En la provincia del Neuquén, meca hidrocarburífera del país, 35 de cada 100 usuarios del servicio público de electricidad no pueden pagarlo. Claro, para los medios y especialistas oficialistas este flagelo nada tiene que ver con una «crisis energética». Esta ocurre, para estos mismos medios y especialistas, cuando perdemos capacidad exportadora o tenemos una balanza comercial energética deficitaria. Pues bien, estamos exportando a lo loco gas y petróleo de Vaca Muerta. En este sentido, qué puede importar que 35.000 usuarios neuquinos no puedan hacer frente a sus facturas de luz.

Fuente: Diario La Mañana de Neuquén, 29 de mayo de 2019.

El consumo eléctrico en Neuquén a nivel residencial, repartido un 57% para la distribuidora provincial (EPEN) y un 43% para la cooperativa CALF, retrocedió 1,4% en 2018, primera caída desde 2013. El consumo está prácticamente estancado desde 2016.

Al ingresar a 2019, la caída del consumo se agudiza. Interanualmente, cayó 4,1% durante el primer cuatrimestre del año.

Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, abril de 2019.

Pues bien, sucede que la deuda de la Cooperativa Calf con Cammesa pasó de 0 pesos en diciembre de 2018 a 256 millones en marzo, a 370 millones en abril. Y los montos siguen aumentando.

Son, como informa el diario neuquino en base a datos de la cooperativa eléctrica, 35.000 los usuarios que no pueden pagar la factura (morosidad). A La Red Neuquén (93.7), el titular de Calf expresó días atrás: «Yo prefiero tener una deuda con Cammesa y no hacérsela pagar a los usuarios. El último incremento estaba alejado de la razonabilidad, no podés poner los precios en dólares».

Se expande la producción de gas y de petróleo no convencional en Neuquén. Las exportaciones de gas también, reactivándose masivamente las de crudo liviano provenientes de la misma provincia. La infraestructura de gasoductos y oleoductos, con destino exportador, está pasando un gran momento.

Pero el festín exportador es ficticio y se sostiene gracias a un país desmantelado, un mercado interno en decadencia y una ciudadanía más que empobrecida. El consumo de gas, petróleo, combustibles y electricidad en mínimos históricos, ya que la energía con Macri devino en bien de lujo.

En la provincia del Neuquén, meca hidrocarburífera del país, 35 de cada 100 usuarios del servicio público de electricidad no pueden pagarlo. Claro, para los medios y especialistas oficialistas este flagelo nada tiene que ver con una “crisis energética”. Esta ocurre, para estos mismos medios y especialistas, cuando perdemos capacidad exportadora o tenemos una balanza comercial energética deficitaria. Pues bien, estamos exportando a lo loco gas y petróleo de Vaca Muerta. En este sentido, qué puede importar que 35.000 usuarios neuquinos no puedan hacer frente a sus facturas de luz.

Patética postal de la estafa energética macrista.

Más notas relacionadas
Más por Federico Bernal
  • Docentes, educación

    La pretensión de disciplinar docentes

    La historia de la educación santafesina es de las más ricas del país. La han escrito y la
  • Memento meme

    El 25 de agosto en el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (MACRO) se inauguró “Espacio
  • Hay que sacarlo todo afuera

    Yo no sé, no. Ese 21, como casi todos los que eran de septiembre, nos recibía a Pedro y a
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Fernández: “Vamos a trabajar para que haya energía en toda la Argentina”

En el marco de una inauguración de una textil en esa provincia, el presidente cuestionó lo