Pese a la tremenda derrota del macrismo en las elecciones cordobesas a gobernador, Elisa Carrió celebró –con un optimismo un poco exagerado– el triunfo de Mario Negri «en la interna» de Cambiemos, con apenas el 17% de los votos.

La líder de la Coalición Cívica afirmó que “Córdoba jugó a que Cambiemos esté representado por personas decentes”. Y aunque el juego de los cordobeses parece haber sido otro muy distinto, la diputada nacional hizo esas declaraciones al respaldar a Mario Negri, (quien fue el candidato de la Rosada) que resultó derrotado por amplio margen por el gobernador Juan Schiaretti en los comicios provinciales, pero que venció al radical Ramón Mestre, que también apoya a Cambiemos a nivel nacional.

“Para nosotros esto significa una gran victoria”, dijo Carrió, quien acompañó a Negri en el centro de campaña del jefe del interbloque de Diputados de Cambiemos. “Los cordobeses han plantado una semilla que va a dar un árbol en el seno de Cambiemos”, subrayó.

Una de las líderes de la alianza Cambiemos continuó con sus festejos: “Ganaron ustedes, es una victoria enorme para los que fundamos Cambiemos. Acá no importan los aparatos partidarios o el dinero público, importa la decencia y en el seno de Cambiemos ganó la decencia”.

De esa forma, Carrió se mostró junto a Negri tras la derrota de Cambiemos en la provincia en la que había hecho campaña por el legislador. Con casi el 54 por ciento de los votos, el justicialista Juan Schiaretti se impuso por un amplio margen contra los macristas Negri (17,78 por ciento) y Mestre (10,94).

Nota relacionada

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

El Martín Fierro y la invención del gaucho muy gauchito

Un análisis sobre la famosa obra de José Hernández y sus relatos sobre un salvaje rebelde