La Cámara Federal de Apelaciones resolvió que no hay mérito para para procesar ni sobreseer a la ex presidenta Cristina Kirchner, avalando el fallo del juez federal Sebastián Casanello y a contrapelo de los deseos del macrismo.

Todo había comenzado en el programa del periodista operador del oficialismo, Jorge Lanata, quien presentó una investigación que denominó “la ruta del dinero K”, basada exclusivamente la declaración de un supuesto arrepentido, Leonardo Fariña.

Esa puesta en escena activó la apertura de una una causa, que a su vez derivó en la detención del empresario de la construcción Lázaro Báez, pero el juez Casanello dictó la falta de mérito para Cristina Fernández de Kirchner.

Entonces, el gobierno de Macri apeló ese fallo a través de una presentación de la Oficina Anticorrupción (OA), que dirige la militante del PRO Laura Alonso. Lo que buscaba el macrismo era demostrar que el dinero que habría lavado Báez era en realidad de la actual senadora nacional, sobre lo cual jamás hubo prueba alguna.

En realidad, tanto la OA, como la Unidad de Información Financiera y la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), que seguían las órdenes del gobierno de Mauricio Macri, tuvieron que quedarse con las ganas de una condena a la ex mandataria.

La Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones,integrada por los jueces Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi, argumentó lo siguiente: «La plataforma objetiva sobre la que se apoya la presente investigación aún se encuentra incompleta y no permite efectuar un juicio de tipicidad acabado del comportamiento de Cristina Fernández de Kirchner, en función de los requisitos de la figura de la que se la acusa, por lo que la resolución recurrida será homologada”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Hablando de humo

El ex presidente improvisó un discurso en la Fundación Libertad. También, visitó el elitis