron es uno de los que utilizan las Madres para trasladarse y que tenía orden de secuestro. La orden del Juez se inscribe en una seguidilla de hostigamientos sobre la Fundación de Madres que comenzó en 2016 y que incluyó hasta un intento de detención de Hebe de Bonafini.

Fuente: diario Tiempo Argentino

Más notas relacionadas
  • Homero Chiavarino

    El martes 21 de mayo a las 21, en el Complejo Cultural Atlas, Mitre 645, el acordeonista y
  • La Orden del Dragón

    Los viernes de mayo y junio a las 21, el grupo Laboratorio de teatro El Rayo Misterioso, p
  • MKB, la trama escocesa

    Los sábados de mayo y junio a las 21 en el teatro La Escalera, el grupo que integra ese es
Más por Redacción
Más en Derechos Humanos

Dejá un comentario

Sugerencia

“Hoy, Rosario es la capital del desempleo”

Con 113.084 votos obtenidos en las primarias del 28 de abril, Roberto Sukerman, del Frente