Con 113.084 votos obtenidos en las primarias del 28 de abril, Roberto Sukerman, del Frente Juntos, se quedó con el primer lugar en la largada de la carrera al Palacio de los Leones. El edil peronista rechazó la idea de Pablo Javkin de que la disputa por la intendencia se dirima sólo entre ellos dos, y criticó con dureza la estrategia del candidato del Frente Progresista de diferenciarse del oficialismo en Rosario. “Cuando plantea que la Municipalidad tendría que haber hecho tal o cual cosa, yo le pregunto: ¿Por qué no lo hacés ahora que formás parte del gobierno?”, apuntó.

La nota fue grabada antes del anuncio de Cristina Fernández de Kirchner que sacudió el escenario político nacional y sobre el que Sukerman tomó rápidamente posición. “El peronismo en la Argentina ha optado por el camino de la unidad para que el 10 de diciembre sea el último día que Macri gobierne. Esta fórmula expresa claramente aquella premisa de Perón de «Primero la Patria, después el movimiento y luego los hombres»”, manifestó el edil del Frente para la Victoria en un comunicado que se amplía al cierre de este artículo.

Entrevista Pirata

“Yo venía diciendo que gane quien gane la interna del Frente Progresista iba a ser lo mismo. Sus dos candidatos (Verónica Irizar y Javkin) vienen formando parte del gobierno desde siempre. Y la ciudad necesita otra cosa”, planteó Sukerman entrevistado en Noticias Piratas, el programa en Radio Universidad que produce La Masa.“Nosotros queremos generar debates, para después generar síntesis, acuerdos”, definió.

Para el edil y candidato a intendente del Frente Juntos, que incluye al peronismo y 14 partidos aliados, “si hay algo algo que falta en nuestra ciudad son los debates, no digo sólo en lo electoral, sino en general”. “Y esto es producto de la gestión municipal, no es culpa del resto de las fuerzas que tenemos representación parlamentaria”, remarcó. “Tal es así que en el Concejo hemos sido siempre ninguneados y desconocidos por la municipalidad. Y las cosas que nosotros hemos aprobado en el Concejo la intendenta no las cumple”, se quejó.

Además, señaló que “esa falta de apertura al debate no pasa solo con los concejales”. “Esta semana tuve una reunión con vecinos de Pichincha, que se reunieron dos veces con la intendenta: no les resolvió nada. Esa es una gestión que está agotada, ensimismada”, disparó.

—En el marco de la interna del Frente Progresista, Javkin planteó que hacía falta una nueva agenda de debate en Rosario. ¿Vos decís que ese planteo es sólo estrategia de campaña?
—El tema es que dentro de esta clausura que hay del debate dentro del oficialismo, Pablo Javkin no puede desentenderse de eso. Fue secretario general de la Municipalidad dos años. El actual en ese cargo es de su riñón. Más el resto de los secretarios, subsecretarios, directores de distrito que son del espacio de Javkin y (María Eugenia) Schmuck. Entonces cuando plantean que la Municipalidad tendría que haber hecho tal o cual cosa, yo les pregunto: ¿Por qué no lo hacés ahora que formás parte del gobierno? Lo mismo que decía (Verónica) Irizar: «Nosotros vamos a hacer…» ¿Por qué no lo hacen ahora? ¿Qué tienen que esperar?, si son gestión.

—En esa misma silla, Javkin dijo que piensa que la disputa por la intendencia se va a dar entre ustedes dos, ¿Pensás lo mismo?
Yo no creo que sea así. No creo que sea una cosa de dos. Es lo que dice Pablo porque lo que él quiere es acumular todo el voto conservador, de derecha, de Cambiemos. Él disputa ese voto. Cualquiera que analice las elecciones a intendente y los votos que sacó cada candidato se da cuenta que el voto de Pablo Javkin es un voto del centro. Es un voto que en 2017 fue a Rodrigo López Molina y ahora a Javkin. Es un voto del centro, conservador, no es un voto progre. Por eso, lo que quiere Javkin es dejarlo afuera a López Molina para quedarse con ese voto.

—¿Creés que Roy López Molina puede hacer una buena elección en las generales, más allá de cómo está impactando en los candidatos de Cambiemos el panorama nacional?
—Yo soy respetuoso desde este lugar. Hace dos años López Molina nos duplicó en votos a Pablo y a mi, y el tipo sigue ahí, ganó su interna. Yo no lo subestimo. Más allá de la situación nacional. Su fuerza tiene nueve concejales, tienen la presidencia del Concejo. Como exponentes de lo que representa a Macri en Rosario, no creo que haya que dejarlos afuera del debate.

—¿Y cuál te parece que debería ser esa agenda de temas o de problemáticas a debatir en la ciudad?
—Uno es el transporte, indudablemente. Yo dije que la primera medida que voy a tomar cuando asuma como intendente es bajar el precio del boleto. Hoy tenés menos pasajeros que en 2001. El dato dice que mientras más aumentás el boleto más gente se baja del colectivo. Hay que generar el proceso inverso y que de esa forma se retroalimente el sistema que con la lógica actual va a la quiebra.
Nuestro candidato a gobernador, Omar Perotti, que muchos lo tildan de conservador, propuso un boleto gratuito para la comunidad educativa. Dejemos de ponerle un sello a la gente y veamos qué propuestas tiene. Además, nosotros queremos avanzar con los trenes de cercanía, que no han querido avanzar desde el gobierno de (Hermes) Binner, (Antonio) Bonfatti y (Miguel) Lifschitz. Está claro que acá hace decisión política para avanzar en lo que hace falta.
Otro tema central es que hoy Rosario es la capital nacional del desempleo. Podemos seguir diciendo que la culpa es toda de Macri. Si, Macri destruyó el país, abrió las importaciones, generó una deuda increíble. Nosotros dijimos que iba a hacer esto y nos dijeron que era la campaña del miedo. Pero el Socialismo en 2015 llamó a votar en blanco y dijo que nosotros éramos lo mismo que Macri. Bonfatti, ahora, acaba de decir lo mismo ante el hipotético caso de un balotaje entre Cristina y Macri, que votaría en blanco. Y leyendo la nota a Pablo Javkin en El Eslabón, dice exactamente lo mismo. Les da lo mismo todo. Bueno, a nosotros no nos da lo mismo todo. Nosotros queremos acompañar un nuevo proyecto nacional y popular que vuelva a tener políticas a favor de las pymes, de los trabajadores, del mercado interno, la industria, que no quieren chuparle las medias a (Donald) Trump y que reconstruya la idea de nación latinoamericana.

Luego de la interna, que en la categoría concejales Juntos presentó numerosas listas, Sukerman tuvo la foto de unidad con las candidatas y candidatos al Palacio Vasallo.

—En general el Frente Progresista, que todavía no logra definir una referencia nacional, están detrás de Roberto Lavagna, parece que prefiere desvincular lo nacional de lo provincial y local…
—Bueno, Javkin dice «Rosario es una isla». Yo pienso que nuestra ciudad es hija de su propio esfuerzo, tengo la convicción de que le vamos a ir a reclamar a la provincia y a la nación todo lo que haga falta, más allá del signo político que las gobierne. Ahora, yo tengo una preferencia. Yo quiero que el gobernador sea (Omar) Perotti porque tiene políticas industrialistas, porque va a reactivar la economía en la provincia y porque además está dentro de un frente con catorce partidos.

—¿Creés, como se viene planteando, que la serie de buenas elecciones del peronismo en las provincias, preanuncia una derrota de Macri en octubre?
—Pienso que con las victorias del peronismo en Rosario, en Entre Ríos, en Córdoba y en cada lugar donde haya elecciones, van a generar una reconstrucción de un espacio nacional y popular con distintos sectores, que hoy se están reconstituyendo, con gente que se había distanciado y hoy estamos juntos, me refiero dentro del peronismo y con otras fuerzas también. Y creo que eso va a llevar a ganar la selecciones octubre y que el 10 de diciembre sea el último día que Macri esté en la Casa Rosada.

—¿De tus recorridas por la ciudad, qué clima político percibís que se vive en los barrios, en los sectores más humildes, aquellos que pocas veces se miden en las encuestas?
—En los barrios si no estás con Cristina no te dan bola. Los que saben que desde siempre estuvimos con Néstor y Cristina te abraza, te dice «vamos a volver». Lo que genera Cristina, y justo en esta fecha en que recordamos los cien años de Evita, pasa cuando vos hiciste algo algo por el pueblo. Ese es un reconocimiento que Macri nunca va a tener, porque no hizo nada por el pueblo. No podría escribir un libro y generar todo lo que disparó Cristina, bueno, creo que no puede ni escribir.

Tras el anuncio de la fórmula Fernández-Fernández

El candidato a intendente de Rosario celebró este sábado, a través de un comunicado de prensa, el lanzamiento de la formula Alberto Fernández-Cristina Fernádnez de Kirchner. “Rosario tiene que ser parte de un proyecto provincial con Omar Perotti en la gobernación y Alberto Fernández en la presidencia”, propuso Sukerman. Y añadió: “Lo que nos une es el amor por un país que la está pasando mal y quiere recuperar derechos y calidad de vida. El peronismo local ha sido un claro ejemplo de unidad con un frente integrado por 14 partidos, y esto hoy se ve reflejado a nivel nacional”.

“Estamos escuchando a la sociedad que nos pide que vayamos juntos para sacar al país adelante. Solo así podremos construir una ciudad, una provincia y un país con justicia social, independencia económica y soberanía política”, concluyó el candidato a intendente de Juntos.

 

 

.

 

Más notas relacionadas
Más por Juane Basso
  • Escenarios y bambalinas

    Tan importante como la coyuntura política nacional es lo que esconden los pesados cortinad
  • Los mercados no votan

    Mientras el sector financiero tira manteca al techo tras el anuncio de fórmula oficialista
  • Que pase el que sigue

    Luego de 30 años, el socialismo no tiene candidato propio a la Intendencia de Rosario. Jav
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Por qué el peronismo vuelve a la Casa Gris

Casi tres cuartos de siglo después de que la aviación naval al servicio de la oligarquía t