Dos policías fueron detenidos en Río de Janeiro como sospechosos del asesinato de la concejala carioca Marielle Franco. La policía brasileña encuentra varios vínculos entre el asesino y la familia del presidente Jair Bolsonaro.

Apenas un día antes del aniversario del asesinato en pleno centro de Río de Janeiro de la edila y activista de DDHH y de su chofer Anderson Gomes aquel el 14 de marzo de 2018, este martes fueron detenidos en sus domicilios el presunto asesino –el policía militar jubilado Ronie Lessa– y quien habría sido el conductor del vehículo del que salieron los disparos, Élcio Vieira de Queiroz, un ex policía expulsado de la fuerza.

Inmediatamente, la policía brasileña encontró indicios de vínculos entre el asesino de Franco y la familia Bolsonaro. En principio, en sus cuentas en las redes sociales, el presunto asesino de Marielle tiene foto con el actual presidente.

Pero, además, la casa del policía se encuentra en la urbanización “Viviendas da Barra”, la misma en la que tiene una casa el presidente Jair Bolsonaro. Y como si eso fuera poco, El comisario a cargo de la investigación, Giniton Lages, informó que una hija del asesino fue novia de uno de los hijos del mandatario, aunque comentó que eso se investigará en el momento oportuno.

Lo cierto es que, como publicó el diario El Mundo de España, “casi un año después, la investigación empieza a arrojar luz sobre el caso del asesinato”, al destacar que en la “madrugada del martes, una operación conjunta de la Policía Civil y la Fiscalía detuvo en sus casas” a los dos policías, “que actuaban como milicianos y, según la investigación, podrían estar detrás de otros asesinatos”.

Quién era Marielle

La concejala Franco estaba afiliada al Partido Socialismo y Libertad (Psol), y había desplegado un intenso trabajo territorial en el marco de su lucha en favor de la población negra, vecinos de favelas y el colectivo Lgtb.

Los familiares de Marielle exhibieron cierto consuelo frente a las detenciones. Sin embargo, reclamaron que la Justicia investigue hasta el final. La madre de Marielle, Marinete Silva manifestó, en declaraciones al portal de noticias G1: “A dos días de que se cumpla un año de la muerte de mi hija es un alivio saber que la policía detuvo a los sospechosos. Hoy tengo claro que estamos en el camino correcto. A estas alturas ya tendríamos que tener una respuesta, pero aún tenemos que saber quién ordenó el asesinato. La respuesta a este crimen está incompleta”.

El asesinato de Marielle Franco conmocionó a la sociedad brasileña, y su lucha se convirtió en un símbolo dentro y fuera del gigante latinoamericano. Este año, la activista fue homenajeada post mortem en el famoso Carnaval de Río de Janeiro.

Foto: Jeso Carneiro | Flickr

Policías detenidos: ¿Bolsonaro implicado? Indicios y pruebas

En conferencia de prensa, el comisario Lages trazó un perfil del presunto asesino: «Ronie tenía odio a los políticos de izquierda. Hoy no sabemos si había mandantes, si actuó solo, todo eso está en una segunda fase”.

La Fiscalía, en tanto, remarcó que la motivación del crimen fue ideológica, por la actuación política de Franco en defensa de las minorías y que el asesino sentía repulsa por las causas que defendía la activista.

Luego de conocerse que el probable asesino vive en la misma urbanización en la que tiene la casa Bolsonaro, y que el policía tiene fotos con él el mandatario respondió, contrariado: “Tengo fotos con miles de policías civiles y militares, en todo Brasil”, también los medios recordaron que el año pasado, poco después del asesinato, uno de los hijos del presidente, Flávio Bolsonaro, fue el único diputado de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro que se negó a condecorar a título póstumo a Franco con la Medalla Tiradentes, máximo honor de la institución.

El ahora senador federal también contrató como asesores en su gabinete a familiares de Adriano Magalhaes da Nobrega, un policía militar recientemente detenido en una operación contra las milicias.

En forma más precisa, se estableció que el hijo del presidente está vinculado con la madre y esposa del capitán Magalhaes da Nobrega, quien fue señalado por la Fiscalía de ese país por su participación en el asesinato de Marielle Franco.

Según publicó la cadena Telesur

Foto: Adriano Machado | Reuters

, Raimunda Veras Magalhães (madre) y Danielle Mendonça da Costa da Nóbrega (esposa), trabajaron para el diputado Bolsonaro (hijo) hasta noviembre de 2018, con un salario de 6.490,35 reales, unos 1.722 dólares.

El corresponsal de Telesur en Brasil, Nacho Lemus tuiteó: “Miren donde cierra el círculo sobre el asesinato de Marielle Franco: El senador electo Flavio Bolsonaro, hijo del pdte., tuvo como asesora a la madre y como funcionaria a la esposa del parapolicía acusado por el asesinato. Además lo homenajeó 2 veces en la Legislatura de Rio”.

Lemus consignó que “la madre de Nobrega aparece en los informes como una de las empleadas que transfirieron dinero a las cuentas de Fabricio Queiroz, quien fue amigo de Nobrega y es investigado por movimientos atípicos en sus cuentas bancarias por el Consejo de Control de Actividades Financieras (Coaf)”.

Un informe publicado por el Coaf refiere que “Raimunda es actualmente propietaria de un restaurante que presentó una serie de depósitos a las cuentas de Queiroz, hasta 17 transacciones, por un valor total de 91.796 reales (24.358 dólares), los cuales presuntamente provienen del lavado de dinero”.

Actualmente, Adriano Magalhaes da Nobrega está prófugo de la justicia brasileña después de que el Ministerio Público ordenó su detención por estar vinculado en la operación «Los Intocables», relacionada con el asesinato de la también activista Marielle Franco.

En el blog Brasil al momento, la periodista Eleonora Gosman publicó un artículo titulado El cerco se cierra sobre Flavio Bolsonaro, en el que confirma que el hijo del mandatario brasileño, como diputado, “albergó dentro de su gabinete como asesoras a la madre y la esposa de uno de los principales jefes de la «Oficina del crimen», el capitán Adriano Magalhães da Nóbrega”.

Gosman destacó que esa organización delictiva “surgió en el 2000, en la favela Río das Pedras; y estaba integrada por miembros de la policía militar y del Batallón de Operaciones Especiales (Bope)”.

A la madrugada del martes, el Grupo de Actuación Especial del Combate al Crimen Organizado (Gael) junto a la policía civil, procedió a detener al capitán Adriano, pero el hombre huyó antes de ser preso.

Policía en el lugar donde fue arrestado uno de los sospechosos del asesinato de Marielle Franco. Foto: Sergio Moraes | Reuters

“Para completar la historia –asegura Gosman– a Bolsonaro hijo no se le ocurrió nada mejor que conseguir que la Asamblea Legislativa fluminense le entregara a Adriano un premio a su «brillante carrera y honor» por los servicios prestados a la sociedad”.

En esa misma línea, el periodista argentino Bruno Bimbi, radicado en Brasil, desde su cuenta de la red social Twitter, sentenció:

  • “El asesino de Marielle vivía en el mismo condominio de lujo que Bolsonaro
  • La hija del asesino fue novia de un hijo de Bolsonaro
  • El que conducía el auto con el que la persiguieron tenía foto con Bolsonaro
  • El jefe de la banda trabajaba para el hijo de Bolsonaro

¿Está claro?”

Respuesta del presidente Bolsonaro

Según publicó la red O Globo, Bolsonaro dijo que espera que los autores ideológicos o mandantes de la morte de Marielle sean descubiertos, pero también

relativizó que los detenidos sean efectivamente los autores materiales: “Si es que fueron ellos”, indicó.

Al ser indagado sobre las fotos en las que aparece al lado de uno de los presos –el ex policía militar Elcio de Queiroz, Bolsonaro dijo tener fotos con “miles” de policías de todo Brasil. “Yo tengo fotos com millares de policías civiles y militares de todo Brasil”, respondió concretamente.

Pancarta rindiendo homenaje a Marielle durante la marcha del Día de la Mujer en Río de Janeiro. Foto: Sergio Moraes | Reuters

¿Quién ordenó su muerte?

En la operación de detención de los policías, denominada “Lume”, en referencia a una plaza que frecuentaba la concejala, se llevaron a cabo 32 mandatos de busca y aprehensión. Además, las autoridades buscan documentos, teléfonos celulares, cuadernos, ordenadores, armas y otros objetos.

Según el Grupo de Actuación Especial de Combate y Crimen Organizado, el asesinato fue “meticulosamente” planeado durante tres meses.

La investigación destaca que Ronnie realizó búsquedas en internet sobre los lugares que Marielle solía frecuentar. Además, desde octubre de 2017, el policía investigaba al entonces encargado de la seguridad pública en Río de Janeiro, el general Braga Netto, y al diputado federal del Psol y amigo de la concejala, Marcelo Freixo.

«El asesinato de una concejal es un crimen político. Por eso es fundamental saber qué grupo político es capaz de mandar eliminar en pleno siglo XXI a una autoridad pública que se haya cruzado en su camino. Necesitamos descubrir quién ordenó la ejecución de Marielle Franco», aseguró Freixo en su cuenta de Twitter.

Freixo también destacó que estos arrestos «son tardíos» y consideró inaceptable haber tardado un año «para tener alguna respuesta».

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario | Informe: Horacio Çaró
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

“Hoy, Rosario es la capital del desempleo”

Con 113.084 votos obtenidos en las primarias del 28 de abril, Roberto Sukerman, del Frente