La Selección nacional perdió 2 a 0 ante Colombia, por la primera fecha del Grupo B del certamen que se disputa en Brasil. Roger Martínez y Duván Zapata, ambos en el segundo tiempo, los goles cafeteros.

Argentina tuvo una floja primera parte, sin situaciones de gol en el arco de enfrente ni aproximaciones medianamente peligrosas. Colombia fue dueño de la pelota, y aunque también le costó a la hora de generar, fue el mejor de los dos.

La albiceleste padeció cada salida del fondo: la peor fue cuando no se la pasaron bien entre Franco Armani y Nicolás Otamendi, que casi terminó con el primer grito de la noche. Los cafeteros volvieron a tener una clara cuando Radamel Falcao, de espaldas adentro del área se la cedió a Roger Martínez (que había entrado por el lesionado Luis Muriel) que venía de frente, pero llegaron justo a cortar el remate.

El segundo tiempo arrancó con un cambio –el de Rodrigo De Paul por un inactivo Ángel Di María, como casi todo el equipo, bah– y con un tremendo disparo de larga distancia de Leandro Paredes, que casi sin acomodarse, apuntó muy cerca del palo de David Ospina.

Después, Lionel Messi penetró la defensa rival, con un caño en el medio, y luego cortó la jugada Wilmar Barrios, quien claramente le cedió la pelota a su arquero antes de que la tome con las manos. El árbitro chileno Roberto Tobar la dejó pasar, y ni siquiera pidió ayuda al VAR.

Argentina empezó a adelantarse en el campo de juego. El ingreso del ex Racing le dio un poco más dinamismo, de juego desde mitad de cancha hacia adelante. Paredes volvió a tener la suya con un fuerte remate, esta vez no tan esquinado, que Ospina alcanzó a desviar.

Luego, la chance llegó a través del juego aéreo: Nicolás Otamendi metió un frentazo bien abajo que el arquero del Arsenal atajó, y el rebote encontró la cabeza de Messi, que cabeceó incómodo y afuera.

Colombia parecía haber asumido que el protagonismo del partido ya no le pertenecía, y su entrenador Carlos Queiroz reemplazó a Juan Cuadrado, el mejor de la primera parte. Pero en el primer avance del complemento, James Rodríguez metió un preciso cambio de frente y se la puso al pie a Martínez, que hizo el resto: encaró ante la tibia marca de Renzo Saravia, y antes de que el ingresado Guido Pizarro corte, le pegó potente, al palo más lejano de Armani, que nada pudo hacer para evitar la caída en su valla.

Los dirigidos por Lionel Scaloni se le fueron al humo a sus rivales, para intentar la igualdad, pero recibieron el segundo, nuevamente de contra. Zapata, que hacía minutos había ingresado por Falcao, recibió dentro del área y sin marca a los 85′, y liquidó el encuentro.

De pobre primera mitad, los de Scaloni no supieron trasladar al resultado su mejor momento en el verde césped. La revancha será pronto: el miércoles desde las 21.30 enfrentará a Paraguay en el Estadio Mineirão, con mayores obligaciones aún, sabiendo que no sumó nada en la jornada inicial.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Allanaron C5N, en un nuevo ataque a la libertad de información

Efectivos de la Policía Metropolitana allanaron las instalaciones del canal de noticias C5