Se presentó el segundo libro de Eugenio Magliocca Piazza, Fábulas Fabulosas de Rosario, y otros cuentos. Escritor, documentalista, y periodista, Magliocca continua el curso de sus relatos paisajísticos, de flora y fauna del universo que lo rodea, y que prendieron la atención de grandes y chicos en su anteriortrabajo editorial, Las Aventuras de Curimba, editado por Ross.

La especie, la nuestra, ha arrasado territorios y esclavizado animales, y los ha taxonomizado en peligrosos, masticables, exóticos, y domésticos, bajo el especismo. En las fábulas de Eugenio Magliocca, las criaturas que habitan el planeta tierra, salvo la especie humana, se comunican entre sí, negocian mejores condiciones de vida y se revelan ante el dispositivo humano de progreso a toda costa. Los sapos se cansan: “¡Ya no hay bichos por ningún lado, ni noches de paz, ni sonidos nocturnos!”, reclaman; y se juntan a la vera del Saladillo, iniciando la revolución, y planteando a la vez la dominación de los humanos. Sí, la especie, la nuestra. Pero no les resulta tan fácil: deberán dialogar con las ranas y sus cosmovisiones, convencer a las palomas, muy concentras en comer cereales; a las ratas, aunque se vayan por tirantes; los gorriones, caranchos, lechuzas, serpientes y pulgas. Así pica de movida uno de los cuentos del universo Magliocca, que presentó su segunda publicación el pasado jueves en la planta alta del espacio cultural Arnaldo Ross, en calle Salta al 2200, a sala colmada y con un clima tropicalisimo a pesar del trabajo de los equipos de aire acondicionado.

Acompañaron al autor la editora Silvina Ross, que celebró la publicación y rescató las andanzas de Curimba, el sábalo que protagoniza junto a otras especies el maravilloso mundo del libro anterior en el que trata, según recordó Ross, el tema de la contaminación, a modo de concientización. También estuvo presente el ilustrador de estas serie de libros, Javier Armentano, que aclaró que el escritor de Fábulas Fabulosas tiene una visión muy cinematográfica de lo que quiere contar, y remarcó que Rosario tiene flora y fauna, aunque solo se piense que las hay en el campo, o en los bosques. El escritor Marcelo Britos, que prologó el libro, puso en duda el lugar que debería tener el último de Magliocca en su biblioteca: ¿Literatura infantil?, ¿fábula?, ¿historia?, ¿geografía?

Magliocca Piazza, que llegó a realizar en conjunto el documental audiovisual Arderá la memoria, sobre la historia de las Madres de Plaza 25 de mayo, cautivó a grandes y chicos con la salida de Las Aventuras de Curimba, que tuvo mucha presencia en las aulas. Por esto mismo, durante la presentación de Fábulas Fabulosas de Rosario, el auditorio estaba repleto de docentes deseosas de saber de nuevas historias e ilustraciones. A la hora de las devoluciones, luego del diálogo del panel, una seño aseguró: “Leímos las historia de Curimba con chicos y chicas de cuarto grado, y fuimos felices”.

Más notas relacionadas
Más por Juan Pablo de la Vega
Más en Cultura

Dejá un comentario

Sugerencia

Arderá la memoria

El jueves 21 de marzo a las 19:30 se realizará la proyección en el Complejo Cultural Atlas