Durante el mes de marzo pasado la preocupación y la incertidumbre era moneda corriente entre los trabajadores del Nuevo Banco de Santa Fe (NBSF) porque, sumada a la decisión de la Casa Gris de mantener en manos privadas la entidad, en el horizonte de oferentes para participar de la licitación del agente financiero de la provincia aparecía el Banco Nación. La institución que conduce Javier González Fraga había anunciado su interés por el negocio y por ello pagó 250 mil pesos por el pliego de licitación.

“A nosotros nos preocupaba porque había otros bancos que habían comprado los pliegos pero finalmente no se presentaron y no ofrecieron”, recalcó a el eslabón la secretaria general de la Asociación Bancaria de Rosario, Analía Ratner . “Hace un año –agregó la dirigente gremial– que venimos trabajando de manera muy intensa desde el gremio con la comisión interna de ese banco,  y de hecho pudimos agregar el punto 15 del pliego en donde se solicita y especifica que se garanticen la continuidad de todos los puestos de trabajo en el nuevo agente financiero de la provincia de Santa Fe”.

En ese capítulo del pliego licitatorio se especifica que el adjudicatario “queda obligado a mantener, como mínimo, el mismo número de empleos existentes al momento de la licitación que estuvieren relacionados con el actual desempeño de la  actividad de Agente Financiero y Caja Obligada de la Provincia de Santa Fe”. Además, entre otro puntos, sostiene que si el adjudicatario “fuera una entidad financiera distinta a la actual, el mismo deberá asumir la obligación de incorporar y mantener durante el plazo de vigencia del Convenio de Vinculación, todo aquel empleado que le sea transferido por el Actual Agente Financiero, que manifieste expresamente su voluntad en tal sentido y cuyo contrato de trabajo se encuentre vigente a la fecha de la publicación del presente pliego, mediante la aceptación de la cesión del respectivo contrato laboral en los términos del artículo 229 de la Ley de Contrato de Trabajo”.

“La verdad que en ese momento se vivió un clima de mucha incertidumbre, porque hay que imaginarse que solamente en Rosario hay cerca de dos mil compañeros que no sabían qué podía pasar con su fuente de trabajo si el NBSF dejaba de ser el  agente financiero de la provincia. Por eso la lucha del sindicato y la comisión interna siempre fue la conservación de cada uno de los puestos de trabajo”, expresó Analía Ratner.

Por otra parte, Ratner informó que “debemos tener en cuenta que estamos en los tiempos establecidos y aún no está hecha la adjudicación”. Al ser consultada por este medio sobre la propuesta que tiene el gremio sobre el futuro del NBSF indicó: “Nosotros desde la Asociación Bancaria de Rosario y como comisión interna gremial del NBSF, venimos bregando, trabajando y persiguiendo la posibilidad de que el banco de Santa Fe  vuelva a ser la banca pública de la provincia y por ende apostamos a la reestatización de la entidad”

Más notas relacionadas
Más por Gabriel Zuzek
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Primer cara a cara de los Fernández con su pueblo

La fórmula presidencial integrada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner se presentó of