El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, se impuso en las elecciones primarias con el 58% de los votos, muy por encima del macrista Atilio Benedetti, que cosechó apenas el 33%. En Córdoba, el peronismo recuperó 28 municipios.

En el marco de las elecciones a gobernador, Bordet fue el claro ganador en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) y se perfila como favorito para retener el gobierno de su provincia en las elecciones generales del próximo 9 de junio.

Con el 99 por ciento de las mesas escrutadas, el postulante del Frente Justicialista Creer –que contaba con la adhesión de todas las facciones del peronismo entrerriano (incluido Unidad Ciudadana)– obtenía el 58,15 por ciento de los votos y superaba ampliamente al aspirante a la gobernación de Cambiemos, Atilio Benedetti, que obtenía el 33,65 por ciento en una fórmula compartida con el intendente de Basavilbaso, Gustavo Hein.

De esta manera, Bordet –acompañado en la fórmula por su ministra de Desarrollo Social, Laura Stratta– logró revertir el resultado de dos años atrás en las elecciones intermedias, cuando Cambiemos dio el batacazo en una provincia con peso específico en términos electorales, ya que forma parte de la influyente zona centro del país.

“Además de ponernos muy contentos, nos genera una gran responsabilidad y tenemos que estar a la altura de las circunstancias”, celebró Bordet desde el bunker donde aguardó la carga de los resultados.

El dirigente peronista agregó que a partir de estos resultados, que todavía deben refrendarse en las generales de junio, Entre Ríos “tiene una gran posibilidad en avanzar en lo que todavía está pendiente”, y concluyó: “Estamos a mitad de camino, venimos trabajando con un norte y sabemos la provincia que queremos. Hoy ha sido un paso más”.

Derrotado en las urnas, Benedetti escribió un mensaje en su cuenta de Twitter para agradecer a los entrerrianos que lo votaron y que “no se resignan a seguir viviendo en una provincia estancada”.

El principal referente del machismo en Entre Ríos y actual diputado nacional, sostuvo que “es hora de redoblar los esfuerzos. ¡Ahora empieza el verdadero camino hacia el cambio!”.

Más allá del triunfo del PJ, el resultado en Entre Ríos profundiza la mala racha que viene cosechando Cambiemos en las elecciones provinciales hasta el momento, ya que en Neuquén, Chubut, San Juan y Río Negro ganaron los oficialismos locales con amplia ventaja sobre la fuerza que lidera a nivel nacional el presidente Mauricio Macri.

El único espacio que en los comicios litoraleños presentó más de una lista fue el Partido Socialista y, de acuerdo a los primeros datos oficiales, la interna fue ganada por la fórmula integrada por Carlos Barzola y Natalia Noacco, que relegó al binomio compuesto por Néstor López y Santiago Reggiardo.

Además de definir los candidatos para las elecciones generales del 9 de junio, también se votaron los postulantes para ocupar los 34 escaños en la Cámara de Diputados local y los 17 en el Senado provincial, así como también intendentes, concejales y vocales de los distintos municipios, comunas y juntas de Gobierno.

Según se informó, la participación electoral ascendió a cerca del 73% del padrón habilitado para votar.

El peronismo se recuperó en Córdoba

El justicialismo cordobés recuperó 28 municipios y comunas que estaban en manos de otros partidos, y sólo perdió una de las 18 localidades que puso en juego: General Fotheringham.

Así, en los comicios comunales adelantados, el oficialismo provincial tuvo importantes triunfos con los que recuperó municipios que estaban en manos de la UCR o de uniones vecinales.

Ese listado incluyó a Capilla del Monte, donde Unión por Córdoba venció a Gabriela Negri, hermana del candidato a gobernador radical Mario Negri. En Río Primero se registró un triunfo histórico ya que la localidad que estaba gobernada desde 1983 por el radicalismo.

También fueron importantes las celebraciones del PJ en Malvinas Argentinas, donde el triunfo llegó de la mano de Gastón Mazzalay, quien años atrás lideró la resistencia contra la instalación de Monsanto y se enfrentó duramente al Gobierno provincial que encabezaba José Manuel de la Sota.

Los festejos iniciales del peronismo fueron en Saldán, donde Cayetano Canto fue reelegido con casi el 80 por ciento de los votos. Otros municipios que el peronismo sumó fueron Las Perdices, Villa Cañada del Sauce, San José de las Salinas, Villa San Isidro, Inriville, Pozo del Molle, Caminiaga, Quilino, Las Rabonas, Ucacha, Obispo Trejo, La Higuera, Cintra y San Marcos Sud.

Unión por Córdoba también recuperó Valle Hermoso, Balnearia, Monte Maíz, Del Campillo, Italo, Santa Cruz del Lago, Wenceslao Escalante, Villa Sarmiento, Diego de Rojas, Villa Cura Brochero y San Roque.

En ese contexto, los oficialismos se impusieron en más de dos tercios de los 117 ejecutivos –entre intendencias y comunas– en los que hubo renovación de autoridades. Si bien la Unión Cívica Radical retuvo gran parte de lo mucho que puso en juego, la disputa al interior del radicalismo marcó la jornada.

Los radicales sólo pudieron exhibir como conquista la victoria en Pilar, aunque con la aclaración de que allí compitieron contra Diego Bechis, un jefe comunal que siguió la elección preso.

En tanto, el macrista Eduardo el Gato Romero retuvo la comuna de Villa Allende, hasta donde llegaron Mario Negri y Héctor Baldassi para festejar.

Fuente: NA

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

“Están fundiendo el auto y te anuncian que le cambiaron las gomas”

La oposición cuestionó “el alcance real” de los anuncios económicos del gabinete de Mauric