“Carlos se va a multiplicar”. Las palabras las pronunció un médico del barrio neuquino donde el maestro Carlos Fuentealba daba clases. Fue tras su asesinato y se las ofreció a Sandra Rodríguez la esposa del docente acribillado por la policía de Jorge Sobisch el 4 de abril de 2007 cuando reclamaba por salarios dignos. A 12 años del brutal crimen, miles de docentes de todo el país se movilizan en una jornada histórica de lucha para exigir justicia completa por el educador, por los reclamos provinciales y para frenar el plan de ajuste del gobierno de Mauricio Macri.

La cita del médico la recogió el director Luciano Zito en el documental “El camino de un maestro” estrenado en 2013. El filme repasa la vida del educador en las voces de quienes lo conocieron de cerca: alumnas, alumnos, compañeros de enseñanza, de militancia y en especial de quien fuera su compañera, Sandra Rodríguez.

También recorre el proceso judicial que logró encarcelar al policía Darío Poblete, quien disparó mortalmente. Sin embargo, falta justicia completa: alcanzar también a los demás policías que intervinieron en la represión y a los autores políticos de este crimen.

Hace pocas semanas, la secretaria general de Ctera y Amsafé provincial, Sonia Alesso, y el secretario general de Aten Neuquén, Marcelo Guagliardo repasaban en un artículo -”No hay impunidad que sea eternamente impune”- este proceso judicial, en el cual nunca claudicaron de pedir justicia.

Recordaron que “Poblete purga una condena a prisión perpetua por sentencia Judicial del 8 de julio de 2008 y los otros 15 policías y funcionarios político involucrados en el crimen habían sido absueltos por un fallo del Tribunal Superior de Justicia de Neuquén de diciembre de 2016”. En tanto que el ex gobernador del Movimiento Popular Neuquino, Sobisch, todavía no ha sido citado ni imputado a pesar de haber sido señalado como “el autor intelectual y de haber tenido control permanente del operativo represivo en todas sus etapas”.

Sandra Rodríguez acompañada siempre por la Ctera y el apoyo de organismos de derechos humanos pidieron al Tribunal Superior que por ser el crimen de Fuentealba “un delito de Estado no debían aplicarse los plazos de un delito común y menos aún no ser investigado”.

A principios de marzo pasado la Corte Suprema de Justicia de la Nación les dio la razón y por unanimidad dejó sin efecto la sentencia absolutoria. Lo cual significa que ni los 15 policías ni Sobisch son impunes a este crimen y serán juzgados.

Jornada en todo el país

Hoy, a 12 años del asesinato de Carlos Fuentealba, las trabajadoras y los trabajadores de todo el paísse manifestarán en la Plaza de los Dos Congresos de la Capital Federal “para repudiar la política dedestrucción de la producción y el trabajo argentino, de la alianza Cambiemos encabezada por Mauricio Macri”.

En tanto en la provincia, Amsafé y Sadop, continúan con el paro de 48 horas iniciado ayer en reclamo por mejores salarios, la estabilidad laboral, condiciones dignas para aprender y enseñar, y por justicia completa por Carlos Fuentealba.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

“Están fundiendo el auto y te anuncian que le cambiaron las gomas”

La oposición cuestionó “el alcance real” de los anuncios económicos del gabinete de Mauric