En el marco del Día de la Mujer, la intendenta de Rosario anunció que nadie con condena o denuncia penal por violencia de género, tendrá vínculos con la Municipalidad.

La primera mujer en ocupar la intendencia de Rosario en 2011y, ese cargo en el socialismo, Mónica Fein, dio su último mensaje en la apertura anual de las sesiones ordinarias del Concejo. La jornada coincidió con la víspera del Día de la Mujer, y la sincronía se reflejó en un par de detalles. Llegó caminando, acompañada de 12 referentes sociales de la ciudad y funcionarias de su gestión y anunció la firma de un decreto, que no tiene precedente: los condenados o denunciados penalmente por violencia de género, no podrán ingresar a la planta municipal, ni acceder a pasantías, contratos ni chapa de taxi .

Después de que el presidente del Concejo, Alejandro Roselló, cumpliera con las formas y aludiera al año electoral como “muy particular donde muchas cosas van a cambiar” y pedir a sus pares “estar a la altura de lo que la sociedad pretende de nosotros”, la intendenta se hizo cargo de la palabra. En esta ocasión, la barra estaba ocupada por funcionarios municipales y provinciales y en la planta baja, una pantalla gigante transmitió el acto a decenas de personas. En representación del gobernador, llegaron dos ministros.

Fein con tono sereno y con varios momentos de aplausos en su alocución, arrancó evocando a dos pesos pesados de la historia reciente, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y Raúl Alfonsín, para establecer paralelos bien sazonados con la actualidad. “Esa generación de dirigente sí que recibió la pesada herencia”, dijo y destacó que el ex presidente “no subordinó el Estado a poderes extranjeros, a grupos financieros internacionales ni a privilegiados locales y no puede ser propiedad privada de los sectores económicamente poderosos”. Aplausos. Y el sayo volvería a aparecer en los tramos más políticos de su discurso.

Después prologó el repaso de su gestión, con un mensaje al o a la futura intendenta “sepa que recibirá un municipio con las cuentas equilibradas, y la misma planta de empleados públicos de cuando asumí y ni una sola mancha de corrupción en nuestra gestión”. A continuación se refirió a Salud, donde exhiben sus mejores logros, reconocidos aún por la oposición. Y reiteró que el sistema público, registró 40 mil nuevas historias clínicas en el marco de la situación económica.

A la hora de hablar de obras y de enumerar barrios, calles, plazas, parques, pavimentos y cloacas, mencionó un afilado “obras concretas, tangibles, obras no maquetas”, moduló. Y trajo a colación la crisis “que golpea a los vulnerables y sólo beneficia a quienes apuestan al sector financiero, no podemos modificar la macroeconomía ni fijar las reglas ante el Fondo Monetario Internacional, pero sepan que mientras gobierne esta ciudad, encontrarán un Estado que apoya a quien produce y trabaja, cerca de las personas que la están pasando mal”.

“La obra pública debe tener un carácter transformador en los sectores que más lo necesitan, por eso creamos el Plan Abre, un abordaje diferente del que estamos profundamente orgullosos de sus resultados, es y seguirá siendo, la política social que nos permite estar presentes en los barrios de la ciudad”, enfatizó. Y sumó al Programa Nueva Oportunidad, con la historia de un joven, Samuel.

En ese contexto enumeró la ayuda social que realizan, además de iniciativas para acompañar al empleo, los emprendedores, feriantes, cooperativas y comercios barriales, y nos acompaña el Banco Municipal al que defendimos mientras veíamos cómo privatizaban el Banco de la Provincia de Santa Fe”. El sayo no cesaba, como un rayo.

El repaso incluyó, valorando y augurando mejoras, al sistema de transporte y lamentando, la violencia urbana, con la irracionalidad de las balaceras, temas sobre el cual aseguró que no se moverá la convicción de combatir al negocio narco y no pasó por alto que fue la Justicia Provincial la que encarceló a los apellidos del delito. “Este mal no eligió a la ciudad, está presente en el país”, aseguró.

Además del ya célebre reclamo por la autonomía de Rosario, Fein dijo que es imperioso seguir luchando para lleguen de forma más equitativa a la ciudad, todo lo que esta aporta a la Nación y la Provincia. La alusión incluyó el fondo de obras menores a nivel provincial y el retiro de los Fondo Federal Solidario, entre otros recortes nacionales. “Mientras al Interior nos ajustan, tenemos una Capital Federal cada vez más rica”, argumentó.

“No escondemos los problemas debajo de la alfombra, somos concientes que gobernar es gestionar conflictos y por eso siempre dimos y daremos la cara ante la adversidad, con aciertos y errores siempre nos encontrarán defendiendo la ciudad”, aseguró.

Antes de finalizar anunció tres mensajes que enviará al Concejo: la caducidad del convenio urbanístico Cruce Alberdi, firmado en el 2006 con Cargil, por los incumplimientos, la determinación de indicadores urbanísticos de Puerto Norte y el tratamiento del nuevo código de convivencia.

“Sepan que las mujeres no vinimos a la política para ser testimoniales ni ocupar lugares, ni hacer meras estrategias de marketing, vinimos a transformarla y no vamos a parar hasta el rol que merecemos”, dijo Fein. Una indudable despedida a tono, de género.

Más notas relacionadas
Más por Silvia Carafa
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Ya es oficial el pedido de interpelación a Garavano

Finalmente, se formalizó el pedido de interpelación al ministro de Justicia Germán Garavan