El palacio Vasallo, envuelto en el clima pre electoral, tuvo diversa agenda: aprobó un proyecto para que se evalúe el uso del tiempo desde la economía feminista  y se hizo eco de graves sucesos como la muerte de una niña en medio de una balacera y el caso de un joven que apareció ahorcado en una comisaría.

La semana sumó ajetreo a los escenarios políticos de la ciudad y la Nación. En el primer caso, con coloridas campañas de cara a las elecciones primarias que están a dos semanas vistas. En el segundo caso, con ondas expansivas de los medios de comunicación con información de alto voltaje, como los vientos pamperos que presagian tormentas. El Concejo, donde 15 de los 28, ediles serán protagonistas de las elecciones, tuvo una agenda que no se precipitó en los grandes temas pendientes, pero que de todas maneras estuvo atenta a lo que pasa en los sectores más olvidados, a las situaciones injustas y por qué no, a la alegría colectiva, como la aparición de la nieta 129.

Otra identidad recuperada

Por unanimidad, el Cuerpo Legislativo celebró la aparición de la nieta 129. La portavoz del beneplácito fue la concejala Jesica Pellegrini (Ciudad Futura): “Para nosotros es siempre una celebración que demuestra que la lucha incansable de las Abuelas, los organismos y la sociedad civil en su conjunto”. La edila consideró que esa misma lucha toma improntas actuales. Ante cada uno de los retrocesos de este gobierno nacional impone más lucha, organización y avanza no sólo en la condena de los responsables, sino en poder cesar con estos delitos que se siguen cometiendo hasta el día de hoy, como son las sustituciones y supresión de identidad y la desaparición forzada de personas”, detalló.

Además, recordó que cuando Mauricio Macri fue electo presidente en el ballotage, ese mismo día, el editorial del diario La Nación habló de “no más venganza” y pedían claramente que en el nuevo gobierno se deje sin efecto las políticas de memoria, verdad y justicia, a favor de la teoría de los dos demonios.

El presidente Macri lo primero que dijo fue que los juicios iban a seguir y que se dejaba el tema, en manos de la justicia independiente. Eso tenía un significado, desarmar una política de Estado de acompañamiento a estos juicios”, explicó. Y abundó: no sólo es cuestión de justicia, sino acompañamiento por parte de áreas estratégicas del Gobierno que, justamente, fueron desmanteladas.

Tiempo compartido

Por su parte, la edila del mismo bloque, Caren Tepp, también celebró la aprobación de un proyecto en el que se pide al Ejecutivo que ponga en marcha una encuesta sobre uso del tiempo. La iniciativa tiene un antecedente en 2010, que estuvo a cargo de la Facultad de Ciencias Económicas, y que develó una inequidad en el orden del cronos: los varones disponían del doble de tiempo diario para trabajo en el mercado.

El sondeo también reveló la inversa de la relación: las mujeres no habían podido superar los mandatos ancestrales de cargar sobre sus espaldas el tiempo dedicado a los demás, del tamaño del Big Ben.

Para Tepp, conocer el uso del tiempo, es un instrumento “muy valioso para poder analizar la brecha real que existe en el tiempo, en la autonomía económica, entre varones y mujeres en nuestra ciudad”. ¿Por qué? Porque sólo con información precisa vamos a poder adelante el diseño, la ejecución y la planificación de medidas y políticas que tiendan a revertir la desigualdad estructural entre varones y mujeres.

“Cada vez venimos pregonando desde la economía feminista que tiene que ver con darle visibilidad a esa cantidad de tareas y responsabilidades que a lo largo de la historia las mujeres hemos asumido y que la sociedad nos fue sobrecargando con la idea de que era amor, cuando en realidad era trabajo no pago”, resaltó.

Empezar a visibilizar cómo todas esas tareas repercuten en el tiempo de las mujeres y también en su economía, generando una desigualdad con los varones, por eso creemos que es un buen elemento”, dijo la edila.

Mientras tanto seguimos peleando para que se apruebe otro proyecto nuestro, para que dentro del Observatorio de Estadística Municipal, se cree un índice específico de género que tome estos elementos de la autonomía económica, junto a otros elementos que también existen para poder tener información precisa”, enfatizó Tepp.

Violencia institucional

Por su parte la concejala por el FpV, Norma López, no pasó por alto la muerte de un joven de 21 años, que estuvo pocas horas detenido en una comisaría de la ciudad, y apareció ahorcado. “No sabemos en qué circunstancias ingresó y por qué motivos, pero estuvo pocas horas y apareció muerto como una especie de suicidio”, dijo la edila. Y agregó que lo que no se entiende es que “la Policía de Rosario y Santa Fe, hostigue a nuestros jóvenes y los descuida”. López añadió el hecho a otros casos resonantes de los últimos tiempos.

Situaciones que permanentemente hemos denunciado sobre el trato, el acompañamiento que hemos hecho en la Multisectorial contra la Violencia Institucional, dan prueba de esos casos dolorosos”, sostuvo. Y remarcó que “los niveles de violencia institucional que existen en Santa Fe, son altísimos, acá se tiene que aplicar el protocolo de Minnesota, que da las pautas para investigar y analizar la situación de las personas que están detenidas”.

Según la edila se trata de un protocolo que aplican los estados democráticos del mundo, entre los que se encuentra Argentina, además de la participación en los tratados internacionales contra la tortura y el comité nacional de prevención de torturas. “Qué vuelva a suceder esta situación en nuestra ciudad, con casos de relevancia que hemos tenido, ya no puede ser”, enfatizó.

Preocupación por balaceras

Da mucha bronca, mucha bronca”, dijo la concejala Celeste Lepratti, del Frente Social y Popular, para pasar revista a los casos en que niños, niñas y adolescentes queda en medio de balaceras, como las que se dieron en las últimas semanas, con costos gravísimos para los “más vulnerables entre los vulnerables”.

Repitiendo varias veces la bronca, la edila hizo oír su preocupación ante una estadística que justifica ese sentimiento: 14 niños o niñas resultaron heridos sólo en estos primeros meses de 2019. En algunos casos, las heridas fueron gravísimas. Pero en los últimos días, la mayor conmoción fue el asesinato de una adolescente en Villa Banana. Para Lepratti, la naturalización es el más peligroso de los correlatos para el dolor que representan estas víctimas.

Así, por más que los preparativos electorales permeen los espacios políticos, los televisores, las paredes y las radios, siempre hay una agenda obstinada que más allá de los temas de fuste, insiste en poner las cosas en su lugar, con la certeza de que como dice la canción del músico cubano, “el tiempo está a favor de los pequeños”. O debería estarlo.

Más notas relacionadas
Más por Silvia Carafa
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

“Están fundiendo el auto y te anuncian que le cambiaron las gomas”

La oposición cuestionó “el alcance real” de los anuncios económicos del gabinete de Mauric