El consejo permanente de la Organización de Estados Americanos aceptó al enviado del opositor Juan Guaidó como representante permanente de Venezuela hasta que haya nuevas elecciones en ese país. El gobierno bolivariano lo consideró una “violación del Derecho Internacional y de la Carta de la OEA.

Mientras las acciones del legislador opositor Juan Guaidó se muestran impotentes para derrocar el gobierno de Nicolás Maduro, el frente externo intenta dar un poco de aire a una oposición que no logra quebrar la resistencia del pueblo venezolano. La Organización de Estados Americanos (OEA) y los EEUU iniciaron nuevas operaciones de presión para poder cambiar una relación de fuerzas que, pese a todos los esfuerzos de los golpistas, sigue siendo favorable al gobierno legal de Venezuela.

“El derrocamiento de Maduro no parece posible en la relación de fuerzas nacionales. Ha demostrado que el asalto no será corto, y que el chavismo, que es más que un gobierno, está en condiciones de resistir. De ser un asunto nacional, Guaidó perdería fuerza hasta entrar en la lista de dirigentes de la oposición marcados por el peso de la derrota. El problema es que este nuevo intento de golpe de Estado se armó sobre un punto de no retorno: una construcción de EE.UU. de una fachada de gobierno paralelo, reconocido luego por la Unión Europea, Gran Bretaña, Israel, Canadá, gobiernos de derecha de América Latina. ¿Qué hacer con Guaidó si el plan no da resultados producto del error de cálculo inicial?”, señala desde Caracas Marco Teruggi, en la nota titulada  “La fallida estrategia de EEUU en Venezuela”, publicada en Página 12 el miércoles 10.

Complicado el frente nacional para los planes golpistas, la principal ayuda llega del exterior. Muy publicitadas, más contundentes en el plano mediático que en la realidad de las calles de Venezuela, las presiones, sanciones y amenazas, al menos hasta el momento, se mostraron asimismo insuficiente para lograr el objetivo clave: quebrar la unidad de las Fuerzas Armadas Bolivarianas.

Pero la presión internacional se intensifica igualmente, por varios frentes a la vez. Y la OEA se afianza como un actor fundamental al servicio del imperio y las derechas regionales.

El consejo permanente de la OEA aceptó este martes 9 al enviado del líder opositor Juan Guaidó como representante permanente de Venezuela hasta que haya nuevas elecciones en ese país. Tras un arduo debate, y ante la oposición tajante de la delegada del presidente Maduro, Gustavo Tarre fue aceptado como “representante permanente designado de la Asamblea Nacional de Venezuela ante la OEA”, en una resolución aprobada por 18 votos a favor, nueve en contra, seis abstenciones y una ausencia.

El texto fue sometido a votación tras una enmienda de Jamaica, que modificó el proyecto inicial presentado por Colombia, con apoyo de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Paraguay y Perú.

El consejo permanente de la OEA, que reúne a los embajadores de los 34 miembros activos del organismo, resolvió finalmente “aceptar el nombramiento del señor Gustavo Tarre como representante permanente designado de la Asamblea Nacional, hasta que se celebren nuevas elecciones y el nombramiento de un gobierno democráticamente electo”.

Además, el consejo decidió solicitar al secretario general de la OEA, Luis Almagro, transmitir el texto al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres.

Funcionarios de EEUU salen a apretar gobiernos

La votación de la OEA se dio en el marco de una nueva fase de la embestida de EEUU contra Venezuela, que incluyó más presiones sobre gobiernos extranjeros y sobre la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, volvió este miércoles 10 a ejercer presión sobre el Consejo de Seguridad de la ONU, que se reunió a pedido de EEUU para discutir “el agravamiento de la crisis humanitaria en ese país sudamericano”.

“Rumbo a NY mañana (por el miércoles 10) para dirigirme al Consejo de Seguridad de la ONU. Es hora de que todas las Naciones estén de pie con Juan Guaidó el Presidente y el Gobierno libre de Venezuela. Estados Unidos seguirá de pie con el pueblo de Venezuela hasta que libertad se restablezca su restauración”, señaló Pence en su cuenta de Twitter en viaje hacia la sede de la ONU.

Ya en medio de la reunión del Consejo de Seguridad, Pence pidió al organismo que reconozca a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela y aseguró que EEUU seguirá presionando al país sudamericano para lograr una transición a la democracia, aunque “todas las opciones siguen sobre la mesa” (eufemismo que se utiliza la incluir la invasión militar).

“Este Consejo de Seguridad se ha negado a actuar”, dijo Pence. “Es hora ya de que la ONU actúe y de que el mundo apoye al pueblo de Venezuela”, agregó.

El vicepresidente de EEUU destacó además que la ONU debería revocar las credenciales del embajador venezolano ante el organismo, Samuel Moncada. “Con todo el respeto usted no debería estar aquí”, le dijo Pence a Moncada, quien estaba presente en la sala. “Debería usted regresar a Venezuela y decirle a (el presidente Nicolás) Maduro que se vaya”, agregó.

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, realizará una gira por Chile, Paraguay, Perú y Colombia, para obtener un mayor compromiso de esos gobiernos de derecha con relación a la embestida regional contra Venezuela.

“Una violación del derecho internacional”

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, denunció a través de un comunicado publicado en su cuenta de Twitter la “violación del Derecho Internacional y de la Carta de la OEA durante la Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente”.

Arreaza escribió “El Gobierno Bolivariano de Venezuela, denuncia ante la comunidad internacional la descarada y criminal violación del Derecho Internacional y de la Carta de la OEA durante la Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente, efectuada el día de hoy (por el martes 9) en Washington”.

El gobierno de Nicolás Maduro acusó además a la OEA de convalidar un plan de golpe de Estado al aceptar en su seno a un representante designado por el presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó. “La OEA convalida el plan de golpe de Estado iniciado el 23 de enero pasado, y pretende crear condiciones para profundizar la agresión injerencista contra nuestro país, incluyendo la amenaza de una intervención militar”, dice un comunicado de la Cancillería venezolana.

México ofrece mediar, si ambas partes lo piden

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que su país está dispuesto a buscar una solución pacífica para Venezuela, si lo piden las dos partes en conflicto.

La semana pasada, Maduro pidió a López Obrador y a los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y Uruguay, Tabaré Vázquez, así como a los 14 miembros de la Comunidad del Caribe, que retomen el Mecanismo de Montevideo para buscar una salida a la crisis.

Se conoce como Mecanismo de Montevideo la propuesta que se presentó en Uruguay el 7 de febrero, impulsada por los gobiernos de México y Uruguay, cuyo eje es el diálogo entre actores principales y mediadores, “como alternativa, para alcanzar paz y estabilidad sostenible, legítima y efectiva en Venezuela”.

“Estamos dispuestos a ayudar a que haya diálogo”, dijo López Obrador. “México tiene las puertas abiertas para que se busque una vía pacífica en la solución del conflicto de Venezuela, como siempre lo ha hecho”, agregó. “Es parte de su tradición en política exterior”.

“Sólo que se necesita del acuerdo de las partes. En este caso tiene que haber la aceptación del grupo opositor”, remarcó el mandatario, que conoce bien la historia del conflicto y las trabas que ha venidos poniendo la oposición al diálogo.

De hecho, todos los intentos de negociación con vistas a una solución pacífica se frustraron por la sistemática negativa de la oposición, que siempre dejó claro que su único objetivo es derrocar a Maduro y que ahora, tras varios fallidos intentos de golpe, se muestra en forma cada vez más desembozada a favor de una salida violenta, a través de un golpe de Estado militar con la intervención de EEUU.

Más notas relacionadas
Más por Pablo Bilsky
  • Escenarios y bambalinas

    Tan importante como la coyuntura política nacional es lo que esconden los pesados cortinad
  • Los mercados no votan

    Mientras el sector financiero tira manteca al techo tras el anuncio de fórmula oficialista
  • Que pase el que sigue

    Luego de 30 años, el socialismo no tiene candidato propio a la Intendencia de Rosario. Jav
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

El PJ provincial ya se inscribió dentro del frente “Todos”

El titular del PJ Santa Fe, Ricardo Olivera, ratificó la pertenencia del peronismo (y sus