“Macri consolida la ocupación británica en el Atlántico Sur. Es delito de traición a la Patria”. Así tituló el Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (Oetec) un informe sobre concesiones petroleras.

El Oetec es dirigido por Federico Bernal, un ex colaborador del preso político y ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido. Con esos duros conceptos, el especialista apenas realizó una introducción del verdadero drama geopolítico y económico que está a punto de producirse gracias a las políticas de entrega de Mauricio Macri y su gobierno.

“Este jueves 16 de mayo, se adjudicarán 18 áreas de las 38 licitadas en el marco del Concurso Público Internacional Costa Afuera N°1. La presentación/apertura de ofertas se realizó el 16 de abril”, recordó Bernal, quien agregó la grave acusación al Jefe de Estado: “Vistos los hallazgos de las empresas que con total seguridad ganarán las áreas (se convertirán en titulares del derecho de exploración y eventual explotación), su país de origen y lo acontecido específicamente en la Cuenca Malvinas Occidental, este observatorio afirma, sin la más mínima vacilación, que el presidente Macri consolida la ocupación británica en el Atlántico Sur y que la adjudicación de áreas a las empresas Tullow y Equinor deberá ser tipificado como delito de traición a la Patria».

Según informó oportunamente Oetec, “la empresa británica Tullow Oil operó 7 licencias otorgadas por los kelpers en la Cuenca Malvinas Sur en 2007, licencias que terminaron en manos de Rockhopper, la británica punta de lanza del pillaje petrolero (a punto de comenzar la producción comercial de crudo en la Cuenca Malvinas Norte)”.

El informe lo aclara, “conforme explicó Agustín Gerez”, también investigador del Oetec: “Encontramos que Tullow ofertó por 3 áreas en la Cuenca Malvinas Occidental, 100 a 150 kilómetros al oeste de las Malvinas. Las áreas son MLO–114, MLO–119 y MLO–122. Cabe resaltar que, en las dos primeras, le ganó a Exxon Qatar en cuanto a la oferta económica, mientras que en la MLO–122 superó la oferta de Total/YPF/Equinor”.

Fuente: Elaboración Oetec en base a Secretaría de Energía de la Nación. Las banderas señalan las áreas ganadas por Tullow, sea como parte de un consorcio como individualmente. Las áreas son MLO–114, MLO–119 y MLO–122 (al sur). En las dos primeras, la británica tendrá un 40% de participación e irá como consorcio junto a Pluspetrol y Wintershall. En la segunda, tendrá 100% de participación.

El estudio de Oetec prosigue, y se destaca que “a Tullow Oil deben agregarse como firmes candidatas a la adjudicación las empresas colegas Shell y BP, ambas con cuatro áreas en la Cuenca Argentina, frente a la provincia de Buenos Aires”.

La conclusión de Gerez no puede ser otra: “De esta forma, se advierte que las empresas de Gran Bretaña fueron las excluyentes ganadoras de la Ronda 1, ya que se harán con 7 áreas de las 18 ofertadas y a ser adjudicadas”.

Asimismo, Oetec encontró que “otra de las grandes ganadoras ha sido la estatal noruega Equinor (ex Statoil). Las ofertas de esta empresa se impusieron sobre las de sus competidoras en 7 licencias: 3 de ellas en la Cuenca Argentina, 2 en la Cuenca Austral Marina y 2 en la Cuenca Malvinas Occidental”.

Fuente: Equinor, 17 de abril de 2019. «Equinor wins seven exploration blocks offshore Argentina». Las ofertas de la estatal noruega en la Cuenca Argentina fueron para las áreas CAN–102 (junto a YPF), CAN–108 y CAN–114 (junto a YPF). En los tres, casos, únicas ofertas recibidas. En la Cuenca Austral Marina fueron para AUS–105 y AUS–106, también únicas ofertas. En la Cuenca Malvinas Oeste fueron para MLO–121 y MLO–123 (junto a Total e YPF). La primera se impuso a ENI–Mitsui; la segunda fue la única ofertada.

Bernal, el director del Oetec, explicó: “El insalvable problema con Equinor es que una actual miembro de su directorio ha tenido (y probablemente tenga) vinculación directa con el gobierno colonialista isleño. Nos referimos a la señora Anne Drinkwater. Ella fue, no solamente directora de Tullow entre 2012 y 2018, sino que mientras ocupó ese cargo fue asesora petrolera de las autoridades ilegítimas e ilegales en Malvinas. Como encontramos y publicamos en nuestro portal, en 2013 elaboró para los kelpers una hoja de ruta al 2018 con recomendaciones para el éxito de la actividad hidrocarburífera alrededor de las islas”.

Fuente: Portal MercoPress, 31 de mayo de 2013. Señala Oetec en uno de sus trabajos que “El asesoramiento de Drinkwater para con el gobierno colonial isleño consistió en revisar el programa exploratorio vigente al 2013, complementándolo con un plan a cinco años elaborado de su puño y letra, cosa que efectivamente hizo y presentó a las autoridades colonialistas isleñas el 19 de abril del mismo año. De esto dio cuenta la prensa especializada internacional y la kelper, al explicar los resultados del informe de Drinkwater titulado Falklands Islands Oil and Gas Development Readiness («Preparación para el desarrollo del gas y el petróleo en las Islas Falklands (sic)”.

El lapidario informe continúa. “Resumiendo: Anne Drinkwater es actual directora de Equinor y ex directora de Tullow (2012 y 2018). En paralelo a su función en esta última, asesoró al gobierno colonial isleño en materia de hidrocarburos (al menos hasta 2017), elaborando para sus autoridades una hoja de ruta para el sector hasta el 2018. A mitad de ese mismo año, dejó Tullow, británica que ganó tres áreas en la Cuenca Malvinas Oeste y pasó a Equinor, la estatal noruega ganadora de otras dos áreas en la misma cuenca. Por otra parte, y detalle nada menor, existe continuidad geológica entre la cuenca licitada al oeste de las islas y la Cuenca Malvinas Sur (operada por Tullow en 2007), con lo cual los resultados de la exploración bajo el paraguas del Concurso N°1 serán determinantes para la campaña prospectiva al sur y este de las Malvinas, por cierto, en manos de Rockhopper (operadas en 2007 por la propia Tullow)”.

Concretamente, desde Oetec concluyen: “En función de estos hallazgos; y en función de la violación a la Constitución Nacional en lo que respecta a nuestra «legítima e imprescriptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes…» que significaría adjudicar las áreas a Tullow y a Equinor, consideramos que de ocurrir esta adjudicación el presidente de la Nación –máxima figura y responsable del Poder Ejecutivo– habrá incurrido en el delito de traición a la Patria. Resulta más que evidente que esta licitación tiene una gran ganadora: Gran Bretaña y los intereses económicos y geopolíticos de su base militar en el Departamento Malvinas e Islas del Atlántico Sur, provincia de Tierra del Fuego. Por último, debe tenerse muy presente también que con esta adjudicación se recibirán 718 millones de dólares (de los cuales cerca de 470 millones serán aportados por empresas que directa o indirectamente reconocen como legítimo al gobierno kelper), dinero que irá a pagar el préstamo odioso del FMI”.

Más notas relacionadas
Más por Horacio Çaró
Más en Política

2 Lectores

  1. Avatar

    bobosk@gmail.com

    17/05/2019 en 8:09

    Preso POLITICO De Vido?? Me parece o el que escribió está nota es un pelo tu.di to más de los que se creen que si la K vuelve él también va a volver? Ignorancia pura

    Responder

  2. Avatar

    Luis Ayala

    17/05/2019 en 13:23

    Al que escribio la nota le preguntaria,cuanto beneficio recibio,y recibe actualmente del gobierno anterior,nota para gente con poco cerebro,que lamentablemente son muchos en nuetro pais

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

El Centro de Aislamiento, a disposición

Perotti y Javkin recorrieron las instalaciones montadas en el Hipódromo de Rosario para al