En la apertura de la 23ª fecha de la Superliga, la Lepra cayó 1 a 0 ante Gimnasia, en La Plata. De los dos, el rojinegro fue el que dominó, pero el tripero tuvo las más claras, y en la última bocha lo ganó con gol de Tijanovich.

En un compromiso clave por los promedios, sobre todo pensando en la temporada que viene, los leprosos sufrieron una dura derrota en la ciudad de las diagonales, que se convirtió en la tercera al hilo, luego de los tropiezos ante River y Talleres.

El partido no encontró de entrada un claro dominador. Ambos se equivocaban en reiteradas oportunidades, lo que hacía difícil la misión de llevar peligro al arco rival. El Lobo, que llegaba dolido tras la derrota en su clásico, no hacía pesar su localía; y la Lepra no podía hacerse con la pelota, como lo intenta en cada cotejo.

La primera chance llegó un rato antes de la media hora de juego, y fue de pelota parada: un tiro libre de Josué Ayala dio en el palo, en una jugada en la que Alan Aguerre sólo hizo vista. La respuesta fue de Alexis Rodríguez, con un fuertísimo remate, demasiado al cuerpo de Sebastián Moyano.

Newell’s empezó a encontrar el buen juego en los minutos previos a meterse al vestuario, pero la deuda seguía siendo en los metros finales, en el último pase, que por lo general era interceptado por los jugadores triperos.

El segundo tiempo arrancó con poco fútbol, y los dos estuvieron lejos de sus mejores versiones. El conjunto dirigido por Héctor Bidoglio manejó la pelota casi sin patear al arco, y el dueño de casa se dedicó a jugar más cerca de su arquero y apostar a una contra.

El DT visitante probó con los ingresos de Francisco Fydriszewski, por Alexis, y de Cristian Insaurralde por Luis Leal, que había hecho un buen primer tiempo, pero con escasa participación en el segundo. Las modificaciones le aportaron apenas un poco más de claridad al ataque. Pero el refuerzo proveniente del América de México no pudo completar el partido por una molestia, que obligó a Bidoglio a meter a Joaquín Torres.

Otro tiro libre de Ayala se convirtió en la más clara del equipo dirigido por el interino Hernán Darío Ortíz. Esta vez sí tuvo participación Aguerre, que se estiró hasta el ángulo más lejano para desviar el disparo del paraguayo.

Ya corría tiempo de descuento cuando Horacio Tijanovich, que arrancó en el banco de suplentes, encontró el fondo de la red y sentenció el partido a los 49′. Newell’s no alcanzó ni a sacar del medio, que Fernando Echenique pitó el final.

La caída es dura por ser la tercera de forma consecutiva, y por ser Gimansia un rival directo en la lucha por no descender, sobre todo pensando en la temporada que viene, en la que ambos arrancarán muy cerca del fondo de la tabla roja.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Pelota de Papel 3 rueda hasta Rosario

El libro futbolero escrito, prologado e ilustrado íntegramente por mujeres, se presentará