En un gesto que interpela duramente el pedido de destitución del macrismo, la Corte Suprema decidió dotar de recursos al juzgado federal de Alejo Ramos Padilla para facilitar la investigación del Stornelligate.

El máximo tribunal autorizó este martes la provisión de un automóvil y la confección de dos contratos para dotar de personal al juzgado federal de Dolores que lleva adelante la investigación de una asociación ilícita encabezada por el falso abogado Marcelo D’Alessio, y el entramado de espionaje ilegal y extorsión que involucra a agentes de inteligencia orgánicos e inorgánicos, jueces, fiscales y periodistas.

En los tribunales de Comodoro Py la decisión del máximo tribunal fue leído como una desautorización implícita al Gobierno nacional, que ordenó iniciar un pedido de destitución al juez Ramos Padilla.

El acuerdo de la Corte fue firmado por todos sus integrantes, y cumple con todo lo que había demandado el magistrado de Dolores en su exposición ante la comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados la semana pasada.

En la acordada se define “autorizar la Dirección de Recursos Humanos del Consejo de la Magistratura suscribir, partir del día de la fecha hasta el 31 de mayo del corriente año, los contratos favor de (dos) agentes cuyas categorías presupuestarias continuación se detallan para desempeñarse en el Juzgado Federal de Dolores. Secretario de juzgado. Jefe de despacho”.

El costo de esas contrataciones se solventará con el presupuesto en curso asignado al Poder Judicial, aunque se tiene en cuenta que si el personal designado reporta en planta permanente de la justicia se aplicará para el mismo licencias sin goce de sueldo en sus funciones de rutina.

Por otra parte, se le entregará un automóvil que había sido embargado por el juez federal Sebastián Casanello en otra investigación –un Chevrolet Cruze–, para que el juzgado de Ramos Padilla le de el uso que decida.

Según publicó el diario Página 12, “la rúbrica de los cinco ministros se hizo efectiva tras el acto de inauguración del año judicial encabezado por el presidente del máximo tribunal, Carlos Rosenkrantz, en el que estuvieron presentes jueces y fiscales de todo el país, además del ministro de Justicia, Germán Garavano”.

El funcionario macrista no tuvo más remedio que declarar a la prensa, luego de criticar al magistrado de Dolores: “Nos parece bien que si un juez está en funciones reciba el apoyo que deba recibir”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

El Adolfo se sube al Macrimóvil

Adolfo Rodríguez Saá fue recibido por el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada. El s