Tras el pedido de la institución santafesina, las automotrices harán una evaluación individual de las presentaciones recibidas en los organismos. Desde la Defensoría se insistió con la búsqueda de soluciones colectivas.

Profesionales de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Santa Fe se reunieron con referentes de las automotrices para continuar trabajando en el objetivo de dar respuesta a los consumidores de autoplanes que no pueden pagar las cuotas debido a los aumentos vinculados a la situación económico del país.

En esta ocasión se hizo hincapié sobre tres puntos en particular:

  • Evitar las ejecuciones de los vehículos y el paso a instancia legal de la deuda y la intimación a las garantías.
  • Contratación del seguro.
  • La posibilidad de aplicar un diferimiento de parte de la cuota, para lograr un equilibrio.

En cuanto a frenar la ejecución de los vehículos y pasar a legales a los adquirentes de planes morosos así como la intimación a las garantías, las automotrices plantearon que abordarán esos casos en forma individual siempre y cuando hayan hecho un planteo previo en cualquier oficina de la Defensoría del Pueblo y/o Defensa del Consumidor.

En lo referido a la contratación de seguros, las automotrices afirmaron que ante cada adjudicación de vehículos se le debe dar la opción al titular del vehículo entre un mínimo de cinco compañías de primera línea y los precios no deben tener ningún tipo de variación con respecto a los vigentes en el mercado.

Por último, se abordó la posibilidad de aplicar un diferimiento en la cuota. Sobre este punto los representantes del sistema financiero se opusieron señalando que perjudicaría a los integrantes del grupo que optan por pagar la cuota completa.

Los representantes de la Defensoría del Pueblo insistieron en la necesidad de encontrar propuestas que den respuesta en forma colectiva y no en forma individual y señalaron que continuarán trabajando en este sentido. También remarcaron que las cuotas deben ser acordes a la capacidad de pago hasta tanto haya una recuperación de la situación económica, dado que ello también aporta a la confiabilidad del sistema, al hacerlo previsible. Y, por último, observaron que la mitad del valor de las cuotas corresponde a gastos administrativos.

Finalmente, la Defensoría del Pueblo cuestionó el incumplimiento del deber de información al momento de la venta de las unidades y, posteriormente, cuando ocurre su adjudicación.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

El bautismo de fuego de Alberto

El rol del mandatario electo en la salida de Evo sano y salvo de Bolivia fue determinante