Ante la crítica situación que atraviesa la industria panadera en la ciudad, el municipio incluyó al sector en el programa que congela precios. Por un mes, el pan saldrá 65 pesos, y 100 la docena de facturas y bizcochos.

La intendenta Mónica Fein presentó este lunes el programa Precios Justos Panaderías, a partir del acuerdo entre la Municipalidad, la Provincia y la Asociación de Industriales panaderos y afines de Rosario, con el objetivo de fortalecer el consumo en panaderías habilitadas en cada uno de los barrios de la ciudad.

El titular de la Asociación de Industriales Panaderos, Gerardo Di Cosco, advirtió que «esto es una bocanada de aire para la industria panadera, donde conseguimos una rebaja del 40 por ciento en la tarifa de luz y después tratamos de alguna forma de volver a nuestros consumidores, que sigan comprando en una panadería habilitada, que cumple con todas las normas de salubridad”.

Foto: Silvio Moriconi

“Este es un acuerdo por 30 días donde el programa Precios Justos llega a alrededor de 50 panaderías con productos a precios fijos», indicó Di Cosco durante la presentación del programa, en la panadería Splendid de Guatemala 1441, en el corazón de barrio Belgrano, en el distrito Noroeste. “Inicialmente, son tres productos: el pan (con y sin sal) que saldrá el kilo 65 pesos, la docena de facturas o medialunas de grasa a 100 pesos y los bizcochos 100 la docena”.

Sobre la compleja situación en que se encuentra el sector, Di Cosco repasó: “En estos últimos cuatro meses cerraron 150 panaderías en todo el país y 16 son de Rosario, la crisis golpea fuertemente a la industria panadera que es generadora de muchas fuentes de trabajo. Hay variables que ni el municipio, ni la provincia maneja, depende de otro Estado; veremos día a día cómo se desarrolla esto”.

Por su parte, el titular de la panadería Splendid, Ariel Paglia, remarcó que «este acuerdo es un espaldarazo que nos dan a la industria con la rebaja en las tarifas eléctricas que permite llegar a este acuerdo de precios en medio de una difícil situación, con aumentos de tarifas de servicios y por las materias primas, margarinas grasas, donde semanalmente tenemos listas nuevas todo el tiempo y en menor escala el caso de las harinas».

El anfitrión de la actividad de presentación explicó que el costo del gas es uno de los principales problemas: «El costo se multiplicó en estos años increíblemente y acá no hay descuento, sería bueno que el gobierno nacional realice un acuerdo, al menos por un tiempo, para poder mantener el precio».

A su turno, la intendenta Mónica Fein señaló que para lograr este acuerdo se contó con la colaboración del gobierno de Santa Fe a través de una disminución en la tarifa de la energía eléctrica y destacó: «Las panaderías son instituciones muy controladas por el Estado, controlamos la producción, el proceso, el producto final y por esto los queríamos acompañar con este programa, pedirle a la gente que vuelva a su panadería, y encuentre precios accesibles en el marco de una realidad muy compleja».

“No podemos solucionar la macroeconomía pero podemos acompañar a las panaderías de barrio”, dijo la titular del Palacio de los Leones, y agregó: “Promovemos productos de excelente calidad y controlados, buscamos que estén al alcance de todos los ciudadanos, sabiendo que la gente tiene menos recursos y compra menos”.

La campaña Precios Justos es una iniciativa que ofrece productos a precios congelados. En esta oportunidad, el programa llega a alrededor de 50 panaderías (en Rosario, Granadero Baigorria, Capitán Bermúdez y Villa Gobernador Gálvez) con productos a precios fijos.

Participaron de la actividad el secretario de Comercio Interior y Servicios de la provincia de Santa Fe, Juan Pablo Diab; el secretario de Producción, Empleo e Innovación de Rosario, Germán Giró y el secretario gremial de la Sociedad de Obreros Panaderos de Rosario, Eduardo Franco.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Más de medio millón de personas sale a las calles en Barcelona

Más de medio millón de personas salieron a las calles en Barcelona para participar en la m