Una multitud se encontró este martes por la tarde en la puerta de la Facultad de Humanidades y Artes y acompañó, de principio a fin, la presentación del nuevo proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en el Congreso de la Nación. Fueron unas siete mil las adolescentes, señoras, travestis, varones trans, madres, estudiantes, niñas, niños que se convocaron para reavivar una marea que sólo estaba esperando el momento exacto para recordar que las calles siguen siendo suyas, verdes y feministas. Así, mientras en el Congreso de la Nación, con 71 firmas, volvía a ingresar el proyecto de aborto legal, seguro y gratuito, en distintos puntos del país hubo transmisión en vivo, aguante en forma de glitter y aquelarre para rato. O al menos, hasta que sea ley.

Foto: Carla Scolari
Foto: Carla Scolari
Foto: Carla Scolari

La iniciativa se presentó por octava vez en una conferencia de prensa que ofrecieron integrantes de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito en la Cámara de Diputados junto a legisladores nacionales de varios bloques, en el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres y, además, al cumplirse 14 años desde la primera presentación de la iniciativa, en 2007. La decisión de presentar nuevamente el proyecto fue tomada semanas atrás luego del encuentro que mantuvieron integrantes de ese colectivo con legisladores y legisladoras que promueven la legalización del aborto y que el año pasado fueron los principales impulsores de la iniciativa. El nuevo proyecto puede leerse haciendo click aquí.

En Rosario, el aguante fue multitudinario y superó las expectativas de todos y todas: quienes se hayan movilizado y quienes aún no se convencieron de que la revolución feminista es un hecho y está para quedarse. La mayoría de las presentes en la puerta y dentro de la Facultad de Humanidades y Artes fueron adolescentes, que lucieron su artillería más pesada: glitter, labios pintados, pañuelos verdes, mate, carteles y selfies. Durante horas, las pibas, las personas disidentes, las señoras, las lesbianas, las bisexuales, las travestis, estuvieron haciendo lo que mejor saben y coparon calle Corrientes de Córdoba a Santa Fe por completo con un único objetivo: exigir a puro baile y canto que la legislatura nacional esté al altura del reclamo y los deseos de las mujeres y disidencias.

Foto: Carla Scolari
Foto: Carla Scolari

Elaboración y aprobación del texto del proyecto IVE 2019

Entre el 16 y 17 de marzo de este año, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se reunió en las instalaciones de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba para definir el articulado del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), que será presentado por octava vez este 28 de mayo de 2019. Desde distintos puntos del país, viajaron 190 activistas en representación de 19  regionales integrantes de la Campaña, junto con la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, la Red de Docentes por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, Socorristas en Red-Feministas que Abortamos y la Colectiva de Disidencias Sexogeneropolíticas con quienes se acordó el articulado.

El proyecto establece como sujeto de derecho a interrumpir un embarazo a las mujeres e identidades con capacidad de gestar, en el marco de la ampliación de derechos respecto del reconocimiento y respeto de la identidad de género de cada persona, entendida como la vivencia interna e individual del género, tal como cada persona la siente, que puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento. Estas personas podrían acceder a un aborto voluntario legal y seguro hasta la semana 14 de gestación en los tres sectores del sistema de salud (público, de seguridad social y privado), de forma gratuita en hospitales y centros de salud públicos y con una cobertura total si tienen obra social, mutual o prepaga, dado que se exige que la práctica sea incluida en el Plan Médico Obligatorio.

Se establece un sistema mixto de plazos y causales. Más allá del plazo de las 14 semanas de gestación, las mujeres y personas con capacidad de gestar tendrán derecho a acceder a la interrupción legal del embarazo (ILE) en caso de violación o si corre riesgo su vida o su salud integral, esta última entendida como el estado de completo bienestar psiquíco, mental y social (como la define la Organización Mundial de la Salud).

En la misma línea del reclamo popular y la posición de millones de personas que acompañan la lucha de la Campaña en Argentina y el mundo, el proyecto propone la completa despenalización de las personas que deciden abortar y no incluye la objeción de conciencia, ya que considera esta práctica de salud como un derecho, cuyo ejercicio no puede negarse ni vulnerarse por creencias religiosas, valores personales o morales. Además del derecho a la autonomía, a decidir sobre el propio cuerpo y proyecto de vida, ante la permanente obstaculización y embestida contra los derechos sexuales y reproductivos por parte de las jerarquías eclesiásticas y las organizaciones fundamentalistas antiderechos, la Campaña decidió reforzar en el mismo articulado del proyecto de ley la garantía de derechos ya adquiridos que forman parte de su triple consigna desde el inicio: el acceso a la educación sexual integral y a la anticoncepción.

 

 

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

Otros actores posibles

Ante la incidencia de los monopolios en la puja por los precios, la experiencia del cooper