El especialista en Medio Oriente Néstor Suleiman, refutó la intención de EEUU de responsabilizar a Hezbollah por el atentado contra la Amia: «Hezbollah no tiene interés en nuestro país, las acusaciones están fuera de lugar”.

Suleiman, profesor de Ciencias Sagradas y Filosofía, en diálogo con el programa Sobre la hora de  Radio Cooperativa de Buenos Aires, se refirió a la intención que tiene Washington de hacer responsable a la organización libanesa del atentado que hace 25 años voló la mutual judía y aún continúa impune: «Es imposible que Hezbollah tuviera hace 25 años la logística e infraestructura para una acción como Amia».

El docente amplió sus conceptos, y destacó que “lo que hay que tener en cuenta en esto de querer vincular a Hezbollah con el atentado ocurrido hace 25 años en la Amia, es que como organización político-militar no ha hecho ninguna acción fuera de los territorios libanés, sirio o iraquí”. Y agregó: “Habitualmente actúa en Siria e Irak, asistiendo a los gobiernos de esos países”.

Suleiman razonó: “Si nos ubicamos 25 años atrás, es imposible que Hezbollah tuviese una logística para llevar adelante un atentado de esa naturaleza en la Argentina, Creo que la investigación debería buscar por otras pistas”.

Respecto del decreto que firmó el presidente Mauricio Macri, declarando a Hezbollah como organización terrorista, Suleiman señaló: “Es una cuestión que no tiene sentido, porque Hezbollah no existe en nuestra realidad, es toda una fábula, un cuento a partir de esta idea de ir demonizando a esta organización, que tiene su aspecto negativo, pero en Medio Oriente”.

En ese sentido, el especialista sostuvo que Hezbollah “coopera con el gobierno sirio para tratar de neutralizar o acabar con cualquier insurgencia que se levante en contra del gobierno, con perfil de nepotismo, que conduce desde hace un poco más de 45 años la familia Al Assad”.

En esa línea, Suleiman puntualizó que “Hezbollah es el que adiestra, el que prepara, el que entrena a las milicias del gobierno federal iraquí en la embestida contra los movimientos insurgentes en la Irak hoy ocupada tanto por EEUU como por las guardias revolucionarias islámicas de Irán, en un proyecto de sociedad en común que tienen tanto los EEUU como la República Islámica de Irán”.

El académico rosarino agregó que “Hezbollah es, en el escenario libanés, una estructura política con la que es difícil llevar un frente en común contra las actividades del Estado sionista, porque Hezbollah siempre espera las decisiones de Teherán, y en función de esas decisiones opera en Siria, el Líbano e Irak”. 

Con respecto a la presunta presencia de Hezbollah en la Argentina, Suleiman consideró que “hablar de un decreto presidencial, de una normativa que acusa a Hezbollah como una organización terrorista me parece que es una cuestión fuera de lugar”.

Al ser consultado por el sentido que podría tener importar un conflicto ajeno y lejano, Suleiman opinó que “tiene que ver con la embestida que lleva a cabo la Delegación de Asociaciones Israelitas de la Argentina (Daia), que explota el atentado contra la Amia –que toda persona de buena voluntad debe condenar– para ir generando un estado de tensión y evitar una verdadera investigación sobre este hecho”.

Acto seguido, apuntó que “cuando se avanzó con el memorándum (de entendimiento con Irán), que era una alternativa para cercar a Irán, que era potencialmente responsable, y llegar a un verdadero esclarecimiento sobre el atentado, los que fogonearon permanentemente contra esa salida fueron los dirigentes de la Daia”.

Suleiman avanzó en esa línea y consideró que “tampoco se habla mucho del atentado contra la embajada de Israel en Buenos Aires. ¿Fue un atentado ¿O quizá fue un autoatentado? ¿Qué pasó en la embajada? ¿Por qué se habla poco de la embajada, qué pasó dos años antes del atentado terrorista contra la Amia? ¿Nadie se pregunta eso?”.

Cuando se le precisó que el gobierno israelí felicitó a su par argentino por su decisión de incluir a Hezbollah como organización terrorista, y se lo consultó sobre las posibles consecuencias de ese alineamiento de la política exterior argentina, Suleiman fue taxativo: “Así como el gobierno anterior tuvo un acercamiento con los palestinos, con el mundo árabe –me refiero a la última gestión de Cristina Kirchner– este gobierno (de Macri), que está en la vereda de enfrente, ha llevado adelante una política en el marco internacional de alineación con la hoja de ruta de Donald Trump y el Departamento de Estado de EEUU, y no solamente lo hace en una clara sintonía con Israel, sino también en el plano de América latina, tratando de llevar a cabo políticas en contra del gobierno venezolano, en un frente común con (el presidente de Brasil, Jair) Bolsonaro, con quien pretenden desestabilizar a los últimos gobiernos populares que tenemos, como el de Evo Morales y Nicolás Maduro”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Nación destinará fondos de la AFI a la lucha contra el coronavirus

La medida se oficializará en el Boletín Oficial a través de una decisión administrativa qu