Por apenas 8 mil votos Pablo Javkin retuvo para el Frente Progresista la Intendencia de Rosario. Sukerman reconoció la ajustada derrota sobre la medianoche. Tras 30 años, el próximo jefe comunal no será del Partido Socialista.

Un ex radical y ex ARI-Coalición Cívica, ahora con partido propio, será el próximo intendente de Rosario, que interrumpirá 30 años de hegemonía socialistas. Aunque se trata de un aliado, Pablo Javkin no es un “hombre” del PS.

Con un grupo de radicales alfonsinistas que lo conoce desde que todos militaban en la universitaria Franja Morada -entre fines de los 80 y principios de los 90-, Javkin consiguió la noche del domingo convertirse en intendente de la ciudad en la que nació.

No fue una gran elección, aunque el triunfo borra esos matices. Con el 99 por ciento de las mesas escrutadas, el candidato del Frente Progresista obtenía 180 mil votos. En las Paso, junto a su competidora, la socialista Verónica Irizar, cosecharon 178 mil.

Sin embargo, y a pesar del crecimiento de su principal competidor, el peronista Sukerman, le alcanzó para superarlo en unos 8 mil sufragios.

El postulante de Cambiemos que hace dos años arrasó en las elecciones a concejal, Rodrigo López Molina, alias Roy, quedó ubicado en el tercer puesto con 15 puntos, apenas un puñado de votos por encima de Juan Monteverde, de Ciudad Futura.

El ajustado triunfo de Javkin escenificó durante la noche el drama del conteo de votos. Pasadas las 21 salió a hablar en el Patio del Mercado y se dio por ganador, cuando apenas superaba por 500 votos a Sukerman.

Dijo que era “una elección muy reñida” que, de todos modos, lo tenía como triunfador. Estimó, en base a datos de mesas testigos, que obtendría una ventaja de entre un punto y medio o dos por sobre el candidato peronista. Fue 1,5, según el escrutinio provisorio.

Por la caída del Frente Progresista en la provincia, Javkin deberá gobernar los próximos cuatro años con un gobernador de otro color político. Algo que no le ocurrió a un intendente rosarino desde 2007, cuando otro rafaelino, el médico Hermes Binner, llegó a la Casa Rosada.

A diferencia de Javkin, que retuvo votos, Sukerman amplió su base de sustentación electoral. De los 113 sufragios que recolectó en las primarias –cuando no tuvo contendiente interno- llegó a los 172 en los comicios del domingo.

Hasta las 23.30 dio batalla. Tras la salida pública del candidato del Frente progresista, Sukerman consideró “irresponsable” a su adversario por darse ganador “con tan poca diferencia”.

Prometió pelear el resultado de la elección en el escrutinio definitivo –el único con validez legal- y pedir que se “abran las urnas y contar voto por voto”.

Un rato antes de la medianoche, a través de Twitter felicitó a Javkin por el triunfo.

A pesar de la ajustada derrota, Sukerman consiguió el 33 por ciento de los votos, 13 puntos más que lo que él mismo obtuvo hace cuatro años para igual categoría electoral, y de los que consiguió en 2017 cuando fue electo concejal.

Después de muchos años, el abogado que estuvo a cargo de la delegación local de la Ansés puso al peronismo en un lugar competitivo por la Intendencia de Rosario, que ocupó por última vez durante la primavera camporista, en 1973.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Allanaron C5N, en un nuevo ataque a la libertad de información

Efectivos de la Policía Metropolitana allanaron las instalaciones del canal de noticias C5