Es la ONG que premia al “mejor docente del mundo”. La Ctera la denunció en un informe como una de las principales operadoras en el negocio educativo, que avanza en la Argentina de mano de Macri.

La Fundación Varkey proyecta desembarcar en Santa Fe. Se trata de la ONG que anualmente entrega el Global Teacher Prize o el Premio al Mejor Docente del Mundo. En 2016, Sunney Varkey, el millonario creador de esta fundación, acordó con Mauricio Macri trabajar en la Argentina, en especial con el dictado de capacitaciones sobre liderazgo educativo. Cursos que factura en dólares y tienen como meta entrenar a directivos y docentes a convertirse en gestores de sus instituciones con un claro perfil empresarial. Otra manera de abrirles la puerta al mercado y a la privatización educativa.

El jueves 4 de julio pasado el diario La Capital publicó una nota sobre la visita de Peter Tabichi a la Argentina. Tabichi es un maestro de Kenia (Africa) que fue reconocido por “el mejor maestro del mundo” en marzo pasado. En esa competencia internacional también fueron nominados este año una docente rosarina y un educador de la provincia de Buenos Aires. En un recuadro publicado en ese mismo artículo del matutino local (“Una fundación que reconoce a los docentes del mundo”) se detalla que la Fundación “otorga un millón de dólares al ganador para invertir en proyectos educativos” y reproduce las declaraciones del titular de esta organización en la Argentina, Agustín Porres: «A la hora de premiar se tiene en cuenta el impacto de lo que se enseña en el aula sobre la comunidad, la historia de vida y la creatividad». Porres asegura -en esa misma publicación- que la fundación «desarrolla programas de formación para docentes y directivos de escuelas en las cinco provincias donde se encuentran en el país”. Y el artículo concluye: “Ahora aspiran a que el Ministerio de Educación provincial los habilite a trabajar en Rosario”.

Según pudo confirmar Redacción Rosario través de fuentes irrefutables del Ministerio de Educación de Santa Fe, el pedido de la Fundación Varkey se formalizó ante la cartera educativa a través de un correo donde solicitan “una reunión” que aún no está agendada oficialmente. Suficiente para poner la voz de alerta en la educación santafesina.

Más sobre Varkey

En septiembre del año pasado, la Ctera y la Internacional de la Educación (IE) presentaron el estudio “La privatización educativa en Argentina”, preparado por Myriam Feldfeber, Adriana Puiggrós, Susan Robertson y Miguel Duhalde. El capítulo 3 de este libro -disponible en internet- está dedicado a analizar “La presencia del sector privado en la definición e implementación de la política educativa: fundaciones, empresas y ONG´s en la educación argentina”.

Allí se señala que la participación del sector privado en las políticas educativas no es nueva en la Argentina, pero hoy se ha transformado “al colocar a los propios directores o gerentes de las empresas y fundaciones al frente del diseño y de la gestión de las políticas públicas”.

La investigación revela cómo “a partir de la llegada al gobierno de la Alianza Cambiemos, es posible advertir un fuerte proceso de desestructuración y redefinición de la educación pública y de su apertura al capital privado; trazando una línea de continuidad (e intensificación) respecto a la propia experiencia de tercerización de funciones de la educación estatal acumulada durante la gestión de Mauricio Macri como Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

El trabajo documenta de qué manera se tejen estas alianzas y convenios que permiten que quienes aspiran a hacer negocios con la educación pública tengan el camino allanado. Y cómo en esas estrategias, las capacitaciones -uno de los fuertes de trabajo de estas organizaciones- promueven “los valores de mercado en el campo educativo”, y garantizan “su participación en la definición e implementación de acciones de política educativa”.

Respecto de la Fundación Varkey, el informe destaca que se presenta como una organización sin fines de lucro creada -según la propia definición de esta ONG- “para mejorar los estándares educativos de los niños menos favorecidos de todo el mundo’ y que ‘todos los niños tengan acceso a un gran docente”. Además el estudio de Ctera advierte que el gobierno argentino impulsa “una inserción de mayor alcance de la fundación en el país”, y pone como ejemplo que la Fundación Varkey ha comenzado a trabajar en Argentina desde octubre de 2016 para implementar el programa “Leadership & Innovation”, diseñado en conjunto con el Ministerio de Educación nacional. Este programa de liderazgo e innovación educativa consiste en una capacitación intensiva destinado a reconocer “el papel del líder en las escuelas del siglo XXI”.

De acuerdo con la investigación de Ctera, la Fundación Varkey ya opera en las provincias de Buenos Aires, Mendoza, Salta, Corrientes y Jujuy. En el estudio se analizan los convenios firmados con esta ONG. Uno de los datos llamativos es el pago en dólares de los servicios que se presentan como parte de un “convenio”.

Varkey y Macri

El 25 febrero pasado la educadora Myriam Feldfeber -también una de las autoras de la investigación de Ctera y de la IE- publicó un artículo en el diario Página 12 titulado “Educación S.A.”. Fue poco antes de la entrega del Premio Global de la Fundación Varkey, para el que también estaban nominados dos educadores argentinos. La profesora e investigadora de la Universidad de Buenos Aires (UBA) destaca en ese artículo que el problema no son los docentes reconocidos, cuyos méritos no son objetables, sino Sunny Varkey y Mauricio Macri: “La relación entre ambos data de comienzos de este gobierno. En enero de 2016, a poco de su asunción el 10 de diciembre de 2015, Macri se reunió en el Foro de Davos con Varkey. De acuerdo con la información brindada entonces por la Casa Rosada, en el encuentro Macri y Varkey dialogaron sobre el interés de GEMS Education de llevar a la Argentina una propuesta para realizar un entrenamiento a maestros y profesores, que se está aplicando en otras partes del mundo. También hicieron hincapié en un proyecto de escuelas privadas con nuevas tecnologías y señalaron que la propuesta permitirá mejorar y potenciar el nivel educativo en la Argentina”.

Feldfeber repasa que –según Forbes- la fortuna de Sunny Varkey “asciende a 2.500 millones de dólares. La cifra lo ubica en el número 62 del listado de billonarios (los que tienen más de mil millones de dólares) de la India. A nivel mundial está en el puesto 1020”.

También que “en 1959 Varkey creó GEMS Education, la empresa de ‘servicios educativos’ más grande del mundo. Gestiona escuelas en 176 países, llega a unos 120 mil estudiantes y tiene un valor de mercado de alrededor de cuatro mil millones de dólares. En 2017 facturó 962 millones de dólares, y en los primeros 6 meses de 2018, 602 millones, un 9,5 por ciento más que en el mismo período del año anterior”.

Uno de los principales inversores –continúa el artículo- en GEMS Education es Blackstone, uno de los fondos de inversión (acá lo llamaríamos ‘fondos buitre’) más grandes del mundo, que maneja activos por 380 mil millones de dólares. En España se convirtió en la principal empresa inmobiliaria del país. En los últimos años hizo varias inversiones en la Argentina, en sectores como telecomunicaciones, energía y juegos de azar”.

Feldfeber subraya que la relación que caracteriza hoy -en general- a las fundaciones y ONGs sostenidas por empresarios “se están transformando, como en el caso de otros países de la región, en los interlocutores privilegiados del gobierno”. Alerta así que “se integran en redes políticas que promueven valores y desarrollan acciones similares en distintos países. Y por supuesto, buscan desarrollar sus negocios en un sector cada vez más lucrativo como el de la educación, en especial todo lo vinculado a las nuevas tecnologías y la educación a distancia”.

Otro dato clave que aporta la especialista es que “la Argentina participa desde 2017 como el primer país de América Latina que se asocia al Global Education & Skills Forum, el evento anual en el que se reúnen jefes de estado, ministros de educación, representantes de casi todos los países del mundo, docentes, y medios de comunicación. Allí se entrega anualmente el Premio al Docente Global, y sus organizadores lo llaman ‘el Davos de la Educación’”.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Info General

Dejá un comentario

Sugerencia

Buscan brindar respuestas rápidas a víctimas de delitos

El Consultorio Jurídico Gratuito (CJG) de la UNR y el Ministerio Público de la Acusación (