La Sala II de la Cámara de Casación Penal, por unanimidad, ratificó la prisión preventiva del ex agente de inteligencia Hugo Rolo Barreiro, lo cual representa un aval al juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla.

El fallo se dio este miércoles y apuntala la labor del magistrado de Dolores, que fue quien ordenó la prisión preventiva del ex espía que integraba la banda que, según la Cámara de Casación “socava el futuro de las instituciones democráticas”.

“Una organización que compromete la vigencia del Estado de Derecho” definió el tribunal colegiado a la banda que investiga Ramos Padilla, pese a las presiones que sufren jueces y fiscales de parte del gobierno nacional, que se muestra muy preocupado por la causa en la que se investiga la red política-mediática-judicial para espiar y extorsionar a empresarios y ex funcionarios, en la que está imputado el fiscal en rebeldía Carlos Stornelli.

Según publica el diario Página 12 Rolando Hugo Barreiro, ex espía de la SFI y miembro de la banda de D’Alessio, seguirá preso por la confirmación de la Sala II de la Cámara de Casación Penal, y que esa decisión también significa un apoyo a la Cámara Federal de Mar del Plata que viene estando de acuerdo con el magistrado. “En concreto, los integrantes de la Casación sostienen que Barreiro está imputado por integrar una organización de espionaje e inteligencia, lo que significa que tiene conocimientos y habilidades para obstaculizar la investigación. Pero, en sus fundamentos, el camarista Alejandro Slokar profundizó aún más el significado del expediente señalando que se indaga en hechos que afectan y afectaron el orden democrático”, indicó este miércoles el periodista Raúl Kollmann.

Presiones de la Casa Rosada

Cabe recordar que la Sala II de Casación tiene pendiente dos resoluciones de importancia sobre la competencia de Ramos Padilla en la causa y la rebeldía del fiscal Carlos Stornelli.

Como recuerda Kollmann, “la resolución unánime llegó en un momento en que la Sala II y en especial el juez Alejandro Slokar están bajo fuego justamente por el expediente de Dolores. En los últimos días hubo una feroz ofensiva desatada por Elisa Carrió, el propio D’Alessio, Stornelli y otros imputados en la causa de Dolores para sacar de la cancha a Slokar –lo recusaron– y por esa vía conseguir luego los votos en Casación para quitarle el expediente a Ramos Padilla”. 

Sala II está integrada por el mencionado Slokar, Ángela Ledesma y Guillermo Jacobucci, un trío de camaristas que tienen puesto el foco del poder político, mediático y judicial porque está en sus manos que el expediente de Dolores permanezca en manos de Ramos Padilla o migre hacia Comodoro Py, como pretende ese poder.

Que los camaristas “hayan votado en conjunto, con fundamentos muy parecidos, la confirmación de lo resuelto por Ramos Padilla, acotó el periodista de Página 12, quien agregó: “Rolo Barreiro estuvo en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) hasta 2016. Uno de sus últimos trabajos fue colaborar con el fiscal Bidone en la búsqueda de Ibar Pérez Corradi, prófugo por el tráfico de efedrina y por el triple crimen de General Rodríguez. Cuando (supuestamente) dejó la AFI empezó a realizar trabajos de seguridad con D’Alessio y en ese marco fue quien llevo al falso abogado hasta la fiscalía de Bidone, donde lo presentó como un agente importante de la DEA. A partir de ese momento, Bidone le proveyó a D’Alessio informes de entradas y salidas del país y entrecruzamientos de llamadas que el falso abogado usó para coaccionar y extorsionar. Por ejemplo, D’Alessio le dijo al empresario Pedro Etchebest que lo tenía investigado, que sus hijos habían salido del país tal día, que hablaban por teléfono con tal persona, exhibiendo así un poder intimidante. A eso agregaba su trato con Stornelli y con el periodista Daniel Santoro, todo lo que también exhibió para exigirle 300.000 dólares a cambio de solucionarle una supuesta difícil situación en la causa de las fotocopias de los cuadernos”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Allanaron C5N, en un nuevo ataque a la libertad de información

Efectivos de la Policía Metropolitana allanaron las instalaciones del canal de noticias C5