En mi largo itinerario por las exhibiciones del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici) 2019, rescato el film Breeze (brisa fresca), opera prima del director chino Kun Yang. La obra narra la vida de un ciudadano que vive desde hace 30 años en Beijing, quien desde que llego su jubilación se dedica ayudar a su hijo y a cuidar a su nieto. Luego de un tiempo, el personaje decide volver a su pueblo natal, Yunnan, para tratar de emprender una nueva vida con el resto de su familia, amigos y viejos amoríos. Pero, sus deseos se ven frustrados. Todo ha cambiado.

Los familiares de Yu Zhao, ese es el nombre del personaje, conservan las rencillas de antaño, algunos amigos ya no están y la ilusión de su viejo amor ha fenecido. Por lo tanto, las relaciones son más frías y rutinarias.

La ilusión de Yu Zhao de encontrar un pasar en su lugar de origen, se desmorona. En consecuencia, debe volver a la capital de China con su hijo, donde finalmente fallece.

El director, partiendo de un guión marcado, cuenta esta historia, sin utilizar efectos especiales, con travellings pausados que acompañan el lento y parsimonioso andar del personaje. Con los lentos movimientos de cámara, Yang deja que la vida cotidiana emerja, en sincronía con el ritmo del pueblo. La fotografía apagada, de colores degastados contribuye con el relato que sumado al excelente trabajo de las actrices y actores construyen una muy buena película.

Un bello film, que tal vez, por las nuevos mandatos tecnológicos e imágenes súper irradiadas, en las grandes pantallas, no tenga el lugar, ni el tiempo que se merece en las carteleras de las salas. Pero sigue siendo cine.

Otro año en baja

Está edición del Bafici se desarrolló en las salas del Multiplex Belgrano y algunas otras del complejo oficial. Como en años anteriores viene defraudando las expectativas de cinéfilos y de quienes sólo gustan ver un buen film. Hubo varias cancelaciones, menos películas, menos salas y un gran despliegue para ofrecer entretenimiento, pero fuera de las salas.

A su vez, también, fueron menos las visitas de personajes involucrados en la producción y realización cinematográfica.

The Unicorn, el documental de Isabelle Dupuis y Tim Geraghty, se llevó el premio máximo del BAFICI 21, mientras que Fin de siglo, de Lucio Castro, fue la gran ganadora de la Competencia Oficial Argentina.

Por otra parte, el Premio Especial del Jurado fue para la uruguaya Los tiburones, ópera prima de Lucía Garibaldi, mientras que Louis Garrel se llevó el premio a Mejor Director por L’Homme fidèle.

Más notas relacionadas
Más por Adhemar Principiano
  • Muestra itinerante en El Cairo

    El festival de cine independiente de Buenos Aires llega nuevamente a Rosario. Desde este
  • La Cantora

    El lunes 8 de julio a las 15.30, con entrada libre y gratuita, y en vísperas de un nuevo a
  • Milagro, la película

    El domingo 19 de mayo a las 19 en el Complejo Cultural Atlas, se realizará nueva proyecció
Más en Cine

Dejá un comentario

Sugerencia

Preocupan las condiciones laborales en empresas de seguridad

El Concejo aprobó un pedido de los concejales Andrés Giménez y Marina Magnani para que el