Tras la derrota ante San Lorenzo, el entrenador y el manager del Canaya corrieron la misma suerte que Edgardo Bauza, y dejaron sus cargos por decisión de los dirigentes, que ahora irán por los servicios de Diego Cocca.

La estadía de Paulo Ferrari en el banco auriazul duró menos de un mes. Es que Central perdió con el Ciclón, por la 23ª fecha de la Superliga, y la dirigencia decidió ponerle punto final a su etapa como DT, cargo que la misma comisión directiva le confió tras despedir a Edgardo Bauza el pasado 23 de febrero.

«Estamos hace 20 días, si hubo errores antes o no, se tendrá que hacer cargo cada uno. Estamos trabajando y hablando con los jugadores. Ahora tenemos 15 días para seguir recuperando jugadores. Todavía nunca pudimos tener a todo el plantel a disposición», había remarcado el todavía técnico Canaya después de la caída ante el Cuervo.

Y confiado en la posibilidad de continuar en el cargo, había aclarado sobre su futuro: «Yo me preparo para el siguiente partido, arrancamos hace muy poco y en una situación muy complicada. Nos da bronca, pero vamos a seguir trabajando. Estamos convencidos porque los jugadores dan respuestas, pero solo queda la imagen de los últimos minutos»

Pero luego del partido, el Gigante de Arroyito repudió otra pobre actuación del equipo –que no ha ganado aún en lo que va del año– lo que precipitó la decisión dirigencial, que también despedirá al manager Mauro Cetto.

El propio presidente, Rodolfo Di Pollina, adelantó que en las próximas horas mantendrá una reunión con Diego Cocca, campeón con Racing y con pasado en Godoy Cruz y en el fútbol mexicano, entre otros.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Newell’s no hizo pie en el Monumental y fue goleado por River

La Lepra cayó 4 a 1 con el Millonario en condición de visitante. Solari, en dos oportunid