Industriales santafesinos hicieron público un dramático informe de la situación que da cuenta de una caída estrepitosa de la actividad. El presidente de la entidad que los nuclea, la Fisfe, dijo que hay situaciones que le recuerdan al ex ministro de Economía del gobierno de Fernando de la Rúa, Domingo Cavallo, antes de la hecatombe.

La Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) convocó este lunes a una conferencia de prensa, en su sede de Rosario, para dar a conocer cifras temibles: desde mayo de 2018, la actividad industrial en la provincia, como en el resto del país, no para de caer y ya suma un 16 por ciento de derrumbe que, lejos de frenarse –creen desde la federación– , seguirá en picada.

En Santa Fe, se perdieron unos 1.500 puestos de trabajo registrado industrial, con respecto al año pasado, y ya suman alrededor de 5 mil desde 2015, indicó el responsable del Instituto de Investigaciones Económicas de Fisfe, Gabriel Frontons.

Por su parte. el presidente de la Fisfe Guillermo Moretti destacó además que la pendiente que ha tenido el sector  “del 2015 a la fecha, suma una pérdida de 200 mil puestos de trabajo, que son cifras muy negativas”.

Foto: Paula Peña

Además, lo planteó en tono pesimista: “No vemos muchas soluciones a la vista. Cuando uno analiza que del producto industrial el 80 por ciento es para el mercado interno y cada vez, con cada aumento de tarifa, con cada golpe inflacionario, devaluación, se afecta el bolsillo de los trabajadores… esto, indudablemente así, este modelo, no tiene salida”, sentenció.

—¿Cuáles son los sectores industriales más afectados?
—Todos, no hay sector que no tenga caída, cuando uno analiza los informes, todos están en caída.
—Se habló desde sectores sindicales a nivel nacional de proteger puestos laborales con una doble indemnización como en otras épocas.
—Nosotros siempre hemos estado en contra porque en realidad ningún empresario nacional, y menos un empresario pyme, quiere despedir a un trabajador que le cuesta muchísimo tiempo para que se haga del oficio, para que conozca las máquinas. Si se lo despide es porque se está en una situación extrema. Lo que se tiene que hacer es cambiar el modelo para que estas cosas no se produzcan, porque en un modelo de crecimiento no hay despidos.
—¿No hay forma de transmitir esto a las autoridades, no hay una mesa en común sobre el tema?
—Tenemos muy buena comunicación con el ministro de la Producción (de la Nación, Dante Sica) pero de ahí a que se apliquen políticas que sirvan, indiscutiblemente no. No hay.
—¿No hay canales ni mesas ni vínculos?
—Hay montones de mesas, mesa del petróleo, mesa metalúrgica, hay un montón de mesas. Ahora, de ahi a que esas mesas sirvan para algo… nosotros no lo vemos. La realidad es que esto me hace acordar muchísimo a las «mesas de competitividad» de (Domingo Felipe) Cavallo; se discutía todo, y así terminamos.

Más notas relacionadas
Más por Ernesto Ávila
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

“Hoy, Rosario es la capital del desempleo”

Con 113.084 votos obtenidos en las primarias del 28 de abril, Roberto Sukerman, del Frente