“La educación sexual integral (ESI) es un proyecto ético, porque está apoyado en el respeto a los derechos humanos”, aseguró la decana de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Graciela Morgade, en una conferencia ofrecida en Rosario, el jueves pasado. Defendió la ESI como un proyecto en construcción permanente que considera al otro como sujeto de derecho, se orienta en el respeto para que cada persona pueda transformarse, en una base igualdad. “Esto es profundamente ético”, destacó sobre esa idea. La educadora –una especialista y referente de la ESI– también convocó a hacer valer esta ley ante la presión grupos que operan contra su aplicación, que niegan este derecho y constituyen sectores partidarios y políticos, con clara ambición de poder.

Al referirse al vínculo entre desigualdad, educación y luchas dada por la ESI, diferenció cuatro dimensiones que surgen de esta relación. Una es la perspectiva de género: la producción crítica que quiere mostrar que lo “natural” no es tal sino que se trata de una construcción, atravesada además por relaciones de poder. Una perspectiva –continúo– fuertemente castigada por sectores que la consideran “una ideología “.

Otra dimensión es la que refiere a la noción de construcción del cuerpo sexuado, donde también se discute lo natural para dar paso la idea de construcción. El cuerpo –dice Morgade–, “combina dialécticamente lo material y cultural”, en un determinado momento.

La pedagogía crítica es otro de los aspectos a considerar. Así como se propone pensar que “toda educación es política”, también se afirma que “toda educación es sexual”, porque siempre se está dialogando con las identidades de los cuerpos. Morgade también profundizó en esta dimensión crítica invitando a pensar que “no toda educación sexual es integral” y en contraposición hacer valer a “la ESI con perspectiva de género y derechos humanos, como proyecto emancipatorio de justicia social”. Eso dio pie a analizar la dimensión socio histórico, cultural, biológica y fisiológica, ética, psicológica y afectiva que tiene la ESI.

“La ESI es un proyecto ético, porque está apoyado en el respeto a los derechos humanos”, subrayó al decir que en este proyecto se trata, se intercambia con el otro, y a ese otro se lo considera “un sujeto de derecho”. Y esa idea de ESI “está orientada por el respeto, porque cada persona pueda transformarse, porque esa es la base de la igualdad. Esto es profundamente ético”.

Apoyada en esas perspectivas ética y de derechos desarrolló el concepto de construcción permanente de la ESI. Primero al repasar que lo se votó en 2006 como ley de ESI (26.150) y en 2008 como lineamientos curriculares “tienen una historia, pero también se ha desarrollado posteriormente; lo que quiere decir que el proyecto de ESI está en construcción”.

“La ESI es un tesorito que tenemos que cuidar”, valoró sobre lo conseguido hace 13 años y sobre lo que hay que seguir edificando. También resaltó a una serie de leyes y movimientos que le siguieron a la 26.150, que calificó como “hitos que fueron además llenando de contenidos a la ESI”: la ley de protección integral de violencia contra la mujer en 2009 (26.485), la ley de matrimonio igualitario en 2010 (26.618), la de identidad de género en 2012 (26.743), el Movimiento Ni Una Menos en 2015 y la marea verde por el derecho al aborto en 2018.

Foto: Manuel Costa

La ESI, hoy

Pero esas luchas por la conquistas de derechos no se consiguen sin costos para quienes las sostienen. Morgade recordó aquí cómo el año pasado se padeció al movimiento Con mis hijos no te metas, que denuncia a la perspectiva de género como “una ideología que quiere destruir a la familia, con las que se agitan fantasmas, miedos y se logra interpelar a las personas”.

Para entender de qué se trata este movimiento, mostró las similitudes de banderas, logos y consignas que se mueven detrás de Con mis hijos no te metas, en la Argentina, Perú, Costa Rica y Brasil. “Este movimiento organizado contra la ESI y la perspectiva de género entró el año pasado en el país interpelando a docentes”, señaló Morgade recordando una serie de tristes hechos en las escuelas, protagonizados por madres y padres que cuestionaban a las maestras por enseñar educación sexual integral. “Lo mejor que hicieron esas docentes fue responderles que es una ley”, apreció la decana de la UBA.

Pero este movimiento no se queda vociferando en las puertas de las escuelas. “Actualmente –describió Morgade– operan por las redes sociales, es un movimiento político, organizado partidariamente, internacionalmente y con financiamiento. Hay algunos sectores de las iglesias evangélicas y de la iglesia católica también”.

La educadora remarcó que “el movimiento Con mis hijos no te metas es un proyecto de poder que quiere poner diputados, diputadas y hasta presidentes”. Esto último en alusión –sin mencionarla– a la candidata Amalia Granata, quien se postula para diputada para Santa Fe y quien cosechó una buena cantidad de votos en estos sectores en las últimas Paso. O bien, el caso del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que “hasta invita a denunciar a las docentes que aludan a la perspectiva de género en sus clases”.

Ante semejante panorama, Morgade apeló al profesionalismo del magisterio para defender lo conquistado desde la educación y las normas democráticamente votadas. “Pido –dijo– que tengamos la sensibilidad pedagógica de distinguir el temor genuino de las familias, la duda por desconocimiento, porque en su casa el tema sexo fue tabú, por la falta de herramientas, de estos grupos organizados, a quienes les tenemos que parar la mano sosteniendo la ley de educación sexual integral”.

“La posición profesional nuestra –continuó– es conocer qué proyecto estamos sosteniendo en un marco ético, respetuoso por el otro, ante estos grupos”.

Movimientos y Estado

La educadora señaló que otra tarea por delante del momento actual es reconocer los diferentes movimientos pedagógicos, conformados principalmente por docentes y estudiantes, que tiene la ESI (“Comando por la ESI”, “Frente Popular por la ESI”, citó como ejemplos). La educadora invitó a valorar estos movimientos pedagógicos, feministas, de las disidencias, los de los distintos colectivos, los que se dan en los sindicatos en apoyo a la ESI, y a organizarse en tal sentido, “pero sin olvidar que la pata clave es el Estado”.

“Los gobiernos nacionales, provinciales y municipales tienen responsabilidad con la ESI”, recalcó para alertar que en la actualidad el Programa Nacional de ESI, que es el que debe garantizar su aplicación, está desfinanciado por el gobierno nacional.

Las reflexiones de Morgade llegaron en la conferencia de cierre de las Primeras Jornadas de Educación, género y sexualidades, organizadas por la Escuela de Ciencias de la Educación de la Facultad de Humanidades y Artes (UNR), la Asamblea por la ESI y el Programa Universitario de Diversidad Sexual que tuvieron lugar en Rosario, el miércoles y jueves pasado. Tal como destacó a El Eslabón la directora de la Escuela de Ciencias de la Educación, Verónica Zamudio, pasaron por los talleres, paneles y conferencias más de 900 asistentes, en tanto ya se proyectan las jornadas 2020 para seguir sumando más experiencias.

“La educación sexual integral como proyecto de igualdad y justicia social”, el título que la doctora en educación Graciela Morgade eligió para esa conferencia que ofreció en el salón de actos de Humanidades, repleto de estudiantes y docentes. En su disertación planteó desde el inicio la desigualdad social, profunda del contexto actual, caracterizada por “un patriarcado homolebosbitransfóbico”, y que golpea con más fuerza a las mujeres y luego a las disidencias sexuales.

Morgade definió la actualidad de la ESI como un territorio de tensiones y difíciles desafíos a superar, pero sin nunca perder la esperanza propia del oficio de educar: “Se va a caer!”, vaticinó al cierre de su presentación.

 

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en El Eslabón

14 Lectores

  1. Carlos Varas W.

    12/05/2019 en 11:29

    La ESI es una cosa, otra es erotizar y adoctrinar a los hijos con la ficción de la ideología de genero, que aunque le cambien el nombre por perspectiva, ya en sí es una falacia, una grave falla semántica que no lograr ocultar la realidad que dentro del género humano, no hay diversidad ni perspectiva de género….

    Que alguien le guste personas de su mismo sexo, que se sienta o crea un gato, un perro, un caballo, algo contra la misma naturaleza biológica, cuando un sencillo ADN dirá de qué sexo es, es otro caso…

    En verdad no entiendo a estos catedráticos si se creen su ficción o solo, como loros, repiten «su discurso»

    La supuesta re-construcción social, no es más que un mero adoctriamiento, una fábula sin soporte biológico, ni genético… cada célula de una personas es xx o xy…NO se puede cambiar lo que se define desde la misma concepcion por el cromosoma nro. 23

    Responder

    • Ariel Ovando

      14/05/2019 en 17:33

      Facho homofóbico con veleidades de biólogo.

      Responder

    • Marco Calsino

      15/05/2019 en 10:57

      Ya el discurso empieza contradictoriamente: «La ESI (como esta planteada ahora) respeta los DDHH…».
      Yo le pregunto pregunto a la Dra. ¿y el derecho a la libertad de conciencia…de profesar distintas valores y principio distintos a la mayoria -sin daño a terceros-?

      Y la lista puede seguir…

      Responder

    • María Suárez

      21/09/2019 en 23:40

      Sr. Carlos Varas: Su comentario amerita que le recomiende buscar (en youtube o simil) la conferencia de la Dra. Diana Maffia sobre sexo, género, diversidades y disidencias. Esta profesional explica científica, filosófica y exhaustivamente que el «adoctrinamiento» es, aunque le cueste creerlo, la falacia de plantear una realidad objetivamente dicotómica, que sólo tendría como posibles versiones de lo humano a un varón o una mujer, Ella agrega, además, que no hay una realidad posible sin «lectura» de esa realidad…

      Responder

  2. Diego Reichel

    12/05/2019 en 14:16

    Si, de acuerdo con Carlos Varas. Realmente insistir en la autopercepcion es golpearse la cara contra la pared porque siempre te encontrarás con las XX o XY de los cromosomas. Y tendrás que gastar mucho dinero para suministrarte cambio de hormonas y anular las propias.

    Responder

  3. Arnoldo

    12/05/2019 en 19:27

    El título está equivocado. Con nuestros hijos no te metas son grupos de padres de familias bien constituidas, que nos autoconvocamos para defendernos de las atrocidades que les quieren mostrar y enseñar a nuestros hijos.
    Pregunto: Cómo definen a los derechos humanos??? Que cada uno quiera autopercibirse como se le da la gana?? Eso es derecho humano? Cuál es el límite del derecho humano de autopercibirse ??
    Ese es el problema de la perspectiva de género que NO TIENE LIMITES. Si yo siendo hombre tengo el derecho de autopercibirme como quiero y quiero ser una niña de 5 años, el Estado me tiene que permitir ir a la escuela con niñas de 5 años. Y la sociedad tiene que respetar mi derecho. Eso está defendiendo Graciela Morgade. ESTÁ MUY EQUIVOCADA !!

    Responder

  4. Rita Ba

    12/05/2019 en 23:43

    Nadie financia a los grupos pro vida y pro familia. Todo sale de nuestros bolsillos. En cambio, los grupos abortistas y de género están amparados por los gobiernos y por el poder global del FMI, la ONU y sus satélites. Así que dejen de mentir. Con mis hijos no se metan. Son míos. No del Estado ni de docentes corruptores. Dejen de joder!!!!

    Responder

  5. Bea Reyes

    15/05/2019 en 12:12

    «El ladrón ve a todos de su condición» dice el dicho… es gracioso. No pueden concebir que a la gente de verdad le importen sus hijos y el bien común. No les entra en su mente ideologizada que luchamos porque creemos en el bien. Son los relativistas, ateos, descreídos los que necesitan $$$ para meterse a «militar».

    Responder

  6. Jose

    15/05/2019 en 13:06

    YA NO SABE MÁS COMO CALUMNIARNOS ESTOS MEDIOS

    Responder

  7. Fabio Quadrana

    15/05/2019 en 13:51

    Que caradura por favor !!!, justamente el «proyecto de poder» es el genocida que quiere imponer la ONU y el FMI con la ayuda ine$timable de George $oro$ y la IPPF. Pero que otra cosa se podia esperar de una zurda abortista como la decana de filosofia y letras ??

    Responder

  8. Josefina Saravia

    15/05/2019 en 14:20

    Somos padres que luchamos contra la ideología de género y lo único que nos mueve es el amor por nuestros hijos y la Verdad , ojalá contáramos con algún tipo de financiamiento

    Responder

  9. Norma

    15/05/2019 en 19:00

    ¿La Sra Decana considera que solo una franja de la sociedad merece respeto ? Porque através de la ESI se le falta el respeto a todo lo que sea «heterosexual»; es pura y exclusivamente un adoctrinamiento en género y en perversiones sexuales!
    ¿A que ÉTICA se refiere esta señora?
    Sra Decana, LO ÉTICO SERÍA PROMOCIONAR NUEVAMENTE LOS VALORES MORALES Y PRINCIPIOS entre los niños y jóvenes porque de eso depende el RESPETO DEL UNO AL OTRO, «NO» de la ESI!

    Responder

  10. Nanina García

    16/05/2019 en 0:43

    El BID le prestó a Argentina 200.000.000 de U$S para impulsar la agenda de la perspectiva de género en Argentina y los padres de Con Mis Hijos No Te Metas son ESO simples padres comunes y corrientes sin ningún tipo de financiamiento y porque NO tenemos financiamiento ni siquiera UN ESPACIO nos dan en los medios masivos de difusión. En cambio uds tienen toda la plata y por eso los medios no paran de adoctrinar sobre todo esto! Porque para q la tele hable de algo TIENE Q HABER MUCHA MONEDA DETRÁS.
    Dejen de mentir zurdos! Es lo que mejor hacer achacarle a los otros LO QUE UDS MISMO HACEN!!
    Dejen de pervertir menores que eso es lo q hace la ESI. Ayer mi hijo me dijo q un amigo de 13 años y su novia se fueron a la casa de ella, q estaba sola, a poner en práctica lo aprendido e la ESI!!! Corruptores de menores, sexualizadores de niños!!

    #ConMisHijlsNoTeMetas

    Responder

  11. Pablo

    17/05/2019 en 3:00

    con mis hijos no te metas vieja depravada y abortera

    Responder

Responder a Rita Ba Cancelar respuesta

Sugerencia

El piso del Impuesto a las Ganancias sube a 280.792 pesos

Así lo anunciaron este viernes el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el mi