El Canaya perdió 3 a 1 ante Gremio, en Brasil, y quedó al borde de la eliminación del Grupo H del certamen continental. Suma apenas un punto, y debe dos partidos en el Gigante, pero la clasificación depende de otros resultados.

Lo único que deja a Central con vida en esta Copa Libertadores son las matemáticas, pero avanzar a octavos de final se convirtió en una misión que roza lo imposible tras la caída en Porto Alegre, por la 4ª fecha de la fase de grupos.

El conjunto brasileño se puso en ventaja a los 30’ del primer tiempo, con el gol de Jean Pyerre. En el complemento, estiró la diferencia con los dos gritos de Leonardo, a los 10′ y a los 38′. Jonás Aguirre descontó a los 42’.

Con el promedio por el piso en la Superliga de cara a la temporada que viene, y con un presente futbolístico que ya dejó a dos entrenadores en el camino, el auriazul nunca priorizó la Libertadores, ya que la jugó casi siempre con formaciones alternativas.

Para concluir su participación en el grupo H le restan dos partidos, ambos de local. Pero incluso si suma puntaje ideal, depende de otros resultados para seguir con chance. Sólo un milagro lo puede dejar en la Copa.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Dale arranque, Alberto

Tras la asunción presidencial y los festejos populares, el Frente de Todos empezó a despun