El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva acusó –mediante una carta dada a conocer a la prensa– al ex juez y actual ministro de Justicia, Sérgio Moro, de “parcialidad” y de tener tomada la decisión de condenarlo “antes incluso de recibir la denuncia de los fiscales”, y así allanar el camino de Bolsonaro a la presidencia.

“Mandó invadir mi casa y llevarme por la fuerza para declarar sin haberme citado nunca. Mandó intervenir mis llamadas telefónicas, las de mi mujer, las de mis hijos y hasta las de mis abogados. Lo que es gravísimo en una democracia”, remarcó el líder del Partido de los Trabajadores (PT) en el texto escrito en la cárcel de Curitiba, en el estado de Paraná, donde cumple su condena.

En 2017, Moro condenó a 8 años y 10 meses en primera instancia al ex mandatario por corrupción y blanqueo de dinero en el caso de un departamento en el municipio de Guarujá. Esta cuestión judicial lo sacó de la carrera presidencial, que luego ganó el ultraderechista Jair Bolsonaro. Una vez asumido, premió al Moro con el Ministerio de Justicia.

Lula explica que la denuncia era “tan falsa e inconsistente” que, para poder condenarlo, Moro “cambió las acusaciones de los fiscales”, y agregó: “Me acusaron de recibir un inmueble a cambio de favores pero, al ver que no era mío, me condenó diciendo que me fue «atribuido»”,

En la carta enviada a su ex canciller Celso Amorim y reproducida por el portal de noticias ruso Russia Today (RT), el preso político brasileño señaló que “si alguien aún tenía alguna duda sobre de qué lado el juez siempre estuvo y cuál era el motivo de mi persecución, las dudas terminaron cuando aceptó ser ministro de Justicia del Bolsonaro. Toda la verdad se aclaró: fui acusado, juzgado y condenado sin pruebas para no disputar las elecciones”.

El Tribunal Supremo Federal de Brasil suspendió este lunes la audiencia en la que juzgaría un nuevo pedido de libertad interpuesto por la defensa del ex mandatario, y adelantó que retomará el caso recién en agosto. Los abogados de Lula habían solicitado que el caso fuera juzgado con prioridad, debido a la avanzada edad del ex presidente, de 73 años.

Noticias relacionadas

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Pintadas e intervenciones en los espacios públicos

En estos días aparecieron una serie de pintadas en Rosario, la primera de ella en el Barqu