Un comisario de la Policía de Santa Fe fue imputado este martes por el delito de homicidio simple agravado, acusado de haber asesinado el domingo a un joven durante una supuesta persecución policial, según reza la versión oficial que luego fue perdiendo fuerza.

El parte policial sobre el homicidio de Juan Cruz Vitali, un joven de 23 años de Capitán Bermúdez muerto la madrugada de este domingo, refería a una persecución policial tras haber evadido un control de tránsito. Familiares y vecinos rechazaron ese relato, y este martes reclamaron frente a los tribunales de San Lorenzo para que el hecho no quede impune.

Ahí mismo, el comisario Sergio Di Franco, jefe de la Agrupación Cuerpos de la Unidad Regional XVII del Gran Rosario y acusado de haber matado al joven de 23 años, fue imputado por el delito de homicidio simple agravado y continuará detenido.

La fiscal del caso, Melina Serena, consideró en su imputación que “el hecho no fue fortuito o accidental” y que “el imputado fue más allá de sus deberes”, por lo que consideró que el jefe policial incurrió en el delito de “homicidio simple agravado por ser funcionario público”.

El juez del caso, Juan Carlos Tutau, “le dictó la prisión preventiva por el lapso de 60 días”, según informó la fiscal en declaraciones a la prensa.

El jefe policial está acusado de matar de un balazo en la nuca con el arma reglamentaria a Vitali en la madrugada del domingo pasado en una persecución porque el automovilista no detuvo la marcha en un operativo de control de alcoholemia que se ejecutaba en la vecina localidad.

Según la investigación, todo comenzó a las 4.30 del domingo último cuando Vitali circulaba a bordo de un Ford Focus acompañado por su novia por avenida San Lorenzo y Chacabuco, y realizó una maniobra de evasión embistiendo los conos dispuestos para el operativo de control.

Ante esta situación, un móvil de la fuerza comenzó a perseguirlo hasta la calle Montevideo al 400, en la vecina localidad de San Lorenzo. Allí, el muchacho perseguido abandonó el auto e ingresó al domicilio de un familiar y el imputado lo siguió a pie y “sin dar la voz de alto” le efectuó dos disparos, impactando uno de ellos en la zona de la nuca que le originó la muerte, dijeron las fuentes de la investigación.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Newell’s perdió frente al Lobo y sigue sin encontrar el rumbo

La Lepra cayó por 1 a 0 en su visita a Gimnasia y Esgrima de la Plata. El gol del local lo